Edificio de la Embajada de México

Bazar digital

Carlos Revilla M.

Carlos Revilla

La semana pasada escribí sobre la historia de la Casa Amarilla, la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores. Cerca de ahí, hay otro edificio muy especial, me refiero, por supuesto, al Edificio de la Embajada de México, que está 75 mt al este de la cancillería, y que encierra un gran significado histórico para los costarricenses.

Todos los días pasaba por la parte de atrás de la embajada camino a la escuela, esto porque la construcción va de calle a calle, y siempre me llamó la atención por sus características arquitectónicas. Está ubicada en un sector que es muy emblemático por sus construcciones. En sus alrededores hay varias edificaciones que son patrimonio histórico-arquitectónico, lo que conforma un sector de la ciudad muy especial.

El lugar es un hito arquitectónico e histórico en la ciudad de San José. Está considerado como una de las tres obras arquitectónicas más importantes relacionadas con política exterior, junto con la Casa Amarilla y el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE). También tiene una gran importancia historia, relacionada con la guerra civil de 1948, que les contaré más adelante.

Por cierto, aunque el edificio donde está la Embajada, cumple todos los requisitos para ser también patrimonio, esto no sucederá, dado que las embajadas son consideradas como territorio extranjero, es decir del país del cual es sede. Sin embargo podemos atestiguar que el Gobierno de México, la tiene entre una de sus embajadas más preciadas, y le da el mantenimiento necesario, por lo que luce esplendorosamente.

Empecemos contando un poco de su historia.

La obra es del Arquitecto José Francisco Salazar Quesada, de estilo neocolonial, inspirada en los Palacios Mexicanos. Fue construida en 1924, por la famosa empresa constructora de doña Adela Gargollo Vda. de Jiménez, conocida por los costarricenses como la “Reina del Trabajo”; toda una institución en aquella época. Se inauguró el 20 de diciembre de 1929. El Gobierno de Costa Rica donó al de México el terreno.

La construcción del edificio se acordó cuando era Presidente de Costa Rica Cleto González Víquez, y de México Plutarco Elías Calles. Cuando se inauguró el edificio, era Presidente de México Emilio Portes Gil y encargado del despacho de Relaciones Exteriores, Genaro Estrada. De Costa Rica, el mismo don Cleto era el Presidente y el Ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Smith.

En la fachada hay una placa con algunos datos relevantes. Es muy curiosa, porque no es una placa normal, mas bien se sale de lo corriente, hecha de lo que parecen ser mosaicos de cerámica de colores, por la Casa Rebell, en la Avenida Juárez del D.F.

El significado histórico del edificio, como mencioné, está relacionado con la guerra civil del 48. En esa oportunidad, los actores involucrados en la guerra, el Ejército de Liberación Nacional de José Figueres, y el presidente Teodoro Picado, solicitaron al cuerpo diplomático su mediación en el conflicto; que en realidad era negociar los términos para la rendición del Gobierno.

Es así como el 19 de abril de 1948, mediante conversaciones entre Picado, sus representantes y el delegado de don Pepe, el Padre Benjamín Núñez, se firmó un acuerdo preliminar para terminar la guerra, que pasaría a ser conocido como “El Pacto de la Embajada de México”, debido a que fue firmado en el edificio de la embajada, con el auspicio del cuerpo diplomático, y por eso en su último párrafo se reconoce sus gestiones:

Los firmantes del presente acuerdo, dejan constancia expresa de que reconocen los nobles sentimientos humanitarios que en todo momento han inspirado la gestión del Cuerpo Diplomático. Agradecen en nombre de la Patria su desinteresada intervención en pro de la paz y manifiestan que los representantes de esa Alta Corporación, en ningún momento se apartaron de la neutralidad absoluta, ni tendieron con sus actuaciones a mejorar o empeorar la situación política de algunas de las partes militantes o a favorecer o entorpecer sus planes u operaciones militares

La siguiente es una fotografía de la mesa, dentro de la embajada, donde firmaron el acuerdo Teodoro Picado y Benjamín Núñez.

Embajada de México

En esta mesa se firmó el 19 de abril de 1948 el “Pacto de la Embajada de México” que puso fin a la guerra civil de Costa Rica.


 
En ese entonces era Embajador de México en Costa Rica, el Sr. Carlos Darío Ojeda Rubira y Presidente de México Miguel Alemán Valdez.

Si quieren más detalles, en el sitio web de la Embajada, hay un texto (pdf) donde se detallan estos y otros aspectos de las relaciones de México y Costa Rica, con datos e imágenes de la construcción y el interior del edificio.

Como ven toda una historia detrás de ese bello edificio.

Como anexo, les doy un poco de información sobre dos construcciones del sector que son patrimonio histórico-arquitectónico.

Apartamentos Interamericanos

Apartamentos Interamericanos

Edificado a finales del siglo XIX en ladrillo, para ser utilizado como molino para la elaboración de harina de trigo.

La propiedad conocida con el nombre de Molino Victoria, fue adquirida por el expresidente Rafael Yglesias Castro y convertida en molino de café, durante las primeras décadas del siglo XX. En la década de los cuarenta, fue remodelado para uso habitacional por el Ingeniero Francisco Jiménez Ortiz.

Presenta rasgos arquitectónicos y decorativos de los estilos neocolonial y neoclásico, características en las construcciones costarricenses de la primera mitad de este siglo.

En la década de los años 40’s del siglo pasado, los ingenieros estadounidenses que construyeron la Carretera Interamericana estaban en el país y decidieron alquilar todo el edificio, por eso se les llamaban los Apartamentos Interamericanos, nombre que perdura hasta la fecha.

El inmueble está ubicado entre avenidas 7 y 7 bis, calle 15, contiguo a la Embajada de México.

Balaustrada

Balaustrada

Muro de piedra con su correspondiente balaustrada y escalinatas de acceso, es un valioso elemento arquitectónico que se integran con su diseño en el entorno social, cultural y natural en que se ubica. Fue diseñado y construido por el Ingeniero José Francisco Jiménez Ortiz en la década de 1940.

Está ubicado diagonal a la esquina noroeste de las instalaciones del Centro Nacional de la Cultura (CENAC), en la calle 15, entre avenidas 7 y 7 bis, en San José, Barrio Otoya.

¿Qué es una balaustrada?, veamos lo que nos dice la Wikipedia: “Un balaustre o balaústre (del griego, balaustion; latín balaustium, ‘flor de granada’) es una forma moldeada en piedra o madera, y algunas veces en metal, que soporta el remate de un parapeto de balcones y terrazas, o barandas de escaleras. El conjunto de balaustres se denomina balaustrada.”

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…


Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

2 respuestas a Edificio de la Embajada de México

  1. Saúl Weisleder 15-05-2017 en 10:29 pm

    Gracias de nuevo Carlos. Creo que en lo de la Embajada de México, se hizo un intercambio de terrenos entre ambos países. CR posee también una bella residencia en la Ciudad de México, cerca de la Avenida de las Palmas. No sé si el costo de las construcciones corrió también por cuenta del país sede o del que la posee.

    Responder
    • Carlos Revilla 16-05-2017 en 4:09 pm

      Que yo sepa no fue algo concertado. El Gobierno mexicano reciprocó el gesto de Costa Rica, con el terreno y una casa ya constuida. En el caso nuestro fue solo el terreno y México construyó el edificio.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.