Arrastre depredador

Pandemia

Yayo Vicente

La pesca de arrastre de camarón, es un arte o técnica de pesca depredadora, dañina, desproporcionada, destructora y carente de todo criterio de sostenibilidad de los recursos marinos. Pesca de arrastre es antónimo de sostenibilidad. [1]

Un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (mundialmente conocida como FAO) (Kelleher, 2005) demostró que la pesquería de arrastre del camarón, suele tener altas tasas de descartes que representan más del 27 por ciento del total estimado de los descartes de todas las pesquerías marinas mundiales y equivalen a unos 1,8 millones de toneladas al año. La pesca de arrastre, incluida la del camarón, se ha comparado a la tala rasa de los bosques y los despilfarros que da lugar, la señalan como la pesca más dilapidadora del mundo. [2] El dilema no es legal, es ¡MORAL!

Pandemia
El dilema no es legal, es ¡MORAL!

Oponerse al Proyecto de Ley 19.838 “Ley para el desarrollo y el aprovechamiento sostenible del camarón en Costa Rica”, es ser consecuente, coherente y costarricense.

La pesca de arrastre en Costa Rica estaba regulada por la Ley de Pesca y Acuicultura, N° 8.436, sin embargo después de la presentación de una acción de inconstitucionalidad por parte de la Asociación PRETOMA [3], Fundación MarViva [4], Fundación ProMar [5], International Students Volunteers [6] y The Leatherback Trust [7], fue prohibida por la Sala Constitucional en el año 2013, por violar los artículos 7, 21, 50, 69 y 89 de la Constitución Política [8].

La Universidad Nacional y la Fundación MarViva realizaron un estudio sobre la caracterización socioeconómica del sector de pesca de arrastre, semi-industrial de camarón en el Pacífico Central Costarricense, en el mismo se indican una serie de consecuencias económicas negativas para el país, causadas por la pesca de arrastre. No obstante, la administración Solís-Rivera (2014-2018) presenta el proyecto 19.838 para que la pesca de arrastre vuelva a permitirse, justificando que se debe desarrollar una “pesquería de camarón de manera sostenible”, basada en un enfoque ecosistémico; de manera que para realizar la extracción de este recurso se deba contar con la mejor evidencia científica que acredite la ejecución de las actividades pesqueras dentro de dichos parámetros.

Inocente en la superficie, deja un infierno en el fondo

Ese objetivo es una ficción. La pesca de camarón con red de arrastre, ha sido prohibida por una serie de países debido a las consecuencias ambientales que esta provoca. A la par de tanto estudio, reto a cualquiera a sumergirse para ver pasar en el fondo, a un barco camaronero con sus redes desplegadas.

El nuevo cuento es que los distintos mecanismos exclusores, una serie en cascada de tamices, consiguen llevar a bordo menos pesca incidental. ¡MENTIRA! Pescan lo mismo, solo que levantan menos. A la borda del camaronero le llega poco de lo que ellos consideran basura, eufemísticamente llamada “Fauna de Acompañamiento”. Los estadíos juveniles son golpeados tan brutalmente, que son dejados agónicos o muertos. Tal vez no llegan al barco, pero el daño es el mismo.

Hemos estado construyendo una sociedad que respete toda forma de vida y que se tengan relaciones armoniosas entre todas las especies. Esta propuesta es un retroceso.

La técnica de pesca de arrastre atenta en primer lugar con las especies conocidas como Fauna de Acompañamiento, estas son las atrapadas junto con el camarón, pero que no son objetivo de pesca ni de comercialización, como por ejemplo: tortugas, jureles, pámpanos, salmonetes, lagartos, mojarras, barbudos, motambos dentudos, lenguados, rayas, truchas marinas, corvinas, bagres, pargos, macarelas, lenguas, roncos, barracudas, calamares, sepias, peces sables, agujetas, sardinas, anchoas, sábalos, meros, caballitos de mar y otras especies, las cuales en su mayoría son juveniles y mueren durante el proceso, por lo que son descartadas como basura.

Esos individuos que se pescan “por accidente” nunca llegaran a edad de reproducción, ni tampoco a tamaños comerciales para la pesca artesanal.

En segundo lugar se da una destrucción de los suelos marinos, ya que la red arrastra y destruye el delicado ecosistema del lecho marino, como menciona la FAO, “la pesca de arrastre es como la tala rasa de un bosque”.

También existen consecuencias sociales y económicas causadas por esta técnica, como por ejemplo, las peladoras de camarón trabajan de manera informal y ganan 37 veces menos que los dueños de las licencias de pesca de arrastre y además el empleo que se genera es cerca de 400 empleos directos, contrario a la pesca artesanal que genera cerca de 17.000 empleos directos.

Estamos en medio de una pandemia, contaminada con problemas sociales y económicos. Se requiere reiniciar la economía y trabajos. Es simple, 400 empleos versus 17.000, el sentido común debe guiar la decisión.

El desarrollo sostenible establece dentro de sus elementos principales el económico, el social y el ecológico, y esta técnica no respeta ninguno de los tres elementos, por lo tanto dicho proyecto de ley no podrá llegar a ser nunca un proyecto de desarrollo sostenible.

Debemos impulsar políticas necesarias para reducir la inequidad social, donde se respeten los derechos de los animales no humanos, fomentando la protección de su entorno y donde toda política sea amigable con el ambiente y respetuosa de los recursos naturales.

Por estas razones debemos decir NO a la pesca de arrastre y hacer un llamado al Poder Legislativo para que este proyecto sea archivado lo más pronto posible y se le de prioridad al proyecto de ley 18.801 “Prohibiciones sobre artes de pesca ilegal”, el cual cuenta con el apoyo del sector pesquero artesanal y prohibirá la tenencia, comercialización e importación de artes de pesca ilegales, que como la red de arrastre son las que están destruyendo los ecosistemas marinos.

Notas

[1] Resolución Nº 2013010540 de la SALA CONSTITUCIONAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, de las quince horas y cincuenta minutos del siete de agosto del dos mil trece.

[2] https://www.google.co.cr/#q=kelleher+2005+fao

[3] PRETOMA es el acrónimo para “Programa de Restauración de Tortugas Marinas”. Su URL es:

[4] URL:

[5] URL:

[6] URL:

[7] URL:

[8] http://www.pgrweb.go.cr/scij/busqueda/normativa/normas/nrm_texto_completo.aspx?param1=NRTC&nValor1=1&nValor2=871&strTipM=TC

PANDEMIA. El fenómeno salud-enfermedad, es complejo y cuando se escala a una población, se le suman infinidad de nuevas variables, haciéndose todavía más intricado. Poner en palabras simples lo que todavía no acabo de comprender, ha sido mi reto durante la pandemia por COVID-19.


Revise también

Un cuento de hadas…

Fernando Berrocal Del diálogo multisectorial del Gobierno no salió un auténtico e inmediato Plan de …

Un comentario

  1. Gustavo Elizondo

    Muy instructivo el aporte de Yayo y me aclara algunas confusiones con respecto a los mecanismos exclusores, que en algún momento nos metieron como justificante; ¿porqué a cambio de esta alternativa no se promueven las granjas piscícolas?, tenemos los ejemplos muy cercanos, lo que ha logrado Colombia, tenemos que ser más creativos.

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.