Qué tener en cuenta a la hora de elegir una tableta

Por Julia Ruhnau (dpa)

dpa
Las fundas de teclado con soporte convierten las tabletas en auténticos sustitutos de los ordenadores portátiles. Foto: Zacharie Scheurer/dpa

Las tabletas son la combinación perfecta entre un ordenador y un móvil. Están destinadas al trabajo, al uso doméstico o al entretenimiento, y son utilizadas por niños y adultos. Hay modelos para todos los bolsillos y necesidades. ¿Es lo más caro siempre lo mejor?

Peter Knaak, de la organización alemana de asesoramiento al consumidor y evaluación de productos Stiftung Warentest, responde que no: «Se puede optar por un nivel medio de precio y rendimiento con la conciencia tranquila», señala. El experto añade: «En la prueba actual de 18 tabletas, no tuvimos ningún fallo: en promedio, las tabletas presentaron avances en todas las disciplinas».

Según Knaak, hay diferencias sobre todo en la potencia de cálculo, la pantalla y la duración de la batería.

«Si se compra un dispositivo de muy bajo precio, se obtiene una tableta con una pantalla plana -sin brillo y oscura- y que solo permite una navegación lenta por Internet», afirma Knaak. Sin embargo, los modelos pequeños con una diagonal de pantalla de ocho pulgadas ya ofrecen todo lo que el usuario medio necesita.

Un buen aparato de diez pulgadas se puede conseguir por un precio intermedio. «El rendimiento puede no ser suficiente para los juegos 3D», acota Knaak, pero añade que las videoconferencias, que se necesitan para el trabajo o la escolarización en el hogar, funcionan sin problemas.

Los modelos superiores más caros destacan por su potencia para ejecutar las aplicaciones más exigentes. Para los modelos de mayor tamaño también hay que pagar más, pero los usuarios encuentran ahora más rápidamente lo que están buscando. «Hay tabletas más grandes que antes, hasta 14 pulgadas son posibles», explica Steffen Herget, de la revista especializada alemana «c’t».

En general, las tabletas tienen un amplio abanico de usos: ver películas, navegar por Internet, jugar, ejecutar aplicaciones de aprendizaje para niños. Las personas mayores se benefician porque los dispositivos son prácticos y fáciles de usar, pero más grandes que los móviles. Las tabletas también son populares como centros de control para el hogar inteligente, afirma Sebastian Kloess, de la asociación alemana de la industria informática Bitkom.

En general, estos ordenadores planos son muy adecuados como dispositivos familiares que van de mano en mano. Son menos personales que un móvil, que se utiliza para los contactos privados y profesionales, y más manejables que un portátil.

«Si se quiere trabajar con la tableta, se recomienda tener en cuenta el software que se necesita, ya que la mayoría de los dispositivos utilizan los sistemas operativos móviles Android y iPadOS», explica Herget. Además, aconseja preguntarse: ¿los programas que necesito están disponibles en la tienda de aplicaciones correspondiente? ¿Qué aplicaciones tendría que volver a comprar si cambiara el sistema operativo? Y, básicamente, un usuario de iPhone tendería a comprarse un iPad; uno de Android es más probable que adquiera una tableta Android.

El tema se complica con las tabletas de Amazon o Huawei. Estas suelen ser bastante económicas, pero también ofrecen menos opciones. Esto se debe a que ambas empresas se basan en sus propios sistemas operativos. Los dispositivos de Amazon funcionan con Fire OS, las nuevas tabletas de Huawei con HarmonyOS. Ambos están basados en Android, pero no pueden acceder a la Google Play Store, al menos no sin trucos. Los clientes se limitan entonces a las aplicaciones de las tiendas de aplicaciones de Amazon y Huawei, respectivamente.

Los que quieran ahorrar dinero también pueden considerar prescindir de una tableta que disponga de conectividad móvil, por ejemplo. «La WLAN es suficiente en la mayoría de los casos», afirma Steffen Herget. En caso de necesidad, se puede conectar la tableta al móvil a través de un punto de acceso WLAN y utilizar los datos móviles del celular. Herget tiene otro consejo: «Especialmente con los iPads, hay una gran oferta de tabletas usadas y reacondicionadas de proveedores oficiales, con las que se puede ahorrar mucho en comparación con la compra de una nueva”.

Además del precio de compra, los usuarios deben prever posibles gastos en accesorios. «Para que la tableta sobreviva a una caída es imprescindible una funda», advierte Peter Knaak. Además, la mayoría de las fundas ofrecen prácticas funciones de soporte de las que no querrá prescindir.

Para los programas gráficos o la introducción de texto escrito a mano se puede llegar a necesitar además un lápiz digital. En general son las tabletas de mayor precio las que son compatibles con estos periféricos.

También son prácticos los teclados o ratones que se pueden conectar a la tableta mediante Bluetooth. Todos los modelos disponibles en el mercado son adecuados. En combinación con una funda protectora con soporte, estos accesorios convierten a la tableta en posible sustituto del portátil.

dpa

Revise también

cij

Litigio territorial entre Colombia y Nicaragua: ¿qué esperar?

Diciembre 02, 2022 Karen Sánchez Los procesos ante la CIJ son escritas y orales. Entre …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.