Windows 8: ¿Vale la pena? (Parte I)

Bazar digital

Carlos Revilla M.

El 25 de octubre Microsoft (MS) hizo finalmente el lanzamiento de su esperado Windows 8 (W8) y al día siguiente ya estaba en su sitio web disponible para “descargar” e instalar, ya sea unn instalación nueva o una actualización. El tema de la actaulización ya lo había comentado en una columna anterior “Actualización a Windows 8: Lo que necesita saber, por si quieren detallar sobre el tema.

Como estoy en estas cosas de la tecnología, por supuesto debía tener el nuevo Windows, así que el mismo 25 de octubre a las 8 p.m. ingresé al sitio de Microsoft y compre una actualización para descargar de “Windows 8 Professional”.

Entonces, como ya pasé por todo ese proceso y como ahora tengo instalado un flamante nuevo Windows 8 en mi computadora, me pareció importante compartir mi experiencia.

En este nuevo sistema operativo se mezcla el concepto de PC tradiconal con los nuevos dispositivos táctiles, con la intención de reinventarse para competir con otros sistemas operativos como iOS y Android. Microsoft hace un cambio de paradigma ¿qué quiero decir con esto? muy sencillo: aunque se puede mantener el escritorio (desktop) “viejo”, hay una nueva y quizás revolucionaria forma de hacer y presentar las cosas.

Se pone a tono Windows con su contraparte “Windos Phone” para smarthones (teléfonos inteligentes) y adopta lo que MS llama “Modern UI” (aka “Metro”) que consiste en el uso de mosaicos para acceder a las aplicaciones, siendo el escritorio (desktop) solo una aplicación más. Este rediseño es el más significativo que hace Microsoft desde el lanzamiento de Windows 95 hace ya 17 años.

El nuevo sistema operativo ofrece mejoras en el rendimiento y es más barato, sin embargo, debo mencionar que hay algunos casos en los que probablemente no debería hacerse el cambio. Como ya dije el sistema operativo tiene un aspecto nuevo y requiere algunos ajustes en la forma de interactuar con su computadora. Si no les gusta el cambio o el aprendizaje de nuevas formas de hacer las cosas, aunque a la larga resultan ser más eficientes, probablemente deberá seguirr con lo que está utilizando.

http://youtu.be/mrLmNK1W85E

Descarga e instalación

Lo primero se hace es descargar un programa que revisa la compatibilidad del equipo y los programas. En mi caso, estaba actualizando desde Windows 7, así que hay que tener presente que la experiencia del usuario será diferente si lo hacen desde XP o Vista. Después de ejecutar el programa y esperar unos 4-5 minutos, da un reporte muy completo con las cosas a revisar y lo que es o no compatible.

Esto es algo que todos pueden hacer sin riesgo de afectar la instalación que ya tienen, y de esta forma saber si pueden actualizar o no. Puede ser que tengan algún programa que resulta que no es compatible con W8 y que no pueden dejar de usar o no hay sustituto a la mano.

En mi caso, solo tuve algunos problemas de compatibilidad que pude resolver siguiendo las sugerencia en el análisis de compatibilidad. Por ejemplo, en uno tuve que instalar de nuevo un programa; pero no fue algo complicado y en otro tuve que instalar unos nuevos “drivers” para la tarjeta de sonido. Hubo otros problemas menores con programas, que se resolvieron fácilmente ejecutándolos en modo de compatibilidad.

Si después de este primer paso deciden actualizar, viene la parte de pagar los $40 y darle a Bill Gates lo que corresponde. Hay que dar alguna información personal y solo se puede pagar con tarjeta -es una lástima que no tengan Paypal, mi método preferido de pago-. Me trabé como 10 minutos con el zip code (apartado postal) -un campo obligatorio- y al final después de muchos intentos fallidos, terminé poniendo uno gringo de cualquier lugar y funcionó.

Después de pagar ya viene lo que es la descarga. En mi casa tengo “Kolbi Internet” (ADSL) de 2Mb y el tiempo estimado fue de 2 horas con 20 minutos más o menos. Los que tengan un Internet más rápido podrán reducir ese tiempo.

Una vez descargado se puede optar por dejarlo guardado e instalar en otro oportunidad, en mi caso continué con la instalación. El proceso duró un poco más de dos horas, que junto a la descarga hicieorn que la duración de todo el proceso fuera de casi cinco horas.

Conclusión

El proceso de actualización es fácil, pero tedioso. Mi experiencia es con la instalación para descargar, por lo que si eventualmente compran la versión en DVD (un poco más cara), eso lo hará menos aburrido. El tema de la compatibilidad puede llegar a ser importante y no hay reglas, cada computadora es un mundo.

Como les dije recién acabo de instalarlo, por lo que apenas estoy aprendiendo a usar la parte del “Modern UI” (Metro), así que será hasta mi próxima columna que les hable del “Aspecto y experiencia del usuario” con Windows 8.

Addendum

5 razones por las que debería actualizar

1. Un arranque más rápido.
2. Un nuevo mundo de apps.
3. Integración SkyDrive.
4. Mejor seguridad y menos actualizaciones intrusivas.
5. Manejo táctil de primera clase, pero todavía está bien con el teclado y el ratón.

5 razones por las que no debería actualizar

1. Más rápido, pero no tanto.
2. La tienda de Windows 8 carece de importancia y esta en pañales.
3. Se requiere una cuenta de Microsoft para acceder a todas las opciones
4. Solo hay integración con SkyDrive.
5. “Modern UI” tiene una curva de aprendizaje elevada y hace las operaciones simples más complicadas.

Ver también: Windows 8: ¿Vale la pena? (Parte II)

Evalue esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna calificación todavía)
Cargando…
Comentar en Facebook

Relacionado:

Revise también

Leiner Vargas

Precios medios o marginales, ¿se equivocó la SUGEF con la tasa propuesta de usura?

Reflexiones Leiner Vargas lvargas@una.ac.cr En el debate reciente sobre la usura las instancias técnicas del …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!