Terror al socialismo en la Casa Blanca

Manuel E. Yepe

Manuel E. Yepe

Precisamente cuando el régimen de Trump y Bolton agrega un nuevo frente de guerra a su teatro de operaciones contra el Tercer Mundo apuntando a la “troika” de Cuba, Venezuela y Nicaragua nada menos que bajo la acusación de ser “socialistas”, el Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca (CEA, por sus siglas en inglés) ha divulgado un informe evaluativo titulado Costos de Oportunidad del Socialismo en el que alerta sobre el “regreso” del socialismo al discurso político estadounidense.

El gobierno estadounidense se siente amenazado por un nuevo ascenso de la ideología socialista en Estados Unidos a las puertas de las elecciones legislativas del 6 de noviembre, según se aprecia en dicho informe.

“Coincidiendo con el bicentenario del nacimiento de Karl Marx, el socialismo está viviendo un regreso al discurso político del país. Propuestas políticas autodenominadas socialistas están ganando apoyo en el Congreso y buena parte del electorado”, dice la Casa Blanca en el informe.

Hay quienes piensan que el CEA ha reaccionado así luego de conocer de encuestas recientes que mostraron que los republicanos apoyan mayoritariamente el programa Medicare para Todos que la Casa Blanca tanto se ha esforzado por desacreditar.

El informe de 72 páginas utilizó para su elaboración textos de “libros blancos” del Heritage Foundation y el American Enterprise Institute.

Los autores del informe plantean que el socialismo está reapareciendo en el discurso político estadounidense. Y eso le preocupa seriamente a por lo menos un subconjunto del Poder Ejecutivo, hasta el punto de dedicarle páginas enteras a temas tan “apremiantes” como los debates de hace un siglo entre socialistas y citas tan significativas como la de “a cada cual según su capacidad”.

El Consejo de Asesores Económicos (CEA) también compara políticas vagamente socialdemócratas -como la exclusión de intereses privados de la atención de la salud- con el Gran Salto Adelante de Mao Tse Tung. “Hay periodistas y analistas que afirman abiertamente que los programas de pagador único son más eficientes y sus objetivos tienen un espíritu similar a los de Lenin y Mao”, de acuerdo al CEA.

Entre las propuestas que se analizan está la sanidad pública universal, que aunque está lejos de formar parte del debate de la opinión pública ha empezado a ganar adeptos tras el impulso dado a este tema por demócratas progresistas como el senador Bernie Sanders, ex aspirante a la candidatura presidencial demócrata en las elecciones de 2016.

“Iniciativas como la salud pública universal están muy en consonancia con los planteamientos del socialismo”, indicó el director del CEA, Kevin Hassett, en una rueda de prensa.

Si la sanidad pública tuviese que ser financiada con mayores impuestos, explicó Hassett, provocaría “una caída del PIB del 9%”.

El documento es inusual ya que la labor de la CEA es ofrecer criterios desde un punto de vista académico y no partidista.

Hasset vincula a políticos del ala más progresista del Partido Demócrata, como Sanders y la senadora Elizabeth Warren, quienes defienden un modelo socialdemócrata dentro de una economía de mercado, con iconos del pensamiento histórico socialista como Karl Marx y Vladimir I. Lenin.

En varios actos electorales previos a las legislativas de medio término del seis de noviembre, el presidente estadounidense Donald Trump ha desbarrado contra Venezuela y su revolución bolivariana advirtiendo que “si resultaran electos candidatos demócratas como los aspirantes a Gobernador de Florida, Andrew Gillum, y a Senador por Texas, Beto O’Rourke, Estados Unidos correría el riesgo de convertirse en otra Venezuela.

“Los demócratas quieren subir los impuestos masivamente e imponer el socialismo en nuestro país. Seremos otra Venezuela”, dijo Trump recientemente en un mitin en Nevada.

Las conclusiones a que llega el informe del CEA son las que cabía esperar: a Venezuela le va mal y a los mercados libres, bien.

Pero lo que el informe verdaderamente demuestra es que la Casa Blanca se siente amenazada por un ascenso de las ideas socialistas cuando más intensa es su cacería de brujas.

La actitud del CEA respecto al Medicare para Todos es una indicación de que lo que le preocupa es la idea de que surja un socialismo democrático específicamente norteamericano.

“Coincidiendo con el 200º aniversario de Karl Marx, el socialismo renace en el discurso político. Las propuestas políticas de socialistas ganan apoyo en el Congreso y en buena parte del electorado”, lamenta la Casa Blanca en su informe.

Manuel E. Yepe

http://manuelyepe.wordpress.com/
Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.
Este artículo se puede reproducir citando al periódico POR ESTO como fuente.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.