El Día de la Tierra

Vía costarricense

Johnny Soto Zúñiga

Johnny Soto

El 22 de abril de cada año se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra, más conocido como el Día de la Tierra; se indica que su promotor fue el senador estadounidense Gaylord Nelson, con el objetivo “de crear una conciencia común a los problemas de la sobrepoblación, la contaminación, la conservación de la biodiversidad” y todos los temas ambientales para proteger la Tierra que es nuestro hogar, el planeta en que Dios El Eterno quiso que naciéramos y viviéramos entre muchos ecosistemas y todos los seres vivos que habitan en la naturaleza. Todos sin distinciones debemos contribuir con acciones y decisiones a favor del bienestar de la Madre Tierra; que a su vez es indisoluble con la calidad de vida de todos los seres humanos que la habitamos. Los Gobiernos deben adoptar políticas públicas decisivas en esta materia.

Los problemas que atacan directamente a la Tierra son muchos, el cambio climático, la contaminación y basura que llega día a día a los océanos, a las tierras, el aire y el agua dulce; los incendios forestales, las inundaciones, los huracanes, las pandemias sanitarias como la actual covid-19, el riesgo de las armas nucleares etc.; y todas las incidencias en la biodiversidad, la deforestación, el cambio en el uso del suelo, la producción agrícola, la ganadería intensiva, el tráfico comercial ilegal de la vida silvestre. Como señala el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente cada 4 meses emerge una nueva enfermedad infecciosa en los seres humanos, siendo el 75% provenientes de animales. Se deben restaurar los ecosistemas dañados para combatir la pobreza, el cambio climático y prevenir la extinción masiva. Son acciones que la ONU está analizando y que realiza Cumbres para incentivar la conciencia en todos los países de la problemática existente en la Madre Tierra.

En nuestro país, el referente supremo es el artículo 50 de la Constitución Política que expresa en su segundo párrafo: “Toda persona tiene derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. Por ello, está legitimada para denunciar los actos que infrinjan ese derecho y para reclamar la reparación del daño causado. El Estado garantizará, defenderá y preservará ese derecho. La ley determinará las responsabilidades y las sanciones correspondientes.” Por, lo tanto todas las acciones, leyes y actos administrativos que emitan los Poderes de la República y sus Instituciones; deben ser preservando el principio superior de protección a la Tierra; que es indisoluble con el ambiente sano y ecológicamente equilibrado; si todos ayudamos a su protección y conservación estamos ayudando a mantener nuestra casa común; que es el planeta en que vivimos. Por eso existen una serie de Tratados Internacionales, donde Costa Rica es un referente destacado en toda esta materia en favor de la Tierra.

La jurisprudencia reiterada de la Sala Constitucional del principio precautorio es de avanzada en esta materia que expresa en el Voto N°2008-14193: “Y es que el asunto, finalmente, no solo debe considerarse inescindiblemente unido al valor de la paz, sino también al derecho a un medio ambiente sano. En cuanto a este último se considera pertinente recordar el principio precautorio, como uno de los que caracterizan la protección del derecho en cuestión. Por sentencia N°2004-01923 se manifestó lo que sigue: “Uno de los principios rectores del Derecho Ambiental lo constituye el precautorio o de evitación prudente. Este principio se encuentra recogido en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo o Declaración de Río, la cual literalmente indica “Principio 15.- Con el fin de proteger el medio ambiente, los Estados deberán aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades.

Cuando haya peligro de daño grave e irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente”. Entonces Costa Rica; considero que desde hace varias décadas hasta la fecha ha venido impulsando una serie de iniciativas y leyes que en el marco integral ayudamos a la protección de la Madre Tierra; y más ahora con el acceso a nuevas tecnologías y creación de infraestructura buscamos mejorar la convivencia humana. Este tema realmente es de nunca acabar; pero si podemos mitigar los daños que sufre el Planeta; los riesgos se convierten en retos y desafíos en la toma de las acciones y el Derecho Constitucional y todas las leyes aprobadas a la fecha, así como los principios garantizan la tutela efectiva en favor de la Tierra.

En 1995 se aprueba la Ley Orgánica del Ambiente en la Administración Figueres Olsen (1994-1998) y antes en 1973 se había aprobado la Ley General de Salud; son las leyes principales para regular las bases del ambiente en el país. La conservación de los parques y reservas nacionales y otras zonas protegidas viene a preservar la biodiversidad. En el gobierno de Daniel Oduber (1974-1978) se promovió la creación de Parques nacionales, promulgó la Ley de Incentivos Turísticos que dio las bases para el turismo ecológico; creó el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR); todas estas iniciativas son parte del gran impulso del país al desarrollo de políticas públicas en pro de la Tierra y el bienestar de los seres humanos. También el 6 de julio de 2007 la Administración Arias Sánchez lanza el programa “Paz con la naturaleza” una iniciativa que plantea soluciones a nivel local e internacional con el fin de revertir el calentamiento global, reforestar zonas boscosas e impulsar sistemas de producción de energía más limpios.

Las Leyes: N°7575 Ley Forestal, N°7317 Conservación de la vida silvestre, N°7788 Ley de Biodiversidad y otras y sus Reglamentos; buscan integrar la conservación y el uso sostenible de los elementos de la biodiversidad en el desarrollo de políticas socioculturales, económicas y ambientales y promover la participación activa de todos los sectores sociales en la conservación y el uso ecológicamente sostenible de la biodiversidad, para procurar la sostenibilidad social, económica y cultural (Fuente: Internet), y así otras Leyes y Reglamentos que son fuente suprema en la lucha por preservar nuestro Planeta. Finalmente, todas las Instituciones Públicas y Privadas; las Municipalidades, Asociaciones de Desarrollo Comunal, ONGs, y otras organizaciones sociales nacionales e internacionales deben preocuparse por proteger el bienestar de la Tierra; es así como debemos celebrar día con día el Día de la Tierra.


Revise también

Hernán Imhoff

Código QR: el efecto perverso

Hernán Imhoff En sociología existe un concepto bastante difundido para explicar cómo en algunas circunstancias …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.