Yo defiendo la U pública, no a los que se aprovechan

Desde La Mina 2.0

Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro.salazar@gmail.com

Mauricio Castro

Con mucho, muchísimo orgullo urbi et orbi digo que me gradué de la UCR. Es más, saco pecho. De igual forma saco pecho diciendo que fui parte de su dirigencia estudiantil y que he sido profesor, sobre todo que cada vez que he dado clases en grado o postgrado he tratado de dar todo lo que puedo y más.

No me gusta lo que sucede en la UCR desde hace algunos años. Tampoco lo que pasa en las otras universidades, que confieso no conocer mucho. No estoy de acuerdo en que como se dice popularmente en que en las U los administrativos y profesores volvieron el rótulo para adentro… Se empezaron a servir con cuchara grande.

Dicen que gobiernos anteriores–esto para claramente para callarme o para hacerme sentir cómplice de decisiones tomadas por compañeros y compañeras liberacionistas hace años, cuando sin planear mucho o pensando en ellos o ellas– tomaron decisiones que hoy resultan fatales.

No disculpo a los que tomaron esas decisiones, al calor del momento o con el conocimiento que existía se tomaron. Hoy las vemos equivocadas. Decir que nada se puede hacer, es como haber aceptado el dominio colonial o la esclavitud solo porque venían del pasado y nada se podía hacer.

Soy consciente que a la U no se le pueden aplicar parámetros de Constructora ni de MAG ni de MOPT ni de MEP. El mayor gasto que debe tener la U es el de salarios. Es una fábrica para educar, investigar y hacer extensión social.

Pero ver hoy en el 2019 que 150 profesores se ganan un tercio de los 35 mil millones que están en disputa produce mal sabor. Yo no estoy en contra de los salarios altos, estoy en contra de los desproporcionados. No pareciera lógico que un profesor de la U gane más de 3.5 millones de colones.

Digo desproporcionados no porque los comparo con otros salarios, sino porque los comparo con la máxima beca que se da y por eso me da tristeza y vergüenza ver a estudiantes desfilar en defensa del presupuesto y de sus pobres becas.

Yo no creo que todo lo que la UCR invierte en becas y bienestar estudiantil alcance siquiera el 3% del total del presupuesto que otorga el FEES, y sería muy inferior si se consideran las otras transferencias que vienen por leyes específicas. La UCR podría ser gratis y no se afectaría su presupuesto. De hecho en los 80 se conversó mucho sobre esa posibilidad.

Escribir lo que he escrito es suficiente para señalarme de enemigo de las U públicas, de la Educación Pública. Pues no me importa ser señalado así. Soy defensor de la Educación Pública, de las U públicas pero no puedo cohonestar que unos cuantos tagarotes con ley o sin ley que los respalde se sirvan con cucharón sopero mientras a los estudiantes les dan becas de risa, les sirvan con cucharitas de café.

Ahora entiendo el por qué varios “servidores públicos” han dicho que seguirían con su salario de la U y que no usarían el presupuesto de la institución en la que le pidieron servir.

Así hasta yo…

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, promedio: 4,83 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.