¿Y la reactivación económica?

Notas al tema

Guillermo E. Zúñiga Chaves

Guillermo E. Zúñiga

Fijemos el año 2009 como aquel en que la Gran Recesión se manifestó con mayor crudeza en el país. Lo digo, porque ese año la economía nacional cayó en -1% y el desempleo subió a 7,8%.

Durante los ocho años anteriores (entre 2001 y 2008), el promedio del crecimiento anual del PIB fue 4,92%, “medido en términos de volumen”, es decir, quitando el efecto de la inflación. Los ocho años posteriores (entre 2010 y 2017), el promedio anual de crecimiento ha sido 3.88%. Después de la crisis, la economía se aflojó; empezó a crecer más lentamente.

Desde luego esto ha tenido efectos en la generación de empleo. En los años anteriores a la crisis, el desempleo abierto andaba en torno al 6% anual. Los años 2007 y 2008 fueron excepcionales, pues la tasa de desempleo bajó a 4,6% y 4,9%. Lamentablemente, como cité arriba, en el 2009 se nos devolvió y fue superior al promedio anual que traíamos. Si eso fue malo, lo peor es que posterior a la crisis, el desempleo se nos ha pegado en torno al 9,3% como promedio anual.

El menor crecimiento económico posterior a la Recesión explica en buena medida estos resultados en el desempleo. Como también lo deben explicar los cambios en el mercado laboral. Pero no hay la menor duda que un buen crecimiento económico ayudará en mucho a corregir esa lamentable tenencia en el desempleo.

ECONOMÍA ROBUSTA. Es más, conviene recordar que una economía pujante es un gran aliado de la recaudación de impuestos. En los años 2007 y 2008 logramos llevar la carga tributaria a cifras cercanas al 15% del PIB, sin poner impuestos nuevos, superando el histórico 13% que teníamos. Pero claro, el año 2006 el PIB creció 7,2%, en el 2007 el PIB creció en 8,2% y aún en el 2008 (cuando ya se sentían los primeros efectos de la Recesión) el PIB creció 4,6%.

Por ello, todo esfuerzo que se haga para reactivar la economía nacional es poco. El foco de atención hacia adelante debe estar en los esfuerzos nacionales para hacer crecer el PIB y generar empleo bien remunerado.

PRODUCCIÓN A LA BAJA. Desgraciadamente, esta semana el Fondo Monetario, después de una reciente visita que hizo al país, anunció que para este año 2018 estima que el PIB crecerá únicamente 2,6%. Es una corrección hacia a la baja muy fuerte y bastante apartada del 3,2% que anunciaba el Banco Central. Debe decirse, además, que el último informe del BCCR muestra que el Índice Mensual de Actividad Econnómica se ha desacelerado.

EL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO. Este martes Mideplan presentó el “Plan Nacional de Desarrollo y de Inversión Pública del Bicentenario, 2019-2022”. Las proyecciones de crecimiento que presenta no son muy optimistas. El gráfico 32 (pág. 86) muestra los distintos escenarios que propone el Plan. Visto el gráfico en su conjunto, no se pronostica un crecimiento significativo, comparado con los flojos resultados observados recientemente.

Frente a estos escenarios, el esfuerzo nacional que propone el Plan de Desarrollo para bajar la tasa de desempleo en cerca de 2%, se muestra como un camino muy difícil. El Plan identifica 16 intervenciones desde el Estado a favor del empleo para obtener esa meta. (Págs. 89 a 91). Ojalá que a estos programas no se les reduzcan sus asignaciones presupuestarias cuando más adelante vengan los recortes.

Lo que tenemos al frente es muy complejo. La aplicación de nuevos impuestos, la política salarial restrictiva en el sector público, el recorte de gasto público, la menor demanda estatal por bienes y servicios, serán factores que afectarán el desempeño económico. El endeudamiento adicional que el Gobierno Central necesita, va a significar más pago de intereses hacia futuro, con lo que quedarán menos recursos para los programas de desarrollo.

CONCLUYO. Urge construir el camino de la reactivación en conjunto con el empresariado nacional, con las pequeñas y medianas empresas, con el sector cooperativo, con el resto de la economía social y, desde luego, con el sector laboral. Las señales al inversionista internacional deben ser claras. El bloque que se conformó para pasar la ley fiscal, no es suficiente para llevar adelante los ajustes pendientes.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.