Sordidez

De José Calvo

José Calvo

José Calvo

En Turquía entra un árabe y no sale del consulado de Arabia Saudita; lo asesinaron adentro, por orden de algún príncipe. Y en los Estados Unidos el Congreso ratificó a un misógino propuesto por Trump para desbalancear la Corte Suprema. Y aquí en Costa Rica, donde una quinta parte de la gente vive en la miseria, un rector que gana 15 millones de colones mensuales propone una plaza de 14 millones de dólares en medio de la crisis fiscal. Y el presidente de la Corte Suprema hunde el acuerdo para no aumentar el gasto: porque afecta a los empleados de la Corte, que ganan millones por mes. Y el dinero de ayuda social no llega a los necesitados.

El telescopio espacial Kepler está descubriendo más y más planetas habitables cerca de nosotros. Uno de estos días nos vamos a despertar con la noticia de que los extraterrestres han aterrizado. Pero no para formar una cristosfera al estilo de Teilhard de Chardin con las almas de los niños, dejando a los adultos que se mueran solos como en El Fin de la Niñez de Arthur Clarke. Sino para que pongamos en práctica el segundo mandamiento de amar al prójimo que no hemos podido cumplir, y que nos ordena “amar al prójimo como a ti mismo”. Porque pedirle a los desempleados por la automatización que se re-entrenen para seguir produciendo, es no comprender que ya estamos contra el limite ambiental; además de callosidad para el hermano desempleado.

Si los marcianos aterrizan cogerán preso a Trump, además del presidente de la Corte y del Congreso; por si acaso. Estarían los extraterrestres entonces en posición de dictar; y lo que dictarían es que pongamos en uso el segundo mandamiento.

El problema con los empleados públicos no es de pluses salariales, sino que sin los pluses ganarían sueldos de miseria, y desaparecería nuestra clase media. Los pluses solo le convienen a los privilegiados que ganan sueldos millonarios, para la mayoría son solo una manera extraña de calcular su sueldo. Estarían mejor indexándolo para la inflación.

El problema con el impuesto sobre la renta es que no es lo mismo ganarse un dinero por prestar para que otro invierta; y que está en las manos del gobierno, que invertir en la producción directamente. Así van a desaparecer la clase media y la democracia. Sin la democracia, perderá Costa Rica su carácter.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.