Urge reactivación económica, entre otras medidas

Desde mi perspectiva

José Francisco Bolaños Arquín

José Francisco Bolaños

Costa Rica enfrenta un alto crecimiento de la deuda pública, que en el 2020 alcanzó el 70% del PIB y un déficit fiscal del 8,34%, que está generando mayor desempleo, pobreza, desigualdad, inseguridad, desconfianza y un creciente sector informal.

Nuestro país acumula una alta deuda pública, donde un 22% es deuda externa y 68% deuda interna. Los principales inversionistas de bonos nacionales son los siguientes: bancos públicos, el INS, IVM, operadoras de pensiones, cooperativas y mutuales.

Para este 2021 el Gobierno se encuentra enfocado a conseguir nuevos préstamos para cubrir el déficit por ₵5.6 millones de millones representando el 15,7% del PIB.

El 11 de enero, iniciaron las negociaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional con el propósito de obtener un préstamo por $1.750 millones. Es vital ante este Organismo, la presentación de un plan estratégico y realista encaminado a solucionar la grave y peligrosa situación económica, fiscal y social que está enfrentando nuestro país. Un acuerdo que tenga una viabilidad política para lograr el consenso mayoritario y la aprobación por parte de la Asamblea Legislativa.

De acuerdo con INEC, la tasa de desempleo abierto a noviembre de 2020 es del 21,3% y el subempleo de 17,9%; un 39,2% de la fuerza laboral con problemas de ingresos, para un alarmante suma de 949 mil personas.

El Presupuesto de la República es bastante rígido ya que se establece por ley, siendo: remuneraciones el 25%, transferencias el 25%, amortización el 24%, intereses y comisiones el 19% y otros el 7% y solo se destina un porcentaje mínimo para infraestructura; una actividad importante y necesaria para nuestro desarrollo y generador de empleo; situación que obliga a incrementar las alianzas público – privadas.

El camino para superar esta peligrosa crisis es una eficaz reactivación económica y lograr un crecimiento el 6% o más en los próximos años y así generar el empleo y la riqueza que este país requiere y no enfocar los esfuerzos principalmente con el aumento de impuestos, que castiga fuertemente la clase media y baja y les resta poder adquisitivo y además, golpea fuertemente las actividades empresariales y fiscales.

Los bancos públicos deben destinar más recursos para el sector productivo en general, pero principalmente al fortalecimiento de las mipymes y al fomento del emprendedurismo; sector en donde tuve la suerte de estar ligado por más de dos décadas a nivel profesional como asesor y como profesor universitario impartiendo el curso “Desarrollo de Emprendedores”.

Un valioso sector que representa el 96% del parque empresarial y contribuye con el 50% del PIB, el 14% de las exportaciones y genera alrededor del 50% del empleo total, lo que demuestra que es un sector clave en este campo y así tratar de disminuir un poco más la pobreza. Debemos tener presente que ante esta crisis del coronavirus, miles de empresas se han visto obligadas a cerrar sus puertas.

Nuestro país requiere de un Estado ágil, eficiente y oportuno que se adapte a las exigencias actuales con medidas de corto, mediano y largo plazo, por lo que se requiere de su modernización y restructuración. Además de analizar y regular las transferencias y los superávit de las Instituciones Públicas; ya que alrededor de 260 de ellas acumulan la no despreciable cantidad de ₵4.3 millones de millones de colones. También es necesario un ataque frontal al contrabando, a los pluses abusivos, análisis de las exoneraciones, pensiones de lujo, a la evasión y la elusión fiscal.

Hay que facilitar y promover la atracción de inversión extranjera directa; por lo que se hace vital la disminución de las tarifas eléctricas y también evitar que empresas emigren a otros países donde les ofrecen precios más accesibles, como ya ha ocurrido en algunas oportunidades.

El país debe lanzar al mundo un mensaje positivo, a los organismos internacionales y a las calificadoras de riesgo que sin ninguna duda, están pendientes de nuestro accionar.

“El tiempo se agota”

0
0

Lic. Administración de Negocios


Revise también

Vacuna

Vacunación contra la covid-19: convencer, mejor que obligar

Con la inmunización voluntaria se armoniza el respeto a las personas con el logro del …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.