Una fecha memorable

José Luis Callaci

José Luis Callaci

Un 23 de septiembre de 1947 durante un acto frente a la Confederación General del Trabajo el Presidente argentino Juan Domingo Perón firmó el Decreto Presidencial que le dio valor institucional a la Ley 13.030 sancionada días antes por el Congreso Nacional que le otorgaba a las mujeres de todo el país el Derecho al Voto.

Desde 1916 regía en Argentina, la Ley Sáenz Peña, que propició el sufragio universal y obligatorio pero exclusivamente para los hombres, dejando a las mujeres en una condición de inferioridad ciudadana. La llegada del peronismo en 1945 y la ola de reivindicaciones sociales que produjo la revolución popular, impulsó esta iniciativa que fue tomada como otros un compromiso personal de Eva Duarte de Perón.

La esposa del Presidente argentino desplegó una fuerte campaña por la radio y en actos públicos, que derivó en la llegada al Congreso del proyecto de ley en julio de 1947. “Evita, la abanderada de los humildes” cómo la distinguía el pueblo argentino, fue la que posibilitó con su empeño personal uno de los más grandes logros sociales del siglo XX para las mujeres argentinas. Con esto se cumplía un viejo sueño de luchadoras feministas como Alicia Moreau de Justo, Elvira Dellepiane de Rawson, la poetisa Alfonsina Storni y Silvina Ocampo, quienes desde los inicios del siglo XX lucharon por la sanción de esta justa normativa. Una normativa que si bien la intentó imponer en la corriente legislativa en 1928 el socialista Mario Bravo esta quedó trunca por el golpe militar de 1930.

Dos años después, en 1932, otro socialista, Alfredo Palacios, logró tras ingentes esfuerzos que la cámara baja le diera media sanción al voto femenino. Sin embargo el proyecto durmió el sueño de los justos hasta que perdió tratamiento parlamentario.

Que fue lo que no le dijeron entonces a Eva Perón los mismos de siempre que a falta de argumentes arremeten con improperios. Este logro que fue inspiración, acción efectiva con envidiable coraje en uno de los gobiernos que pudieron lograr grandes cambios sociales en beneficio de los excluidos de un tipo de desarrollo que solo beneficia a unos pocos, se retoman, aunque con grandes obstáculos que cambian en apariencia pero que persiguen el mismo fin: abortar todo intento de modificación del statu quo.

Cuando leemos algunos temerarios escritos de plumarios en medios y ciertos comentarios en los espacios de estas nuevas autopistas de la comunicación moderna, sobre los gobiernos de países latinoamericanos que han emprendido reformas similares a los logrados durante la Reforma Social de esos años en Argentina, que tropiezan como es lógico con fuertes reacciones por parte de quienes sienten perder privilegios de sociedades injustas, obtenidos la mayoría de las veces a sangre y fuego, nos damos cuenta que hasta en esto la historia se repite. Si entramos en comparaciones en el tiempo son los mismos contenidos que en el caso específico de Argentina y de otros países de la región precedieron a horrendos crímenes de lesa humanidad. El Gobierno popular de Argentina de ese entonces fue derribado por un Golpe de Estado. Lo que vino después es historia conocida.

A quienes no siendo parte de esa ignominiosa y perversa resistencia al progreso social pero se suman a lo mismo sin comprender que cuando un gobierno realiza cambios sustantivos o revolucionarios que afectan intereses y las propias estructuras en que se asientan estas sociedades injustas, que se hagan la pregunta de si es normal o no que se produzcan fuertes reacciones adornadas muchas veces de gruesas mentiras, infundios, burlas, insultos y hasta violencia. A los incautos, que lo son por simple ignorancia de la historia y de los hechos, se les invita a hacer un esfuerzo para informarse bien, aunque comprendamos que esto resulta difícil por la ausencia de opciones informativas. En cuanto los que con singular altanería escogen la confrontación repitiendo como cacatúas lo que el poder mediático del sistema injusto le transmite, y lo dan como verdades irrefutables, no merecen otro calificativo que el de necios.

Evalúe este artículo: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.