Terminal del Pacífico garantiza seguridad energética afirma RECOPE

Recope
Proyecto Terminal Pacífico. CP/Recope

San José, 16 may 2021 (CPNews).- El proyecto “Terminal Pacífico” es necesario para garantizar la seguridad energética de Costa Rica, al dotar al país de un segundo punto de ingreso de combustibles adicional al de Moín, en el Caribe.

La inversión estimada del proyecto es de $ 234 millones, el cual se cubrirá con un 42% de fondos propios y un 58% con financiamiento bancario, aseguraron a Cambio Político personeros de RECOPE.

El Gas LP es el tercer producto de mayor consumo en el país, con un crecimiento anual de un 7%, lo que hace necesario ampliar la capacidad de almacenamiento para asegurar el suministro por ser vital para la reactivación económica.

En el 2019, 710.000 hogares usaban Gas LP para cocinar y al día de hoy, ese número se ha visto incrementado sensiblemente según lo que las empresas distribuidoras de gas informan.

Hay que sumar a los hogares, las pequeñas y medianas industrias y las empresas hoteleras y la industria alimentaria, que dependen de este producto para su desarrollo y la reactivación económica del país.

Advirtieron voceros de la institución que en la actualidad todo el almacenamiento y venta de Gas LP se encuentra en la Terminal de Moín, la cual cuenta con 7 esferas para el producto, las cuales manejan un volumen aproximado de 3.400 m3 (21.000 barriles) cada una, para un total global de 24.000 m3 (149.000 barriles).

El Gas LP no cuenta con un inventario de continuidad del servicio del mismo nivel que el diésel, las gasolinas y o elJet A.1, lo que obliga a una frecuencia de embarques más alta que el resto de los productos.

Continuar la concentración de inventarios en la provincia de Limón no soluciona el problema que presenta el Gas LP en su cadena de suministro, ya que es un producto con alto riesgo de desabastecimiento, debido a la vulnerabilidad del sistema de distribución final.

“Esto por cuanto el abastecimiento del 100% de la demanda se realiza a través de camiones cisternas desde la Terminal de Moín, resultando que el total del suministro del Valle Central, Zona Norte y Zona Pacífico debe atravesar la Ruta 32, la cual cuenta con una alta siniestralidad y afectación por derrumbes y mal tiempo, lo que conlleva a que la cadena de distribución se vea detenida de manera recurrente y que diariamente camiones cisternas recorran nuestras carreteras, cuando se puede proveer una solución que implica un ahorro de al menos 700 mil km de recorrido para dichos vehículos, implicando un ahorro anual de 8 millones de dólares en costos de transporte terrestre”, agregaron.

“No asegurar el suministro impactará inmensamente el PIB nacional, el diario vivir de un sector residencial de escasos recursos y la pequeña y mediana industria, que no tienen suficiente capital para poder subsistir con su sustituto, la electricidad”, subrayaron.

El no garantizar el abastecimiento en un solo día afectaría al PIB de Costa Rica con pérdidas por US$ 68 millones para la gasolina; US$ 44 millones en el caso del diésel y US$ 44 millones en el Gas LP.


Revise también

ips

La ONU registra graves retrocesos en derechos humanos

Por corresponsal IPS Junio 22, 2021 GINEBRA – La pobreza extrema, la desigualdad y la …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.