Surgen nuevos millonarios y se multiplican los pobres

COMPARTIR:

El Sereno

Álvaro Campos Solís
campos.solis.alvaro@gmail.com

Alvaro Campos

Dice nuestro pueblo que “cuando llueve, todos nos mojamos”. Eso no es cierto, tal y como lo está demostrando la crisis económica mundial, debido a la pandemia del covid 19. Casi un millón de personas han perdido la vida, en casi 30 millones se estima el número de contagiados y la economía mundial se desploma dejando a millones de personas sin trabajo y a las puertas de una hambruna.

Al mismo tiempo, un selecto grupo de archimillonarios ven crecer sus fortunas a un ritmo vertiginoso. Su paraguas es inmenso y se nutre, precisamente, de la pandemia y sus efectos. El selecto grupo que ahora se le conoce con el nombre de “mil millonarios”, se dedica a la venta de tecnología terrestre y aeroespacial. Los más conocidos son los dueños de Amazon, Microsoft, Facebook y Tesla. Las ventas de comida chatarra y bebidas gaseosas también obtienen ganancias millonarias de un pastel llamado covid 19 que mata y empobrece, pero también enriquece a una élite.

“La pandemia agranda la brecha en América Latina: ocho nuevos multimillonarios y 50 millones más de pobres”, sostiene la ONG Oxfam que recomienda impuestos extraordinarios a las grandes fortunas para tener más recursos con los cuales afrontar la crisis. Informes de revistas especializadas dan cuenta que numerosos magnates prefieren practicar la filantropía y de esa manera pagar menos impuestos. ¡Ocho nuevos multimillonarios y 50 millones de pobres! Una diferencia abismal… y vulgar.

Oxfam es una confederación internacional formada por 19 organizaciones no gubernamentales que realizan labores humanitarias en 90 países. Su lema es “trabajar con otros para combatir la pobreza y el sufrimiento”. Fue fundada en Oxford en 1942 durante la II Guerra Mundial. Tiene la sede central en Kenia y oficinas en Bruselas, Ginebra, Moscú y Nueva York.

“En América Latina, el continente más desigual del mundo, la brecha entre ricos y pobres se ha agrandado aún más por la pandemia de la covid-19. Desde marzo, ocho magnates latinoamericanos han superado la barrera de los mil millones de dólares y en su conjunto, las élites económicas de la región han ampliado su patrimonio en 48.200 millones de dólares, un 17% más que antes de la aparición del coronavirus, según Oxfam.

En el otro extremo, la recesión económica en el continente puede provocar que hasta 52 millones de personas caigan en la pobreza y 40 millones pierdan sus empleos, lo que supondría “un retroceso de 15 años para la región”, advierte la ONG, que propone gravar la riqueza para evitarlo. Señala que, para las grandes mayorías, en todo el mundo, el confinamiento ya se acabó.

La pandemia y la profunda crisis económica reclaman que el Estado asuma un rol protagónico, donde la solidaridad sea la regla y la riqueza de un puñado de gente no sea la contracara de la miseria de millones.

“Si se agudiza aún más la brecha, de ser una crisis sanitaria pasará no solo a ser una crisis económica y social sino también política”, augura Asier Hernando, director interino de Oxfam para América Latina y el Caribe al recordar que en 2019 hubo grandes movilizaciones sociales en países como Chile, Colombia y Ecuador encabezadas por una clase media defraudada por las expectativas incumplidas. Según el último Latino barómetro, tres de cada cuatro latinoamericanos creen que sus gobiernos están al servicio de los más poderosos y la desconfianza en las instituciones va en aumento. “Es una situación histórica en la que hay que tener altura política”, advierte Hernando, “Si no, vamos a hipotecar a la siguiente generación”.

En ese sentido habrá que esperar al segundo semestre del año próximo, cuando rompan los juegos electorales en nuestro país, para conocer el alcance de las propuestas de cada partido político. En ese momento los políticos no dispondrán de espacio para ponerse históricos ni histéricos, pues el pueblo espera soluciones a corto y mediano plazo. El desempeño de la administración Alvarado Quesada y todas las anteriores serán apenas material de trabajo para los historiadores.

La principal víctima de esta crisis tendrá rostro femenino, según la CEPAL. La crisis económica generada por la covid-19 se cebará con las mujeres, especialmente con las que tienen menos recursos, y dejará a 118 millones de latinoamericanas viviendo en la pobreza este 2020, un 22% más que el año anterior, según advirtió el pasado miércoles 26 de agosto la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). “Esta es la peor contracción económica de los últimos 100 años de la región y las mujeres van a ser particularmente afectadas, en forma desproporcional, porque va a haber mayor incremento de desempleo, pobreza y, sobre todo, se van a ver afectadas por la sobrecarga de cuidados, especialmente en los hogares más pobres”, afirmó la secretaria ejecutiva de la organización, Alicia Bárcena.

Finalmente, Oxfam comentó que en América Latina “no hemos entendido bien el mensaje del coronavirus. Más allá de las fronteras, razas e ideologías, recordó que como humanos nos necesitamos todos. A Estados Unidos y al Reino Unido le pedimos vacunas, a Emiratos pruebas, a Cuba y a España, personal. La vida debe de estar por encima de la política”.: “No vamos a acabar con la pandemia, si no termina en todos los lugares del mundo”. Todo parece indicar que las grandes potencias pretgenden decidir qué pueblos sobreviven e y qué pueblos desaparecen.

La cooperación internacional es imprescindible para combatir el COVID-19. Pero especialistas lamentan falta de coordinación y también la prevalencia de intereses nacionales, en particular a la hora de salir a comprar las vacunas contra el virus.

2
0

Periodista


COMPARTIR:

Revise también

Carta

Cambio de marcha

Luis Diego Vargas Hace seis años tomé una decisión arriesgada y, perdónenme la inmodestia, valiente, …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!