Reseña: un año de dominio talibán en Afganistán

Agosto 15, 2022

Redacción

ips
Mujeres en una sala de espera de una clínica en Afganistán. Su acceso a servicios y oportunidades, como la educación, el trabajo y también la salud, se han visto afectados, así como la libertad de transitar y la posibilidad de llevar la cara descubierta, desde que en agosto de 2021 asumió el control del país la milicia talibán. Foto: Alessio Romenzi/Unicef

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y otros donantes internacionales han proporcionado financiamiento puente a corto plazo para evitar un colapso total del sistema de salud pública de Afganistán.

Un año después del regreso al poder de los talibanes, los esfuerzos del grupo islamista para administrar una economía ya acosada por la sequía, la pandemia de COVID-19 y la disminución de la confianza en el gobierno que derrocó han resultado en gran medida infructuosos.

En el último año fiscal de Afganistán antes de que colapsara el gobierno de coalición respaldado por Occidente de Ashraf Ghani (2020-21), el 75 % del gasto público del presupuesto anual del país de 5.500 millones de dólares provino de la ayuda exterior. Pero cuando Estados Unidos salió, la ayuda civil y de seguridad internacional se cortó abruptamente y los nuevos gobernantes fueron sancionados.

Estados Unidos se apoderó de la mayoría de las reservas de moneda extranjera del país, congelando alrededor de 7.000 millones de dólares en poder del Banco Central de Kabul, vinculando su liberación a la mejora de los derechos de las mujeres y la formación de un gobierno inclusivo.

Si bien los talibanes y muchos otros países han exigido la liberación de las reservas de propiedad afgana, las iniciativas de ayuda que benefician directamente al pueblo afgano no han disminuido, especialmente para aliviar el sufrimiento causado por la inseguridad alimentaria y los desastres naturales. Desde abril de 2020, por ejemplo, el número de afganos que enfrentan una grave escasez de alimentos casi se ha duplicado a 20 millones, más de la mitad de los 38,9 millones de habitantes del país.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y otros donantes internacionales han proporcionado financiamiento puente a corto plazo para evitar un colapso total del sistema de salud pública de Afganistán.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios informó que los donantes contribuyeron 1.670 millones de dólares para los programas de asistencia humanitaria de Afganistán en 2021, de los cuales Estados Unidos contribuyó con la mayor cantidad, más de 425 millones. En enero de 2022, la Casa Blanca anunció 308 millones de dólares adicionales en ayuda humanitaria estadounidense.

Sin embargo, los talibanes han demostrado ser sorprendentemente hábiles en la recaudación de ingresos, recaudando 840 millones de dólares entre diciembre de 2021 y junio de 2022, una gran parte de los cuales (56 %) provino de la recaudación de ingresos aduaneros, así como a través de la exportación de carbón y frutas a Pakistán. .

Según The Economist, el investigador David Mansfield, que ha estudiado la economía ilícita de Afganistán durante 25 años, estima que el grupo ganaba entre 27,5 y 35 millones de dólares anuales gravando el tráfico de drogas y unos 245 millones de dólares en los puestos de control a lo largo de las carreteras principales, donde los combatientes talibanes extorsionaban las tarifas. de los camioneros que transportan alimentos y combustible.

Como resultado, el presupuesto de los talibanes para el año fiscal en curso, 2022-23, asciende a 2.600 millones de dólares.

Educación

Aunque funcionarios estadounidenses y talibanes han intercambiado propuestas para la liberación de los miles de millones de dólares congelados en el extranjero en un fondo fiduciario, persisten diferencias significativas entre las partes. Un punto conflictivo es el compromiso de los talibanes de asegurar los derechos de los afganos a la educación y la libertad de expresión dentro de los parámetros de la ley islámica.

Inmediatamente después de tomar el poder, los talibanes intentaron calmar las preocupaciones internacionales sobre los derechos de las mujeres afganas, insistiendo en que el Emirato Islámico está comprometido con los derechos de las mujeres dentro del marco de la ley sharia.

ips
Niñas en una escuela de Afganistán, donde la crisis humanitaria y el cercenamiento de derechos fundamentales por parte de los talibanes amenaza con deshacer los progresos alcanzados en la educación de ese empobrecido país. Foto: Unesco

El Ministerio de Educación del grupo prometió que las escuelas secundarias para niñas de los grados 7-12 reabrirían al comienzo del semestre de primavera en marzo de 2022. Sin embargo, los talibanes cambiaron abruptamente de rumbo el 23 de marzo, citando la necesidad de tiempo de planificación adicional para instalaciones separadas, según el género. Hasta la fecha, las niñas de secundaria en la mayor parte del país están esperando una decisión, mientras que las escuelas de niños reabrieron casi inmediatamente después de la caída de la administración del presidente Ghani.

Algunas familias, sin embargo, están logrando enviar a sus hijas a la escuela. Incluso cuando las escuelas secundarias femeninas rechazaron a estudiantes en Kabul, algunas pudieron regresar a clases para el comienzo del semestre de primavera en las ciudades del norte de Kunduz y Mazar-i-Sharif. También hubo informes de Nawabad en la provincia de Ghazni sobre las lecciones que continúan en las escuelas dirigidas por una ONG sueca llamada Comité Sueco para Afganistán (SCA).

También hay varias empresas privadas destinadas a subvertir la prohibición gubernamental, como escuelas secretas dirigidas por activistas como Pashtana Durrani, quien dijo a la VOA: “Doy cuatro clases para 400 niñas en cuatro regiones diferentes en dos idiomas”.

Estas discrepancias parecen indicar lo que algunos observadores describen como la formulación de políticas en gran medida errática del nuevo gobierno en su lucha por adoptar un enfoque nacional uniforme para cuestiones clave, así como divisiones dentro de las filas talibanes.

Cuando los talibanes estuvieron en el poder por última vez, unas 5.000 niñas afganas estaban matriculadas en la escuela. Para 2018, el número había aumentado a 3,8 millones.

También hubo informes de la UNESCO sobre la corrupción generalizada en todo el sector escolar.

Medios de comunicación, otras libertades

En su primera conferencia de prensa después de tomar el poder en agosto de 2021, los talibanes dijeron que darían la bienvenida a una “prensa libre e independiente”.

Pero durante el mes siguiente, emitieron una serie de directivas para los medios que, según los críticos, en algunos casos equivalían a censura previa.

Las mujeres periodistas tienen prohibido trabajar en medios de comunicación estatales y las de medios de comunicación privados solo pueden aparecer con el rostro cubierto; los periodistas en algunas provincias deben pedir permiso a los funcionarios locales antes de informar; y con las compañías de medios prohibidas de transmitir música o telenovelas populares y programas de entretenimiento, y las fuentes de ingresos por publicidad cortadas, muchos puntos de venta cerraron.

Afganistán cayó al puesto 156 de 180 países en el Índice Mundial de Libertad de Prensa de RSF, y Reporteros sin Fronteras dijo que el regreso al poder de los talibanes “ha tenido graves repercusiones en el respeto de la libertad de prensa y la seguridad de los periodistas, especialmente de las mujeres”.

Además de las restricciones a los medios, una conferencia de tres días de líderes talibanes decidió en marzo que los hombres que trabajan en puestos gubernamentales deben usar barba y vestimenta islámica para trabajar, que los parques de la ciudad deben estar segregados por género y que las mujeres no pueden viajar en avión sin un pariente varón acompañante, o mehram. Los talibanes también ordenaron a los comerciantes que quitaran las cabezas de todos los maniquíes, llamándolos no islámicos.

La rama provincial del Ministerio para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio de los talibanes también prohibió el acceso de mujeres a los baños públicos en las provincias de Balkh y Herat. Para muchas de las mujeres de estas provincias, su único acceso a un baño eran estos hammams.

Relaciones exteriores, seguridad interna

Internamente, la mayor amenaza de los talibanes proviene del Estado Islámico-Provincia de Khorasan (ISIS-K) y al-Qaeda.

Si bien la cantidad de atentados con bombas ha disminuido en todo el país desde que los talibanes tomaron el poder, una explosión en una escuela mató al menos a seis personas en abril. También hubo una serie de ataques con bomba en mayo de 2022, algunos de los cuales el Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad. Un templo sij fue atacado en Kabul en junio, matando a dos e hiriendo a siete, y la explosión de una bomba en un partido de cricket en Kabul en julio dejó dos muertos.

En el frente internacional, los talibanes aún no han sido reconocidos por ningún país, pero los líderes talibanes fueron invitados a una conferencia internacional en Tashkent, Uzbekistán, que incluyó delegados de otros 30 países, incluidos la UE, los EEUU y representantes de la Naciones Unidas.

Los gobiernos occidentales, sin embargo, insisten en que los talibanes mejoren su historial en materia de derechos humanos y de las mujeres, así como la inclusión en el gobierno, antes de que puedan participar de manera significativa y otorgar reconocimiento oficial a los talibanes.

China ha mantenido una comunicación directa con la administración talibán, y ambas partes se han reunido en varias ocasiones, a nivel bilateral e internacional, para discutir planes para la reconstrucción de Afganistán. Beijing también ha participado activamente en varias conversaciones internacionales, multilaterales y bilaterales sobre temas afganos con gobiernos regionales y potencias internacionales.

Las organizaciones internacionales como la Red de Desarrollo Aga Khan continúan su trabajo para mejorar las estructuras históricas, los parques y las instalaciones estructurales.

[Este artículo se originó en el servicio Urdu de la VOA]

Voz de América

Revise también

Electricidad

Aprobada rebaja en electricidad

San José, 26 sep 2022 (CPNews).- La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) aprobó …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.