Respaldo absoluto a la fiscal subrogante

Ágora*

Guido Mora
guidomoracr@gmail.com

Guido Mora

No sé si los costarricenses tenemos total claridad de lo que representa el nombramiento de la Lic. Emilia Navas Aparicio como Fiscal General Subrogante.

A partir del momento de su juramentación, el pasado 13 de octubre es, en los hombros de esta profesional, sobre los que recae el rescate de la confianza del Poder Judicial.

Por no ser abogado y desconocer los entretelones del manejo en los estrados judiciales, no tengo un conocimiento profundo sobre la trayectoria de la Fiscal recién nombrada.

Según han publicado los medios de comunicación, la Lic. Navas es máster en Administración de Justicia e ingresó a la Fiscalía en 1988. Fue nombrada Fiscal Adjunta en 2003 y se desempeñó como Fiscal de Homicidios en Heredia. A partir del año 2013 asumió como Fiscal de Fraudes, investigando entre otros casos, supuestos delitos en la CCSS y en la construcción de la Ruta 27.

Presumo que la Lic. Navas es una abogada con vasta experiencia en este campo. No creo que la Corte Plena se haya jugado el chance de hacer recaer este nombramiento, en momentos tan críticos, en una persona con poca trayectoria o capacidad, para emprender el reto que le ha sido encomendado.
Después de tantos años de inacción y descrédito, en manos de algunos magistrados como Jesús Ramírez u Oscar Gonzalez -para mencionar sólo dos-; el escándalo con Celso Gamboa o la suspensión de Jorge Chavarría, es momento de que se asuman tareas determinantes en la administración de la justicia.

No puede continuarse con prácticas que conduzcan al debilitamiento de la justicia, promoviendo y avalando desestimaciones, prescripciones de procesos o que sencillamente la inacción posibilite que se perpetúe la impunidad de actores políticos o económicos, con gran influencia dentro de los ámbitos judiciales.

Desde esta perspectiva, las acciones que hasta este momento ha realizado la licenciada Navas y las que esperamos emprenda en los próximos días, deben orientarse a reactivar la investigación de todas aquellas actividades y decisiones sospechosas, de forma tal que, una vez escrutadas, se procese a los involucrados si se detecta delito o se elimine la duda sobre quienes no violentaron la Ley.

En nuestro criterio debe, la Fiscal Subrogante, tener absoluta libertad para hurgar en todas aquellas situaciones sobre las que pesen dudas o sospechas, de haberse producido una acción delictiva directa o que haya mediado tráfico de influencias.

Sus labores deben encaminarse a reconstruir y cubrir, a los Magistrados y a la Corte Suprema de Justicia, con el halo de probidad que nunca debió haber perdido.

Es por esto que, lejos de seguir hablando del #cementazo y de todas las particularidades que caracterizaron este conjunto de delitos, en que se ha probado están involucrados representantes de la élite política, candidatos a puestos públicos e integrantes de los Supremos Poderes, debemos volcar toda nuestra energía en la construcción de un apoyo incondicional, el mayor respaldo social y la confianza absoluta en las acciones que emprenda la licenciada Emilia Navas y su equipo de trabajo.

Invito a todos los costarricenses a expresar este apoyo, manifestándonos en las redes sociales, mediante la publicación de mensajes de respaldo, a las acciones que realice la Fiscalía General, esperando que, como sociedad, podamos recobrar la total confianza en el Poder Judicial, que es un pilar fundamental de nuestro sistema democrático.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

* El Ágora era el centro de la actividad política, administrativa, comercial y social de la antigua Atenas.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.