El mega caso del Conavi

Vía costarricense

Johnny Soto Zúñiga

Johnny Soto

En En los últimos días el país ha sido sorprendido con las denuncias de actos de “corrupción” en la utilización de fondos públicos del Estado para las contrataciones de obras de infraestructura con varias empresas constructoras; pagos irregulares, pago de facturas, inflación de precios etc. La Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción durante alrededor de 3 años ha venido realizando la investigación de este “mega caso denominado “cochinilla”. En realidad, se observa un trabajo profundo, bien llevado al estilo de las mejores Policías judiciales del mundo; por ejemplo, en EE.UU. tienen al FBI acostumbrada a llevar casos alta complejidad y donde casi siempre están de por medio muchos millones de dólares etc.

Las órdenes de allanamientos realizadas en el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Casa Presidencial, el Ministerio de Hacienda; Oficinas de las Constructoras contratantes, casas individuales de los involucrados; con un despliegue de más de 700 funcionarios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realmente fue extraordinario; y que finalmente involucraron más de 50 personajes; varios se encuentran detenidos en las celdas judiciales; otros quedaron en libertad; y se está en las audiencias ante el Juez; para ver cuales medidas cautelares se dictan con base en el Código Procesal Penal como la prisión preventiva u otras medidas, para este tipo de aparentes delitos imputados que en principio se han indicado estarían la malversación de fondos, peculado, tráfico de influencias, coimas, favores sexuales y sobornos constantes, y otro tipo de dádivas etc.

Vemos entre los imputados: funcionarios públicos; así como empleados y dueños de las empresas constructoras del sector privado; se dice que la corrupción proviene de ambos lados; lo que lesiona la Institucionalidad costarricense, y se malversa los fondos públicos del país; este gran caso cochinilla destapa toda una red al rancio estilo de las mafias y el crimen organizado; donde un grupo estructurado con inteligencia y logística actúan de manera concertada con el objetivo de cometer los delitos graves. El Ministerio Público realizó la investigación utilizando las herramientas tecnológicas actuales como son las intervenciones telefónicas, audios, videos, testimonios, documentos; así como será fundamental las computadoras incautadas y otra serie de documentos, facturas, ordenes de compra, oficios etc., que permita a la Fiscalía sostener los delitos realizados por el supuesto grupo criminal. Vemos el desfile de abogados defensores muchos duchos en la materia penal que le harán frente a los alegatos y argumentos y procedimientos que soliciten los Fiscales.

Al parecer la denuncia inicia desde el año 2018 de parte de una empresa perjudicada con los contratos viales, ya que solo favorecieron a unas cuantas entre ellas aparentemente las empresas Meco, H.Solís, Constructora Herrera, Constructora Montedes y Alsofrutales, La Compañía Asesora de Construcción e Ingeniería (Cacisa) e Ingeniería Técnica de Proyectos (ITP) éstas dos últimas fueron contratadas por el Estado para supervisar las obras que realizan las empresas constructoras; conforme a lo expresado por el director del OIJ Lic. Walter Espinoza y que finalmente se ejecutó los 57 allanamientos deteniendo a 29 personas por “presuntos actos de corrupción” investigados durante estos dos años. Se señala que la aparente malversación de fondos produce un déficit de 78.000 millones de colones entre los años 2018, 2019 y 2020. Sin embargo, sería importante conocer si en años anteriores también se dieron algunos favorecimientos indebidos hacia las empresas involucradas u otras, en la construcción y mantenimiento de carreteras en todo el país.

El Director del OIJ Lic. Espinoza concluye que: “ese esquema representaba un asocio delictivo que estaba provocando mucho daño al país y que, eventualmente, incrementaba el costo de obras y que es ilegítimo, irregular y delictivo desde la hipótesis de investigación”. “Esas empresas tenían el monopolio de adjudicaciones o ganaban licitaciones que se exponían en el ámbito público por apoyo de funcionarios que daban beneficios irregulares. El proceso de investigación permitió establecer que había un sistema de intermediación entre las empresas privadas y los funcionarios públicos que permitía la entrega de los sobornos o regalías, el ulterior lavado y ocultamiento de esos movimientos”.

Realmente debemos aplaudir el desarrollo de la investigación compleja realizada por el OIJ; que han demostrado el cumplimiento del deber en nombre del Estado y toda la ciudadanía; que pudieron llegar a la posibilidad de destapar toda una presunta organización criminal; que mediante la compilación de las pruebas y elementos tendrán que exponerse en el Proceso Penal; que se basa mucho en la prueba indiciaria de los aparentes delitos; y que el Juez tendrá que valorar y determinar cuáles de los hechos indagados constituyen ilícitos conforme a lo que dispone el Código Penal de Costa Rica y la Ley N° 8754 contra la Delincuencia Organizada; y demás normativa vigente como la Ley N° 8422 Contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la Función Pública; etc.

El flagelo de la corrupción es como “una bomba de material radiactivo”; una vez que explota, nada ni nadie la puede parar; y dependiendo de la cantidad de material que se utilice, son los efectos de la devastación que produce. Si después de la primera bomba localizada en un sitio específico de nuestro territorio, y sus actores intelectuales lograron los resultados esperados; a lo largo de los años han continuado con sus prácticas destructivas asolando a su paso, como unidades, naturaleza y destruyendo, incorporando y comprando “conciencias” de personas que piensan que el caos nos los va a tocar o llegar a ellos. Los actores corruptores se reúnen, se ríen, mientras conspiran y “reparten palmaditas en los hombros” a los sobornados, hasta abrazos, besos y favores sexuales, sintiéndose éstos felices de haber sido admitidos “por su talento y servilismo” en un club tan exclusivo en que hasta les enseñan las computadoras con un registro de todo lo que poseen en Costa Rica y en otros países a los que al parecer también se han cometido “delitos transnacionales” y han repetido el mismo esquema.

De manera, que tienen dentro de su sistema los funcionarios públicos y privados del más alto nivel, intermedio y hasta los más rasos; todos agradecidos por que les “dan de comer” y les ayudan a satisfacer las bajas pasiones de ambición, dinero y poder. Entonces en que consiste el éxito de la estructura criminal; que el poder reside en mentes brillantes que lo utilizan en su beneficio personal, sus empresas y familias; identifican otras mentes talentosas las que convierten en sus socios o aliados; y los hacen creerse “sus incondicionales”, aunque hemos visto a varios de ellos que terminan perdiendo sus bienes, familia, trabajo, dignidad y guardando una pena en la Cárcel; por la traición de los que creyeron leales; esto se ha venido repitiendo durante varias décadas; y esperemos que en esta oportunidad caigan todos los actores intelectuales y sus ramificaciones más altas; ya que hasta la fecha han gozado de total impunidad.


Revise también

Johnny Soto

Vacunación y el interés público

Vía costarricense Johnny Soto Zúñiga El Gobierno de la República emitió el decreto ejecutivo N° …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.