Trump, el judoka

El sereno

Álvaro Campos Solís
campos.solis.alvaro@gmail.com

Álvaro Campos Solís

El judo es el arte marcial japonés que se fundamenta en el uso de la fuerza del rival en beneficio propio. Es la manera de aceptar las cosas según se presentan para cambiarlas ventajosamente. Eso es exactamente el principio que aplica el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, frente a sus adversarios del Partido Demócrata, de cara a las elecciones previstas para el 3 de noviembre del próximo año.

Trump es un hombre de extremos. Un feroz anti inmigrante, en particular con la gente pobre que pretende ingresar a su país procedente de la América de habla hispana o de origen musulmán. Un supremacista blanco que rechaza a los negros, en particular si proceden de Haití. Ha convertido la imposición de aranceles como arma arrojadiza contra todo país cuya balanza comercial afecte los intereses estadunidenses. La bronca más reciente es con China Popular y España.

Sus decisiones irritan a unos y sorprenden a la mayoría, tal es el caso de haberse sentado a la mesa de negociaciones con el Presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un, así como haber quitado el dedo del gatillo apenas minutos antes de que las fuerzas armadas a su cargo atacaran a Irán. Un ataque a ese país podría derivar en un conflicto en todo el Oriente Medio, incluido Israel.

Es un hombre impredecible que encontró en las redes sociales y en las fake news la manera más efectiva de hacer política. Amplios sectores de la prensa norteamericana lo adversan, mientras el político de metro 90 continúa el camino hacia su reelección.

Tan impredecible es que, a pesar de su carácter violento, no le ha temblado el pulso para despedir a numerosos halcones, entre ellos a su asesor en seguridad nacional, John Bolton así como a fiscales y generales del ejercito estadounidense. A su lado nadie está seguro.
En el plano económico la administración Trump destaca una baja significativa en la tasa de desempleo y un modesto crecimiento de los salarios.

Con ese ambiente, los demócratas adelantan una investigación en su contra, con la intención de iniciar un proceso de destitución. El famoso impeachment.

La acusación gira en torno a una supuesta traición por haber ejercido presión sobre el gobierno de Ucrania para que investigara a un hijo del ex vicepresidente y precandidato demócrata, Joe Biden, por actos de corrupción. Biden se perfila como el candidato demócrata para enfrentar a Trump.

Hunter Biden, el hijo del ex vicepresidente forma parte de la junta directiva de una empresa ucraniana de gas, donde devenga 50 mil dólares de salario mensual. Se supone que Trump habría presionado a su colega ucraniano, Volodimir Zelenski, para que investigue los negocios del hijo del político estadounidense.

Una periodista del El País, prestigioso diario español, ha escrito: “las peripecias de la denuncia contra el presidente por el escándalo en Ucrania es un paseo por las cloacas y las bondades del sistema estadounidense”.

Mientras el pueblo estadounidense continua con su dinámica de trabajo, lo que ha convertido a esa nación en una potencia económica y militar, la clase política baraja las consecuencias de ese proceso político. Se da por un hecho que la acusación tendrá éxito en la Cámara de Representantes bajo control demócrata, pero será rechazada en el Senado, controlado por los republicanos. Esto significaría que el presidente podrá continuar tranquilo hasta el fin de su mandato.

Una derrota de los demócratas, implicaría casi de seguro la reelección del Presidente Trump por un nuevo periodo de cuatro años al frente de la Casa Blanca. Es el riesgo de la política donde no siempre dos más dos suman cuatro.

Asimismo, quedaría en evidencia la habilidad política del actual inquilino de la Casa Blanca que ha dado muestras de que no solo aplica en su beneficio principios del judo, sino también del boxeo antirreglamentario, cuando se trata de darle un golpe bajo al adversario. Y eso es precisamente lo que ha hecho en los últimos días al desparramar el conflicto pidiendo a China que investigue las andanzas financieras del hijo del precandidato demócrata por tierras de la poblada nación asiática.

La mesa está servida para la prensa mundial.

Periodista

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.