Ser exitoso como tu propio jefe: Graduarse y ser independiente

COMPARTIR:

Por Julia Felicitas Allmann (dpa)

Ser exitoso como tu propio jefe: Graduarse y ser independiente
Paciencia y autodisciplina: Quien busca establecerse de forma independiente inmediatamente después de la graduación deberá aguardar en general unos años antes de poder afirmarse en el negocio. Foto: Christin Klose/dpa-tmn

Tras la graduación puede comenzarse con el envío de postulaciones, el entrenamiento para desenvolverse en entrevistas de trabajo y asumir un cargo junior. Pero no siempre el ingreso al mercado laboral se produce de esta forma.

Sobre todo en los oficios creativos las personas jóvenes eligen el camino de ser independientes inmediatamente después de terminar sus estudios. Y esto puede redundar en éxito, en tanto se contemplen los puntos más importantes.

“Se quiera o no: como independiente uno mismo es la marca”, comenta la coach para trabajadores autónomos Edith Steiner. “Por lo tanto es importante una buena visibilidad de la propia persona y de la oferta”, añade.

Steiner especifica que, para convencer a los clientes potenciales y atraer su atención, es imprescindible ser capaz de hablar de forma interesante tanto de uno mismo como de la oferta que promueve.

Y esto solamente lo logran pocos principiantes sin buena preparación: “Las posibilidades de entrenar y desarrollar estas habilidades es ofrecida por ejemplo por workshops y encuentros en los que uno se reúne con personas que no conoce”, señala la experta germana.

También se recomiendan entrenamientos específicos o eventos con los denominados “Elevator Pitchs”, en los que la persona se presenta brevemente a sí misma y a sus proyectos.

Al igual que la técnica de dejarse inspirar por personas exitosas: “Básicamente resultan muy valiosos los buenos modelos y mentores”, asegura Edith Steiner. “Se los encuentra en el círculo de conocidos, así como también en la literatura especializada y las charlas TED, en YouTube o en instituciones”.

EL PROPIO ENTUSIASMO PUEDE SER DECISIVO

Resulta ideal que quien desee cautivar con su propio portfolio esté encantado con su actividad. “La mayoría de los diseñadores, arquitectos y otros profesionales independientes parten de que la calidad de su trabajo les asegurará el acceso al mercado”, apunta la coach.

Pero no solamente es importante ser bueno en el trabajo, sino también estar entusiasmado con su labor. “Esta chispa es decisiva para la colaboración con clientes, para el crecimiento y el éxito”, apunta la especialista.

Existen entrenamientos especiales pre-lanzamiento y asesoramiento para la puesta en marcha. En un plano ideal, estas asesorías se realizan mucho tiempo antes de iniciar con el trabajo independiente.

“Es imprescindible una buena y detallada planificación previa antes del comienzo”, asegura el coach y entrenador Reiner Stüllenberg.

“Debe comenzar al menos un año antes y dedicarse a la pregunta de bajo qué forma debe fundarse el emprendimiento: como trabajador autónomo, con un socio por ejemplo como sociedad civil o como sociedad de responsabilidad limitada”, ejemplifica.

INDEPENDIENTES CON MENTALIDAD DE “CAERSE Y VOLVER A LEVANTARSE”

En el mejor de los casos, quienes se hagan asesorar en este período preparatorio podrán detectar si cuentan con los atributos necesarios para lograr un trabajo exitoso como su propio jefe.

“No creo que cualquiera pueda ser independiente”, advierte Stüllenberg. “Eso frecuentemente tiene que ver con los propios valores”.

Por ejemplo, el experto alemán detalla que quien sea autónomo no debe dejarse intimidar por la perspectiva de no conseguir un salario fijo.

De acuerdo con Stüllenberg, también ayuda perseguir tenazmente las metas, poseer una mentalidad de “caerse y volver a levantarse” y no permitir que las dificultades alteren la calma.

CONOCIENDO “EL OTRO LADO”

Bien vale la pena durante el estudio realizar una práctica o, mientras se estudia, trabajar en una empresa. Porque solamente así es posible enterarse cómo funciona “el otro lado”. “Deben conocerse el trasfondo, la vida cotidiana y las necesidades de los futuros clientes”, apunta Steiner.

Y, pese a todos los preparativos, puede ocurrir que el negocio no funcione bien de inmediato, algo que también debe ser tolerado, apelando a la paciencia necesaria.

Según analiza la experta alemana, se necesitan entre dos a cuatro años hasta que el negocio se establece. Y, lo que es seguro: quien se lance directamente tras la graduación al trabajo autónomo, no podrá esperar tiempos de trabajo clásicos. “Hay que superarlo”, concluye Stüllenberg.

dpa


COMPARTIR:

Revise también

Entre palacios, pesto y Paganini: Génova busca conquistar turistas

Entre palacios, pesto y Paganini: Génova busca conquistar turistas

Por Ute Müller (dpa) Mientras aplasta hojas de albahaca, piñones, aceite y ajo en un …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!