Ser ticos

COMPARTIR:

Don Padre

José Luis Valverde Morales

José Luis Valverde

A veces me pregunto si realmente somos conscientes de lo qué significa ser ticos.

Muchos compatriotas por diversas razones han migrado y eso para nada supone traición a la patria; son condiciones particulares, respetables, punto.

Una amiga vive con sus hijos pequeños en un edificio de apartamentos en Estados Unidos. Tengo que darles a oler Sani Pine y limón para que puedan comer algo, el inmueble fue desalojado mientras retiraban los cuerpos de las víctimas del COVID19, el ambiente era nauseabundo, las puertas tiradas por la policía para extraer los cadáveres.

Más ticos han muerto en la poderosa nación del norte que en esta humilde tierra, en tanto los que estamos aquí le buscamos el pelo a la sopa en todo; algunos se han atrevido a criticar hepáticamente, desprovistos de argumentos, sobre el cambio del Centro Nacional de Rehabilitación para convertirlo en el hospital de la pandemia. Se quejan simple y sencillamente porque son pocos los pacientes internados.

¡Que hijos de…lo que usted quiera o imagine más necios! Como la cifra de muertos en Costa Rica es poca, menos de los que sacan de un salón en un día en otros países de América o Europa, todo es una invención, una charanga, “una simple gripecita” como arguyeron algunos que adoran al medieval dios Mammón, amo y señor del dinero y la avaricia.

¡COSTA RICA GANARÁ!

Uno de mis primeros comentarios cuando apenas iniciaba esto y pocos vislumbraban las verdaderas dimensiones era: ¡Costa Rica ganará! La expresión no es antojadiza, pues conozco la madera de la mayoría de los ticos, nuestra institucionalidad, que hasta el momento no me ha defraudado, ni espero lo haga.

Como país seguimos viviendo de los réditos de una generación de visionarios como Manuel Mora Valverde, Rafael Ángel Calderón Guardia, y Víctor Manuel Sanabria Martínez. Posteriormente la estructura institucional fue remozada por la visión de José Figueres Ferrer y los mozalbetes del Centro para el Estudio de los Problemas Nacionales.

La pandemia hizo caer la diminuta parra que escondía las vergüenzas de lo que Juan Pablo Segundo llamó con tino, “Capitalismo Salvaje”, el virus se ensañó en las mayorías pauperizadas, desprovistas de identidad, los sirvientes de una acaparadora minoría enriquecida a costas de la marginación y la pobreza de los nuevos siervos de gleba.

Muchos compatriotas retornaron a Costa Rica, buscandoel calor y la protección del terruño; aquí no son vistos con desprecio, no tienen que esconderse de la migra o discriminados por su condición de latinos o sudacas, como le dicen en Europa a todos los nacidos al sur de los Estados Unidos.

Mi humilde predicción es el retorno de una legión de desterrados (por las razones que fuera) que vendrán a afincarse en la tierra que los vio nacer; algunos al paso de los años tienen un capital que asegura el fin de los días cerca de la familia y amigos, aquí hay campo para todos, la etapa de reconstrucción nos convoca o bien como nuestro astronauta Franklin Chang Díaz o el escultor Jorge Jiménez Deredia, quienes se mueven aquí y allá.

Muchas de las ciudades fuera de la Gran Área Metropolitana tienen condiciones para una vida de calidad, donde para nada se extrañan los goces de Europa o el Sueño (pesadilla para muchos) Americano; hay infraestructura de primera, conectividad de primer mundo para el teletrabajo que llegó para quedarse, sitios idílicos donde al final de la tarde cualquier persona puede extasiarse con un atardecer, montar en bicicleta, o simple y sencillamente saborear una bebida al calor típico de la gente de Tiquicia.

Gracias a tantos hombres y mujeres visionarios, a pesar de los pesares, vivir en Costa Rica es un privilegio. Si los próceres hubieran escuchado a los quejumbrosos de siempre estaríamos con la teoría sanitaria del rebaño, donde simple y sencillamente se muere quien le toca, embalando cadáveres y no haciendo el recuento de los recuperados.

Muchos se dicen ticos pero desconocen dónde dejaron su ombligo.

0
0

COMPARTIR:

Revise también

Rafael Obregón Loría

R.·. H\ Rafael Obregón Loría

R.·. H\ Rafael Obregón Loría, Benemérito de la Masonería Costarricense, en el día de su …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!