Venezuela y el imperio

Freddy Miranda Castro

Venezuela-USA

Que Maduro y el PSUV pisotean las libertades, los derechos humanos y que han destruido a la economía y la sociedad venezolanas, todo el mundo lo sabe. Solo que hay una pequeña minoría que justifica tales desmanes, porque su falsa retórica antiimperialista, es agradable a sus oídos, sin importar la cruda realidad que viven los venezolanos.

La inflación, la escasez, el desplome general de todo lo que hace viable la vida y la transgresión general a las más elementales reglas democráticas y de convivencia humana, son peccata minuta, ante la “valentía” de Maduro de enfrentarse al imperio. Por supuesto, el imperio con su “guerra económica” es el responsable de los males nacionales, si no fuese por eso, el país sería un ejemplo de modernidad y progreso. Igual que Cuba, que si no fuese por el bloqueo económico del imperio, sería el país más moderno y rico de América Latina. Esa es la retórica que domina las mentes de quienes se inclinan ante esas dos dictaduras. Y en verdad que se creen sus propios argumentos, sin cinismo alguno. No solo los niños se crean amigos imaginarios. Los adultos también crean verdaderas sociedades de fantasía y relatos más creativos que los de las Mil y una Noches.

La Venezuela chavista se deslizó hacia el modelo cubano de socialismo soviético estalinista y en poco tiempo, siendo uno de los países con más riquezas naturales del planeta, declinó hasta parecerse cada vez más a Cuba en sus fracasos económicos.

De ser cierta la teoría del imperio, capaz de lanzar a esos dos países a la miseria más deplorable, ¿Qué sentido tiene entonces embarcarse en una aventura antiimperialista, si no son capaces de impedir que les hunda en el desespero económico y la escasez permanente? ¡Ah! Me olvidaba, el sentido es tener la dignidad de dar el ejemplo así como la valentía de enfrentarse al imperio. Y qué hay de si las cúpulas de esos gobiernos, al tiempo que lanzan denuestos contra el imperio, se comportan como capitalistas y viven en el lujo el boato y la corrupción más rampante, mientras el pueblo se hunde en el sétimo círculo del infierno. “Eso es propaganda imperialista”.

La verdad es que Cuba y Venezuela han podido comerciar con quién les dé la gana en los últimos 20 años, menos con USA en el caso de Cuba. En el caso de Venezuela, el imperio era su principal socio económico. Venezuela tuvo todo el dinero del mundo, hasta hace poco y lo dilapidó. Ahora endeudada hasta los tuétanos está a punto hasta de dejar producir petróleo, al igual que los cubanos que ya casi no producen ni azúcar y tienen que importarla, el ejemplo más claro de su fracaso.

El imperio les provee a Cuba y Venezuela, la coartada perfecta para justificarse en su incapacidad y brutalidad internas. A su vez ellos le facilitan al imperio, la propaganda más eficaz para que el resto de pueblos latinoamericanos arruguen la cara cuando se les habla de izquierda o socialismo. No importa si es el socialismo democrático de los países nórdicos. De allí la emergencia de los Bolsonaro y demás especímenes de esa ralea.

Dichosamente para quienes nos situamos de forma equidistante a esos regímenes y creemos en la posibilidad de la justicia y la equidad en los marcos de la democracia, el respeto a los derechos humanos y la libertad de pensamiento y opinión, allí esta el Frente Amplio de Uruguay como un buen ejemplo en esta tan vapuleada América Nuestra.

La libertad de pensamiento, prensa y demás libertades son derechos que ganaron los pueblos europeos encabezados por los partidos socialistas y socialdemócratas en rudas y sangrientas luchas contra las autocracias. No fueron un concesión graciosa de los poderes establecidos. Por eso hay que seguir defendiendo esos valores en contra de personajillos como Maduro, Ortega, Bolsonaro, los Hernández, Morales y demás especímenes de esa ralea no importa su color ideológico.

Evalúe este artículo: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.