Costa Rica “Pura Vida”

Desde mi perspectiva

José Francisco Bolaños Arquín

José Francisco Bolaños

Gran expectativa generó la final de la Liga de Campeones de la UEFA (Champion League) el pasado 20 de junio, no solo en Costa Rica, España e Inglaterra, sino en el mundo futbolero, donde cientos de millones siguieron la final a través de la televisión, entre el Real Madrid de España que ganó con un marcador de 3 a 1 al Liverpool de Inglaterra, conquistando su tercera copa consecutiva, en el torneo más prestigioso del mundo.

La excelente y brillante actuación del portero costarricense Keylor Navas en uno de los equipos más importantes y emblemáticos del mundo, nos llena de orgullo a todo los ticos y gracias a su desempeño, durante todo el torneo, fue elegido en el equipo ideal de tan prestigioso certamen.

La popularidad del equipo español en el mundo, ha influido positivamente en divulgar la frase muy usada por nuestro compatriota “Pura Vida” y relacionarla con nuestro país. La organización del equipo la ha utilizado en actividades deportivas, al igual que la prensa española y los aficionados del Real Madrid.

Es una expresión muy usada por los costarricenses desde hace muchos años como saludo o despedida principalmente. Una frase cada vez más conocida fuera de nuestras fronteras; que se ha posicionado dándole un realce sin precedentes a la imagen de nuestro país, difícil de cuantificar en términos económicos, recursos que no cuenta el Instituto Costarricense de Turismo, para lograr a través de una campaña publicitaria un impacto similar.

Hemos sido testigos de entrevistas y documentales de la televisión española, donde se ha generalizado el “Pura Vida”. Hace algunos días, en entrevista a aficionados españoles y seguidores del equipo que hablando de Navas gritaban esa frase. En un reportaje de la Televisión Española en una prestigiosa universidad inglesa, donde a un estudiante español le preguntaron que “cómo se sentía en esa casa de estudio”, contestó “Pura Vida”. Recientemente un amigo visitó Madrid y me contó que llevó camisetas impresas con una leyenda de “Costa Rica” y “Pura Vida”, la gente se identificaba y le comentaban de nuestro país. Lo más curioso es que le ofrecían comprársela, tanto así que un seguidor del Real Madrid y del Atlético de Madrid fueron los favorecidos con el obsequio, de los cuales recibió un gran agradecimiento.

El principal mercado turístico de nuestro país es los Estados Unidos con 1.3 millones de 3 millones que nos visitaron al año pasado; sin embargo, cada vez más aerolíneas europeas están llegando a Costa Rica generando un potencial cada vez mayor, esto debido a que nuestro país es reconocido y apetecido como un destino especial para los amantes del ecoturismo, que buscan ese acercamiento con nuestra abundante y exótica naturaleza.
Tenemos un pequeño territorio de 51.000 km cuadrados, con una concentración del 5% de la biodiversidad en menos de 0,1% de la masa terrestre: El 25% de la superficie la conforman los parques nacionales, volcanes, reservas, hermosas costas en el pacífico, el Caribe y la Isla del Coco, Patrimonio de la Humanidad. Un país que ha logrado en los últimos años un crecimiento de la cobertura forestal alcanzando el 53% y dando un ejemplo al mundo.

Y para concluir, hago referencia a la majestuosa celebración del campeonato en el estadio Santiago Bernabeu, cuando fue presentado Keylor Navas, en donde tanto el locutor como los miles de aficionados presentes gritaron a viva voz esa conocida frase patrimonio de los ticos. El mayor impacto lo generó Zinedine Zidane cuando dijo “Esto es pura vida, pura vida”

“Tal vez generaría más impacto: Pura Vida – Costa Rica que Esencial – Costa Rica” como marca país.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (8 votos, promedio: 3,75 de 5)
Cargando…

Administrador de Negocios


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.