Rayamos ¿lo nuestro?

Cuaderno de Vida

Gustavo Elizondo Fallas

Gustavo Elizando

En los últimos días, con la complacencia de las autoridades universitarias, un grupo de estudiantes tomó el nuevo edificio de Ciencias Sociales y también se tomaron la atribución de rayarlo en forma grotesca, bajo la consigna _lo rayamos porque es nuestro_ Duele que esto suceda, porque esta Facultad de la UCR, por muchos años ocupó un vetusto edificio, donde por cierto recibí algunas clases, caracterizado por el mal gusto, escuchando por muchos años la queja de estudiantes y profesores, que ellos eran los discriminados de la UCR y se hacían edificaciones para otras carreras por considerar que las Ciencias Sociales aportaban poco al desarrollo del país, lo que en parte es correcto,considerando que el desarrollo económico requiere más que todo el aporte de ciencias exactas como las ingenierías y la administración, en un momento donde es imprescindible reactivar la producción y con ello, generar empleo que permita llevar el pan a tanto hogar costarricense.

Aun así, la Rectoría consideró que las Ciencias Sociales eran importantes para el equilibrio político; estas carreras son como el espacio para el análisis del desarrollo de la sociedad y podrían ser el freno a una economía despiadada, sin rostro humano. Por eso, en la construcción de la Ciudad de la Investigación, se incluyó un edificio para Ciencias Sociales, financiado por un fideicomiso cuyo crédito pagaremos todos los costarricenses, que somos los contribuyentes para la manutención de la Educación Superior Pública, lo que está muy bien, considerando que el país que invierte en Educación está garantizando su futuro. Esto le confirma a esos estudiantes especialista en rayar paredes, que ese edificio no les pertenece, que es parte del patrimonio de todos los costarricenses y que al igual que el Teatro Nacional o cualquier edificio público, estamos en la obligación de cuidarlo. Una alta autoridad de la Universidad se dejó decir que eso no era ensuciar las paredes, que eso era arte y un profesor manifestó que ahora si parecía una Facultad de Ciencias Sociales, _¿por tratarse de ciencias sociales debe ser fea y sucia?_ entiendo que la belleza y el buen gusto son parte también de las ciencias sociales o ¿acaso Platón, uno de los padres de la filosofía no meditaba sobre la belleza?.

No sentimos comodidad en este Cuaderno de Vida, cuando tenemos que escribir de una institución que le tenemos tanta admiración y cariño, donde se formaron mis tres hijas y con quien tenemos una excelente relación empresarial, pero el interés de las mayorías prima sobre el de pequeños grupos, que con muy poca afinidad por el buen gusto y el respeto, causan destrozos a unas instalaciones que no son de ellos, sino de todos los costarricenses y que ellos son usuarios temporales, aunque algunos pululen hasta diez años en el Alma Mater, entre mucha FEUCR y poco estudio, pero deben entender que son bienes que otros estudiantes disfrutarán en años venideros, si es que sus actitudes destructivas dejan algo.

Cierro con una frase que leí un rótulo, precisamente colocado en un edificio público: “Sólo los salvajes, destruyen lo que es bello”.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Una respuesta a Rayamos ¿lo nuestro?

  1. jorge zamora 22-10-2019 en 8:08 am

    Comentario muy acertado

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.