Recuerdos y realidades: De la convención del PLN hasta la denuncia de “chorreo” de Figueres Olsen. (II Parte y final)

IX

En lo que refiere a la elección del 1 de mayo, para finales de abril, era claro que Ottón Solís del PAC, aspiraría a la presidencia de la Asamblea Legislativa, pero el bloque de oposición, todavía no tenía definido a su candidato. Se hablaba de los legisladores: Oscar López (PASE), José Alberto Alfaro (ML) y Gonzalo Ramírez (PRC)

Este último, era la prioridad uno, de la fracción del PLN, para recibir su apoyo. Aquí, ya se presentaba un detalle, que sería clave en la elección del candidato: el PLN había puesto la condición de que el candidato a la presidencia legislativa, no fuera precandidato a la presidencia.

Por otra parte, debe recordarse que, Ramírez, apoyó a Araya, para su retorno a la alcaldía de la capital y la vicealcaldesa de la formula de Johnny, es la esposa de Ramírez (Paula Vargas). Además, Ramírez, no era (Es), precandidato presidencial y cumplía con la posibilidad de consumar el acuerdo que las fracciones opositoras al PAC y al FA, habían firmado desde el 2015, de que el último año legislativo, del cuatrienio le correspondería a un partido minoritario.

En ese contexto, el llamado “bloque cristiano”, le exigía al PLN y al PUSC, que se cumpliera el pacto firmado en el 2015, la condición respecto a no ser precandidato presidencial, molestaba sobre todo, a Mario Redondo de Alianza Demócrata Cristiana (ADC), que se sabe tiene aspiraciones por ese partido político.

Ahora bien, en este proceso quedaban resaltadas las divisiones internas de los partidos políticos, un caso era el del PUSC, en el que 5 diputados, tomaban la decisión de apoyar la candidatura de Ottón Solís, se decía que el apoyo provenía del hecho de que Solís, priorizaba el recorte del gasto, por encima de aprobar nuevos impuestos.

En el caso del ML, ellos sabían que su candidato José Alfaro, no lograría los votos para ganar, por lo que buscaban que se pudiera construir una agenda de concertación, que permitiera incluir sus iniciativas.

Poco después del mediodía del 1 de mayo, se informaba que Ottón Solís, tendría 24 votos de cara a la elección de la presidencia:

• 13 del PAC.
• 5 del PUSC.
• 6 del FA.

Luego de este anuncio la candidatura de Ottón comenzaría a debilitarse… quizás el tema de los impuestos y el de empleo público, pudieron costarle apoyo. Este último tópico era clave para la obtención del apoyo del FA.

Al final, gracias a la estrategia de desgaste aplicada por Álvarez Desanti (Ampliación de constantes recesos), se logra el triunfo de Gonzalo Ramírez, del PRC. Ottón pierde el proceso pero se muestra sensato.

Con la elección de Ramírez, los analistas sostenían que debía tender puentes, así como no asumir posiciones contra la agenda de derechos humanos, lo que sí se iba afirmando, es que con él, no avanzaría una reforma fiscal.

En lo que refiere a la alianza entre el PLN y Ramírez, era claro, que el primero apostaba a no permitirle amplios errores a González por su inexperiencia, y éste, debía moderar el debate legislativo, de modo que pudiese debilitar el control político del binomio PAC – FA. Con este resultado, el PLN, asumía una gran responsabilidad política.

En lo que compete a las alianzas del PLN con los llamados partidos cristiano – evangélicos, hay que decir que esto no es nuevo, Johnny Araya, ya había experimentado antes con estas alianzas, aún más, en el ámbito católico, cabe decir que la ex presidente Laura Chinchilla, ya había sido declarada: “Hija predilecta de María”. Además ella fue la única candidata que en su momento se opuso al Estado Laico y súmese que participó en una marcha por la vida y la familia, organizada por católicos y evangélicos.

Aquí un punto de debate es que en efecto, que el cristianismo conservador moviliza la feligresía de las iglesias evangélicas, pero en el caso del PLN, es extraño que un partido de denominación socialdemócrata, acepte elementos del conservadurismo cristiano (¿Socialdemocracia evangélica?)

Ahora bien, no podemos dejar de decir una palabra, sobre el tema de la existencia de los partidos cristiano – evangélicos: el error que estos han cometido, es que se basan directamente en sus doctrinas religiosas, cuando lo que deben hacer es transformar éstas, en ideología política, cosa que ya está hecha, en el cuerpo ideológico, llamado: cristianismo social.

La decisión de Álvarez, como toda decisión política, trajo costos: molestó al Figuerismo, por apoyar a un candidato conservador en materia social y de derechos humanos (Lo mismo decían algunos sectores del Arismo, otros como Rodrigo Arias y Francisco Antonio Pacheco, se amparaban al acuerdo del 2015, para apoyar la decisión. Eso sí, Arias esperaba que no se atentara contra la agenda de derechos humanos), esto conllevaba a contradicciones ideológicas en esa materia respecto al cuerpo ideológico del PLN. Súmese que la agenda de Ramírez en la presidencia legislativa, no está clara.

Ante los argumentos teóricos – ideológicos, Álvarez responde con el realismo político, que a su vez, profundiza la contradicción del PLN: los pactos entre liberacionistas y cristiano – evangélicos, viene por los menos desde el 2005, por lo que los partidos de esa denominación (Dice Álvarez), son aliados naturales del PLN. Súmese que, Ramírez fue la mano derecha de Álvarez en el directorio legislativo, aunque no comparten en la agenda propia de derechos humanos. Según el candidato presidencial liberacionista, de haber ganado Ottón, hubiera tenido que explicar cómo había pactado con el FA y con el ML.

Esto de los pactos desde el 2005, tiene elementos en contra:

• Oscar Arias firmó el decreto contra la homofobia.
• Leonardo Garnier, siendo Ministro de Educación de Arias, se enfrentó a la Alianza Evangélica, por la publicación de las guías sexuales

Otro de los sectores resentidos con el apoyo a Ramírez, es el Frente por los Derechos Igualitarios (FDI), quien no se reunirá con Ramírez, hasta que Álvarez no les ofrezca una disculpa por la elección del diputado del PRC. Por su parte el vicepresidente de ese partido, el pastor Rafael Matamoros, señala que el PLN, ha tomado el control de su agrupación.

Fernando Berrocal, dirigente Figuerista, criticó a Álvarez, éste respondió que años atrás Berrocal, concertó un encuentro entre el PLN y la Alianza Evangélica. En su respuesta a Álvarez, dice Berrocal:

a) En efecto, en 2014 él organizó la reunión, junto con Rolando Araya, por orden del entonces candidato Johnny Araya, de ahí surgió un documento de principios y valores firmado por lo que es la actual fracción legislativa del PLN.
b) El documento ha sido cumplido por los diputados y diputadas, liberacionistas.
c) En la última campaña electoral, Berrocal, se preocupó porque el precandidato Figueres Olsen, se reuniese con líderes católicos y evangélicos.
d) Cosa distinta, es reconocer, que Gonzalo Ramírez, es un fundamentalista y una persona con criterios y opiniones extremas en temas sensibles de la agenda nacional, en esto radica la crítica de Berrocal.
e) Flaco favor se hace al desdibujar más la identidad socialdemócrata del PLN, de cara a las elecciones del 2018.

Volvamos a la sesión del 1 de mayo: a ese momento, el desgaste en la Asamblea Legislativa, era alto. Pero las cosas se complicarían más, cuando el PLN propone a la diputada Silvia Sánchez, como candidata a la vicepresidencia, ya que ésta no cumplía con los requisitos para ocupar ese cargo. Conteste con los artículos, 115 y 131 de la Constitución Política, la vicepresidencia del Parlamento, debe ser ocupada por un legislador o legisladora con la misma edad, requisito para la Presidencia de la República (30 años o más, Sánchez tiene 28 años); se presentaba una imagen, en la que los componentes de la Asamblea, desconocían la ley. Ante esta realidad, a quien le correspondía asumir el cargo, era a la candidata perdedora, Natalia Díaz del ML.

Las horas avanzadas de la noche, impedían que se completara la elección del directorio legislativo, por lo que Álvarez decía que su renuncia a la diputación, se hacía efectiva, hasta que se juramentara al nuevo directorio.

Frente a este panorama, Otto Guevara, no descartaba una acción penal, contra Álvarez Desanti, si insistía en no permitir la designación de Natalia Díaz, como vicepresidenta de la Asamblea Legislativa.

Al final, Díaz, alcanzó el puesto…

Sobre este tema de la diputada Silvia Sánchez, debe anotarse que el PLN, comete un error al exponerla. Esta no es la primera vez que sucede: recuérdese, que ella fue entrevistada por el periodista Álvaro Murillo (En aquel momento, reportero del periódico “La Nación”) y en ese reportaje, quedaba expuesta la inexperiencia de la joven legisladora; ahora ha quedado nuevamente expuesta, con este tema de la vicepresidencia: ¿Es para esto que se utiliza la participación de los jóvenes en política?



Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.