Todos a votar el 2

Progresemos

Carlos Manuel Echeverría E.

Carlos Manuel Echeverría

La democracia, el poder del pueblo, teóricamente le da a cada Ser Humano la oportunidad de consolidarse como tal, al ejercer el derecho de participar como candidato o al menos como elector de las autoridades que ejercerán el gobierno. El ejercicio del voto como derecho y obligación en elecciones o consultas populares a cualquier nivel, nos hace más ciudadanos y por ende nos consolida como Seres Humanos. El no ejercicio por el contrario, nos limita como ciudadanos y aunque legalmente sigamos ejerciendo esa condición, nos deslegitimamos. El comentario cobra carácter de urgente ante el hecho de que estamos a 3 semanas de las elecciones municipales, que en nuestro país han sido alarmantemente deficitarias.

El abstencionismo, o sea, el porcentaje de ciudadanos que no votaron, en este caso en la segunda ronda de la elección presidencial del 2018, fue de casi 33%, del electorado. Uno de cada tres ciudadanos decidió no votar, a pesar de que podía votar en blanco o anular el voto. Un tercio no es bueno, especialmente para un país que se jacta de ser tan democrático y donde el ciudadano tiene tantos derechos.

Por otro lado, la última elección municipal reflejó un abstencionismo que gira en torno al 70%, lo que quiere decir que menos de uno de cada tres de los ciudadanos ejercieron su derecho al voto. Esto es alarmante si consideramos que el gobierno local por definición es el que está más cerca de uno, el gobierno cuyas decisiones impactan en la vida cotidiana directa y a veces inmediatamente. Obviamente uno debería estar interesado en votar en elecciones como la que viene el 2 de febrero. Me es difícil entender como en un pueblo que se siente educado, tantos ciudadanos optan por no participar a pesar del “bombardeo” por el Tribunal Supremo de Elecciones de previo al evento y por las personas candidatas. Es lamentable lo anterior, pero corregible en la próxima elección municipal del 2 de febrero, si la ciudadanía vota masivamente y ojalá informada.

He notado con desazón que existe una gran cantidad de aspirantes a alcalde, que tienen causas pendientes con la justicia o denuncias interpuestas en su contra, sean legitimas o no. Es cierto que nadie puede ser considerado culpable antes de ser juzgado, pero también se sabe que en Costa Rica los trámites judiciales o burocráticos duran literalmente años a veces por razones inconfesables, lo que no debería ser excusa para ignorar esas situaciones. En naciones más serias que la nuestra, nadie con una duda sobre su honorabilidad se atreve a postularse a un cargo público. En Costa Rica si pasa como muestra de que la ética y la moral en general no es lo que debería ser. Supondría que quien sea condenado renunciaría a su cargo, lo que tampoco es seguro…así son de jugosos los ingresos que los jerarcas municipales reciben, ligados perversamente a la recaudación tributaria. Este tema de los salarios municipales requiere de un “overjol” legislativo completo.

Las comunidades saben quién tiene las manos y la conciencia sucia y quién no. Supongo que los ciudadanos no implicados votaran por quien tenga sus manos y la conciencia limpia.

Una razón adicional por la que recomiendo votar masivamente, es que los candidatos a relegirse, limpios o no, son los que tienen los “cuadros humanos” más disciplinados y comprometidos, que siempre votan. No votar es dejarle vía libre a quien quiere relegirse, que si ha realizado un buen trabajo según la percepción comunal, nada tiene que perder si la votación es masiva.
Las razones expuestas son muy importantes para estimular el voto. Pero la más importante es enriquecer la democracia haciéndolo. Por favor, hagamos la tarea de informarnos antes sobre los candidatos y sus propuestas y que el domingo 2 de febrero del 2020 nadie falle. ¡Viva Costa Rica democrática, productiva, socialmente justa y libre de excesos y corrupción!

Ex viceministro de Planificación Nacional y ex Diplomático

Comentar en Facebook

Relacionado:

Revise también

Other News

El virus de la extrema derecha

David Torres* Resulta extraña, por no decir otra cosa, la unanimidad de los medios al …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!