Vía costarricense: El Ministerio de Deportes y el fideicomiso del Estadio Nacional

Johnny Soto

Johnny Soto Zúñiga

Esta semana pasada estuvo bastante movida en el ámbito deportivo del país, con la renuncia del ministro de Deportes sin cartera William Todd, y posteriormente la destitución de Luis Peraza, director ejecutivo del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación -ICODER-, lo que convirtió en una brasa el manejo jerárquico administrativo de nuestro deporte.

Desde el inicio de esta administración la constante ha sido la inestabilidad, antes había renunciado la ministra Giselle Goyenaga, quien sólo duró 9 meses, luego de una difícil gestión, luego le recargaron al actual ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides, quien estuvo 3 meses en forma interina, para finalmente nombrar al sr. William Todd, quién por la polémica solicitud de 2130 entradas gratuitas en el evento “Los 90 minutos por la Vida”, organización de índole social organizado por la Asociación de Lucha contra el Cáncer Infantil, alegaron que perdieron la suma de diez millones de colones, que podrían haber ingresado a sus arcas.

El sr. Todd, informó que las entradas eran para repartirse en distintas organizaciones sociales y deportivas como empleados del ICODER, Comités Cantonales de Deporte de San José y Cartago, Consejo Nacional de Rehabilitación, Consejo de la Persona Adulta Mayor, Junta Administrativa del Estadio Nacional, Galería del Deporte, Obras del Espíritu Santo, Cruz Roja etc.

Hubo muchas críticas por las entradas de cortesía, y efectivamente me parece una barbaridad, regalar entradas en detrimento de una organización social tan noble como la Lucha contra el Cáncer Infantil, esto es seguir mal acostumbrando a algunos costarricenses a que todo se lo regalen, el que desee participar que simplemente pague y sino que no asista, imagínense a los comités cantonales utilizando en forma discrecional las entradas, ya sabemos a veces por amistad o por intereses políticos.

Por otro lado, no sabemos para qué fin el director del ICODER, Luis Peraza, había solicitado 3 mil entradas de cortesía, pero la organización del evento, por dicha se las negó, ya que el evento era para recaudar recursos tan necesarios para sufragar gastos y ejecutar sus respectivos programas sociales.

Lo importante de todo este tema, es que se hace indispensable la aprobación de la nueva Ley del Deporte, por la Asamblea Legislativa, con esta nueva normativa se estaría creando el Ministerio del Deporte -MIDEPOR-, y se establecerían las directrices generales para el desarrollo de los deportes en todas las comunidades del país.

La creación de este nuevo ministerio de Deportes, estaría adsorbiendo el ICODER, por lo que el Consejo de Deportes si finalmente queda en la nueva ley, sería presidida por el ministro o su representante en forma directa, y no como ahora que lo preside el representante de turno que nombre el Poder Ejecutivo, como se dio en el caso del vice ministro de la Presidencia, que de emergencia lo nombraron para integrar el quórum estructural (la integración de la totalidad de todos los miembros del Consejo)

Lleva razón el ministro de la Presidencia, Lic. Carlos Ricardo Benavides, al señalar que el ministro de Deportes “no debe ambicionar el Estadio”, enfatizando que las funciones del ministro no debe circunscribirse solamente al manejo de la “joya” el Estadio, esto no se debe convertir en un problema, éste debe caminar solo mediante el fideicomiso de administración y más bien el ministro estar vigilante de su buen funcionamiento.

En este sentido, esperemos que el nuevo ministro sea una persona que tenga un perfil con fortaleza, para consensuar con las distintas federaciones deportivas, dicte directrices claras en el ámbito respectivo, coordine políticas públicas con las comunidades, municipalidades, comités cantonales de deporte, para que exista un hilo conductor sobre el desarrollo del deporte en el país y no se debe improvisar con gente que no tenga los conocimientos en esta materia, para bien del país.

Sobre la figura jurídica del fideicomiso de administración por parte del Banco Nacional de Costa Rica, da tranquilidad al garantizar la administración y gestión del Estadio Nacional, de una manera técnica, financiera, sin presiones de los diversos actores que deseen un protagonismo o intereses políticos que no sería lo más conveniente para la buena gestión administrativa de una organización compleja en detalles como es administrar un Estadio clase A de estas dimensiones, construido y donado por la República Popular de China en la Administración Arias Sánchez -2006-2010.-

Se ha informado que el contrato de fideicomiso con el Banco, está para refrendo en la Contraloría General de la República, y no conocemos sus cláusulas, no obstante sabemos que las partes el fideicomitente transmite al fiduciario la administración del bien, empleándolo para la realización de los fines lícitos y predeterminados en el acto constitutivo, regula la gestión del fideicomisario tal y como lo señala el artículo 633 y siguientes del Código de Comercio.

Por ser el Banco Nacional el administrador del fideicomiso, se regula mediante las leyes bancarias, sujeto a la supervisión de la Superintendencia de Entidades Financieras –SUGEF- y la administración de los fondos públicos la fiscaliza la Contraloría General de la República, por lo que se garantiza la seguridad jurídica, buena gestión y que los recursos se emplearán en los fines que en el contrato se establezcan para la promoción del deporte costarricense.

Recordemos, que los ingresos son millonarios, porque los eventos que se realicen, y las fuentes por alquiler, generan muchos recursos, por lo que debemos evitar todo tipo de tentaciones por parte de gente que puede buscar otros intereses y sea sostenible la mantención de esta mega-estructura que es costosa, y debe hacerse de la forma más técnica y transparente, y esto considero lo puede garantizar el fideicomiso de administración del Estadio como bien público estatal.

Estaremos atentos a los nuevos acontecimientos, el nombramiento del nuevo ministro de Deportes sin cartera y de un nuevo director ejecutivo del ICODER, para que no se interrumpa más las distintas organizaciones y eventos futuros como son los juegos internacionales del 2013 y el desarrollo del deporte costarricense, y así alejar los jóvenes de la delincuencia, drogadicción y otros flagelos que rondan a nuestra sociedad.

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentar en Facebook

Relacionado:

Revise también

Zapotegate

…¿Y usted qué opina? Fernando Berrocal En estos casi dos años, el Gobierno del presidente …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!