Resultados fiscales a setiembre de 2016: ¿buenos o malos?

Notas al tema

Guillermo E. Zúñiga Chaves

Guillermo E. Zúñiga

La semana pasada el Ministerio de Hacienda dio a conocer los resultados fiscales acumulados al mes de setiembre. He escuchado comentarios y hasta he leído editoriales muy favorables a la gestión realizada. Y no es para menos. El déficit acumulado a setiembre de 2016 fue de -3,4% del PIB, mientras que hace un año esa cifra era -4,2% del PIB. Hay una mejora en el resultado.

En su comunicado Hacienda lo explica así: “El gasto total creció solo un 2,7% a setiembre, mientras tasa de crecimiento en ingresos fue 9,6%”.

CRECIMIENTO DE LOS INGRESOS. Sin la menor duda ahí se está haciendo un gran esfuerzo en la gestión de cobro. Es un trabajo muy meritorio. Veremos en cuánto cierra la carga tributaria a final del año. El mejor desempeño económico está ayudando. Siempre he dicho que un gran aliado de la recaudación de impuestos es un buen crecimiento de la economía.

El CRECIMIENTO DE LOS GASTOS CORRIENTES. Estos crecieron 5,1% entre setiembre del 2015 y setiembre de 2016. Es una cifra superior al aumento de la inflación en el mismo período. Es decir, los gastos corrientes están creciendo en términos reales. Las remuneraciones subieron 3,4%. Dice Hacienda que “…se explica, principalmente, por la política de congelamiento de plazas aplicada por esta Administración, y por el ajuste salarial ligado a la inflación”. Cuando leo lo del congelamiento de plazas me acuerdo, por ejemplo, que urgen policías. Y observo que la política que diseñamos en el 2007, para ajustar los salarios públicos en base a la inflación, sigue vigente.

INTERESES Y TRANSFERENCIAS CORRIENTES. Los intereses son un rubro significativo. Entre setiembre del 2015 y el 2016 crecieron un 8,1%, a pesar de las bajas tasas prevalecientes. Esta es una variable que no depende enteramente de nosotros, pues en buena medida está afectada por las bajas tasas de interés que hay en el mercado internacional. Las transferencias por su parte crecen un 6%, cifra mayor que la inflación.

PREGUNTA OBLIGADA. Con el comportamiento de los gastos corrientes, incluido el de los intereses, el de las transferencias corrientes y el de las remuneraciones que he presentado, todos rubros importantes y con crecimientos superiores a la inflación, ¿cómo es posible, entonces, que los gastos totales hayan subido únicamente 2,6%, que es el gran logro que muestra Hacienda? La respuesta está en la disminución en los gastos de capital. Efectivamente, los gastos de capital disminuyeron en -25% entre setiembre de 2015 y setiembre de 2016. Esto es, en este período se han invertido 85,000 millones de colones menos que lo que se había invertido hace un año. El recorte del gasto entonces se dio por la disminución de la inversión. Este es un mecanismo inconveniente para ajustar las cuentas fiscales. El sacrificio de la inversión, que de por sí ya es baja, se sentirá en el futuro.

El déficit se redujo en cerca de 170.000 millones de colones. Buena noticia. La mala noticia es que la mitad de esa reducción se explica por la caída de la inversión mencionada. El resto de la explicación la da la mejora recaudatoria.

FINANCIACIÓN DEL DÉFICIT. El financiamiento requerido que se ha acumulado es 1.060.356 millones de colones, es decir, un billón de colones. No es poca plata. No hay financiación del exterior. Ese se acabó. Esta semana el Banco Central publicó: “El requerimiento de fondos por parte de la Tesorería fue atendido en el mercado interno, mayormente con entidades públicas…” (Comentario sobre la Economía Nacional No. 11-2016, del 26 de octubre de 2016). Explico, el resto del sector público está desviando recursos para financiar al Gobierno Central, en perjuicio de sus programas.

CONCLUYO. Celebrar que hay una mejora en las cuentas fiscales, sin revisar cómo se logra, es un análisis limitado. De igual manera, celebrar que hay un recorte de los gastos sin revisar cuáles son los que se están cortando, puede llevarnos a errores de interpretación. El esquema de financiamiento con platas de las instituciones públicas y la reducción del gasto cortando la inversión son nocivos y no se sostienen.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentar en Facebook

Relacionado:

Revise también

Zapotegate

…¿Y usted qué opina? Fernando Berrocal En estos casi dos años, el Gobierno del presidente …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!