El descalabro de UCCAEP

Progresemos

Carlos Manuel Echeverría E.

Carlos Manuel Echeverría

Entre 1987 y 1994, fungí como director ejecutivo fundador, de la Federación de Entidades Privadas de Centroamérica y Panamá (FEDEPRICAP), entidad creada cuando inicié mi gestión, honrado por distinguidos empresarios centroamericanos como don Roberto Murray Meza (salvadoreño), don Edmundo Gerli (costarricense, QDDG), don Enrique Bolaños Geyer (nicaragüense, posteriormente presidente de su país), don Vicente Williams (hondureño, posteriormente vicepresidente) y don José Joaquín Vallarino (panameño, QDDG). La entidad, cúpula empresarial centroamericana, fue creada en un contexto confrontativo al extremo en la Región, para promover valores , fomentar el desarrollo inclusivo y para tender puentes a los otros sectores socio-productivos, sin excepción, de la sociedad centroamericana. Cada país tenía dos instancias asociadas: la cúpula política y la instancia privada que promovía el desarrollo. Por Costa Rica participaban la Unión Costarricense de Cámaras, Entidades Privadas y Afines (UCCAEP, dirigida en ese tiempo por el Lic Roberto Suñol y CINDE, dirigida por el distinguido servidor público, don Federico Vargas Peralta. Por esos antecedentes es que me atrevo a comentar sobre el tema UCCAEP.

No es fácil para una cúpula nacional como UCCAEP, maniobrar en el ambiente político nacional, del que indudablemente, una instancia como UCCAEP forma parte. A su interior, a pesar de la prevalencia de valores fundamentales, convergen cámaras o gremiales con intereses a veces encontrados. Las contradicciones tienden a saltar en momentos complejos, donde el sector empresarial privado no puede titubear y tiene que ser muy claro y estratégico en sus planteamientos.

Las diferencias al interior de las cúpulas deben manejarse con firmeza, pero con cuidado, preferentemente “entre casa”. Nos pasaba en FEDEPRICAP en algunos casos, que los efectos negativos de las contradicciones al interior de las cúpulas empresariales afectaban seriamente la cohesión de la instancia. En ese tiempo se originaban más que todo en el choque entre las cámaras o gremiales interesadas en defender el proteccionismo y las simpatizantes de la liberalización del comercio, que aunque se daban a nivel nacional, trascendían a la cúpula empresarial centroamericana. Como nosotros defendíamos principios más que intereses, aunque siempre estuvimos vigilantes en defensa de los legítimos intereses sectoriales, le dejábamos la defensa de los intereses sub sectoriales a las gremiales regionales especializadas, como es el caso de FECAMCO y FECAICA.

Tuvimos suerte con quienes presidieron FEDEPRICAP, todos sin excepción gente con liderazgo en su país, propuestas sin discrepancia por las instancias de su país, dedicados y capaces, provenientes de subsectores fuertes y que nunca mezclaron intereses particulares con los de FEDEPRICAP. Fungían en el cargo por un año y en general eran gente con claridad estratégica. La visión estratégica fue una característica de la FEDEPRICAP de esos años, que llegó a convertirse en un actor clave cercano a las cumbres presidenciales en esos difíciles tiempos, en la construcción del SICA, incluyendo la constitución del Comité Consultivo (CC-SICA), co-fundado por FEDEPRICAP y un sector del sindicalismo centroamericano, halando luego, con una política de puerta abierta, a prácticamente todas las instancias de la sociedad civil regionalizadas en representación de bases nacionales. En esos años, tuvimos en FEDEPRICAP, un liderazgo colectivo que incluyó personas de especial sensibilidad multidimensional.

Confío en que la UCCAEP superará su actual difícil entuerto y que salga fortalecida. El país necesita entendimientos entre las principales instancias sociales. Para que tengan validez y perduración, los acuerdos deben lograrse entre entidades fuertes, consistentes. Parafraseando a don José María Figueres: “Costa Rica necesita Gobierno fuerte, gremiales empresariales, privadas y cooperativistas fuertes e instancias laborales, sindicales y solidaristas también fuertes.” Hoy en día, las tres instancias flaquean y eso no nos sirve.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.