Vía costarricense: Argentina -de Evita Perón a Cristina Fernández de Kirchner-

Johnny Soto

Johnny Soto Zúñiga

En 1946, Argentina elige Presidente de la República al político y militar Juan Domingo Perón, quien implanta una serie de medidas trascendentales para la historia, mediante la reforma constitucional en 1949, se da el sufragio femenino, realiza una serie de obras de infraestructura aprovechando los recursos económicos externos obtenidos durante la Segunda Guerra Mundial, además nacionaliza los servicios públicos y el comercio exterior.

Nace el justicialismo, como sistema y movimiento político argentino fundado por Perón, aplicando principios sociales, nacionalistas y populistas a favor de los más pobres, y su esposa María Eva Duarte conocida con cariño como Evita (1919-1952), siendo primera dama colabora activamente en programas de bienestar social, encarna en América Latina la figura más carismática del populismo, pasando a ser un personaje mítico.

En 1955, sin Evita y sin el apoyo de los sindicatos, en conflicto con los monopolios extranjeros y la Iglesia Católica por una serie de medidas como la abolición de la obligatoriedad de la enseñanza religiosa – esfuerzos de secularizar la Nación-, y por la ley sobre el divorcio, Perón fue derrocado por el ejército militar y exiliado en Paraguay, Nicaragua, Venezuela, Panamá y España, siguió dirigiendo el movimiento justicialista, que influía en las masas obreras y el control de la Central Sindical de Trabajadores – CGT-.

En 1973, Perón regresa a Argentina y luego de la dimisión del Presidente Héctor J. Cámpora, su delegado personal; en las elecciones de setiembre de 1973 es elegido nuevamente Presidente y su esposa María Estela Martínez vicepresidenta. Perón cae enfermo de gravedad, y el 28 de junio de 1974 delega la Presidencia a su esposa, muere el 1 de julio de 1974. En 1976 un golpe de Estado militar derroca a Martínez, para establecer un proceso de reorganización nacional y lucha contra la guerrilla marxista “montoneros”, cercanos al ala izquierda del peronismo.

La oprobiosa dictadura militar con el General Videla – hasta 1981-, asesina y desaparece miles de ciudadanos, lo sucede el general Roberto Viola y antes de un año lo reemplaza el General Leopoldo Galtieri (envía tropas a las Islas Malvinas en manos de Inglaterra y sufre una dura derrota militar). En 1983 se realizan elecciones democráticas, triunfa el Partido Radical con Raúl Alfonsín derrotando al justicialismo, que vuelve al poder en 1989 con Carlos Saúl Menem, reelecto en 1995, y gira hacia la derecha. Néstor Kirchner fue crítico con el peronismo de Menem en temas nacionales.

Regresando a 1944, Evita Perón se dedicaba a la actuación de teatro e hizo algunas películas, conoce en el Estadio Luna Park a Juan Perón, eran momentos cruciales de transformaciones económicas, sociales y políticas; hay un gran desarrollo industrial superando por primera vez a la producción agropecuaria, se dio una gran migración interna del campo a la ciudad, empujado por este desarrollo industrial.

Se contrata muchos trabajadores llamados por las clases medias y altas los “cabecitas negras” por tener el color de pelo, piel y ojos más oscuros, que los inmigrantes europeos. Muchas mujeres querían ingresar a trabajar. Los socialistas y sindicalistas revolucionarios liderados por el dirigente sindical Ángel Borlengli, establece contactos con oficiales jóvenes militares que tuvieran simpatía con los reclamos de los trabajadores – se establece una alianza con los coroneles Juan Perón y Domingo Mercante y logran luchar por conquistas laborales. (Fuente: Google – Juan y Evita Perón)

Con el golpe de Estado militar el 4 de junio de 1943, contra los conservadores corruptos, se abre un confuso período de reorganización de las fuerzas políticas y Perón es nombrado Secretario de Trabajo. Evita es elegida presidenta del sindicato la Asociación radial argentina, donde difundía las conquistas sociales y laborales que conseguía la Secretaría de Trabajo.

En 1945, se da una fuerte confrontación entre los sectores sociales, los trabajadores dirigidos por los sindicatos apoyados por Perón y los sectores conservadores llamados la “oligarquía”, se agudiza el Peronismo y el Anti peronismo, dándose un golpe de Estado el 8 de octubre de 1945 y detienen a Perón.

Para la campaña de elecciones presidenciales en 1946, ya casados Eva y Juan Perón, participan juntos en giras por todo el territorio del país, siendo una novedad en la historia argentina, que una mujer participara, ya que en esa época las mujeres carecían de derechos políticos; Evita rompe el esquema y es muy criticada por los grupos opositores, existía una cultura machista dominante, que incluso se consideraba falta de feminidad que una mujer opinara de política.

Existían grupos de mujeres que luchaban por sus derechos, como la cruzada de la mujer argentina, el Centro universitario argentino, la Secretaría general estudiantil que en una manifestación de mujeres en el Estadio Luna Park, le dan el apoyo a Perón para las elecciones del 24 de octubre de 1946, éste no puede asistir y manda a Eva, quien inicia su primer discurso político, pero se frustra por el reclamo airado de los participantes ante la ausencia de Perón y no puede expresar su discurso.

Tres días después de las elecciones, el 27 de febrero de 1946, pronuncia finalmente su primer discurso político agradeciendo a las mujeres el apoyo a Perón. Durante su gobierno, los discursos de Evita siempre eran de elogios incondicionales a su esposo y apoyando sin reservas su gestión, siendo discursos o escritos muy emotivos, populistas dirigidos a los pobres y más necesitados, criticaba fuertemente a las clases altas argentinas, que les decía “oligarquía”, apoyaba las reivindicaciones salariales y mejores condiciones de vida de los “descamisados” – trabajadores, o “grasitas” resaltando su origen humilde e igualándose con ellos. (Escribe dos libros: “La razón de mi vida” -1951- y “Mi Mensaje” antes de morir -1952-)

Evita, como primera dama, funda su propia “Fundación Eva Perón”, encargada de la ayuda social para atender la pobreza y otras situaciones de desamparo, que tradicionalmente estaba en manos de la “Sociedad de beneficencia”, antigua asociación cuasi-estatal desde principios del siglo XIX, dirigida por un selecto grupo de mujeres de la clase alta, pero desde 1930 se había vuelto obsoleta para la nueva sociedad urbana industrial.

Colaboró con el Ministerio de Salud encargado del Plan de Salud Pública, y las nuevas instituciones de previsión social, impulsó urbanizaciones como la ciudad Evita, gran cantidad de hospitales, generalización de las jubilaciones y pensiones, defendió siempre los programas de bienestar social, por lo que se gano las simpatías de los argentinos, especialmente los más necesitados.

Evita era querida por los sindicatos y se convirtió en el enlace directo del gobierno con la Central General de Trabajadores –CGT-, organización sindical muy fuerte en Argentina y que creían en Perón, los principios justicialistas de respaldo a las luchas laborales. En 1955 con el golpe militar a Perón, derogan la garantía constitucional de igualdad jurídica entre el hombre y las mujeres, que tanto Evita como su esposo habían logrado institucionalizar en Argentina, en una fuerte lucha con los sectores conservadores.

Será hasta el año 1989, que regresa al poder el partido justicialista fundado por Perón, que antes se llamó partido peronista, pero que había sido prohibido por ley utilizar el nombre personal de un político. Es elegido presidente Carlos Saúl Menem, hijo de inmigrantes sirios, promovió el libre comercio y un programa de liberalización de la economía, liderado por su ministro de economía Domingo Cavallo. Menem es reelecto presidente en 1995. En 1999 es electo Presidente Fernando de la Rúa candidato de la alianza conservadora Unión Cívica Radical y Frepaso, se da una inestabilidad económica sin precedentes, llaman de nuevo a Cavallo para que asuma el ministerio de economía como salvador de la crisis del país.

En el 2001, se da el “Default”, el país entra en una suspensión de pagos de la deuda externa. Cavallo, pidió a la gente que dejara su dinero en los bancos, aseguró los depósitos bancarios, valor del peso y dólar estaban asegurados, un día más tarde anunciaba el “corralito” decreto que congelaba los depósitos bancarios, no permitiendo la extracción del dinero depositado. Los ciudadanos se tiraron a las calles, sus manifestaciones se llamaron el “cacerolazo”, hay saqueos y un paro nacional. El 20 de diciembre el Presidente De La Rúa renuncia.

El primero de enero del 2002 asume la presidencia Eduardo Duhalde y logra la estabilidad económica del país. Para las elecciones del 27 de abril de 2003 enfrentados candidatos justicialistas Menem y Néstor Carlos Kirchner, ninguno obtiene la mayoría legal e irían a una segunda vuelta entre ambos, pero Menem renuncia como candidato y Kirchner queda como nuevo Presidente de Argentina para el período 2003-2007, con el partido Frente para la Victoria (con un programa de perfil socialdemócrata contra las fuerzas de centro derecha).

Kirchner, en su gobierno logró negociar una reprogramación de las obligaciones con los organismos financieros internacionales multilaterales FMI, BM, BID y otros menores, para quitar el 75% de la deuda externa de 178.000 millones de dólares, mayor porcentaje de una condonación de deuda en la historia económica internacional. Se dio un alto crecimiento de un 9% anual de la economía argentina, promoción de los derechos humanos, enjuiciamiento a los responsables por crímenes de lesa humanidad durante los años 70s realizados por la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), fortalece la UNASUR con los países de la región.

En el 2007, le sucedió su esposa Cristina Fernández de Kirchner, primera mujer electa presidenta por el justicialismo conglomerado alrededor del “Frente para la Victoria”, quien en 1989 había sido diputada y en 1995 senadora por la Provincia de Santa Cruz, se opuso a la privatización de aerolíneas argentinas, el pacto fiscal II, el litigio del campo de hielo patagónico sur. En el 2008, Fernández recupera para el Estado el paquete accionario de Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas; en el 2009 adquiere la fábrica argentina de aviones, entrega 3 millones de netbooks con acceso a internet a todos los alumnos de escuelas públicas primarias y secundarias del país.

Cristina apoya a las “Madres de plaza de mayo” y “Abuelas de plaza de mayo”, ha construido miles de viviendas, una política económica expansionista, aumento sostenido en el gasto público con fines redistributivos. Impuesto a las ganancias de personas físicas representando algo más del 5% del PIB. Argentina tiene una política internacional destacada, con mucha presencia, es miembro del grupo de los 20 y grupo de los 77. Su esposo el ex presidente Néstor C. Kirchner muere el 27 de octubre de 2010.

El 23 de octubre del 2011, es electa para un segundo mandato con amplia mayoría del 54%, lo que revive en muchos corazones argentinos los principios peronistas implantados por Juan Domingo Perón y las luchas sociales que dio Evita Perón, la consagró como un ícono de los trabajadores y más necesitados. Podrá Cristina Fernández, ser la nueva mujer querida por las clases trabajadoras y más pobres de Argentina? – que la historia ha de inmortalizar, basado en un Peronismo moderno del Siglo XXI- Esperemos.

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.