¿Qué sucede si Estados Unidos supera el techo de la deuda?

Enero 18, 2023

Katherine Gypson

Capitolio
Capitolio en Washington D.C. CC BY-SA 2.0/Wikipedia

EEUU podría dejar de financiar diversos programas de corte social, sin embargo un aumento en el techo de la deuda también deja entrever un menor control de los gastos.

La Administración Biden advierte que, a menos que el Congreso tome medidas, el gobierno federal podría no poder pagar sus cuentas para junio.

Esta semana, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció que tomaría “medidas extraordinarias” para evitar tocar el techo de la deuda y continuar financiando al gobierno hasta principios de junio. Pero esos movimientos temporales solo retrasan el enfrentamiento sobre las responsabilidades financieras de la nación entre el presidente Joe Biden y un Congreso bajo el gobierno de un partido dividido.

¿Cuál es el techo de la deuda?

Cada año desde 2001, el gobierno de EEUU ha gastado más de los ingresos que genera a través de impuestos y tarifas. El gobierno pide dinero prestado para cubrir la brecha de financiación para poder seguir pagando una variedad de programas y agencias federales, desde el ejército hasta el Seguro Social y Medicare para los jubilados. El gobierno recauda este dinero mediante la venta de valores que devengan intereses, como los bonos del Tesoro.

El límite de la deuda, o tope de la deuda, es una ley federal que limita la cantidad de dinero que Estados Unidos puede pedir prestado para cumplir con esas obligaciones de gastos legales.

Contrariamente a algunas percepciones públicas, elevar el techo de la deuda no autoriza al gobierno a gastar más dinero. El Congreso tiene la máxima autoridad sobre el proceso presupuestario, y cada año los legisladores votan sobre los proyectos de ley de gastos. Pero desde 1917, también se ha impuesto un límite legal a la cantidad total de deuda que el gobierno de EEUU puede asumir. Aumentar el límite de la deuda simplemente autoriza al Departamento del Tesoro a realizar pagos sobre gastos que el Congreso ya aprobó.

Estados Unidos ha aumentado el techo de la deuda 78 veces desde 1960, según el Departamento del Tesoro. El Congreso vota para aumentar el techo de la deuda por separado de los votos sobre el gasto público o los impuestos.

Muchos legisladores republicanos sostienen que el gobiernogasta demasiado dinero. Algunos sugieren negarse a aumentar el límite de la deuda como una forma de controlar los gastos.

Pero algunos economistas advierten que la primera falta de pago de intereses sobre la deuda nacional de Estados Unidos de 31,4 billones de dólares desencadenaría consecuencias globales de gran alcance, incluida una rebaja de la calificación crediticia de Estados Unidos y una devaluación del dólar estadounidense que posiblemente podría conducir a un colapso del mercado en la bolsa de valores y una recesión económica.

¿Qué son las “medidas extraordinarias”?

El Tesoro de EEUU puede posponer temporalmente alcanzar el techo de la deuda a través de medidas contables creativas. Estos pueden incluir mover la deuda entre las agencias gubernamentales a medida que vencen los pagos, suspender la inversión en la compra y venta de divisas y detener temporalmente la inversión en planes de pensiones para los trabajadores del gobierno.

No está claro cuánto tiempo comprarán todas estas acciones. En una carta del 13 de enero al Congreso de EEUU, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, escribió: “es poco probable que el efectivo y las medidas extraordinarias se agoten antes de principios de junio”.

En algún momento, EEUU tendrá que resolver el punto muerto elevando el techo de la deuda o recortando masivamente sus obligaciones. Para la gran mayoría de los legisladores, tanto demócratas como republicanos, sería impensable detener la financiación de las fuerzas armadas o cortar los pagos del Seguro Social a los jubilados.

¿Qué proponen demócratas y republicanos?

Biden y los demócratas, que tienen una pequeña mayoría en el Senado, quieren elevar el techo de la deuda como se ha hecho a menudo con poco o ningún debate en las últimas décadas.

Pero en 2011, cuando Estados Unidos se acercaba a la ruptura del techo de la deuda, la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, solicitó al entonces presidente Barack Obama una serie de recortes de gastos a cambio de elevar el límite de endeudamiento. Dos días antes de que el Departamento del Tesoro estimara que se agotaría el límite, los republicanos aceptaron el aumento a cambio de un paquete de futuros recortes de gastos.

A pesar de evitar una catástrofe fiscal, la calificación crediticia a largo plazo de Estados Unidos se rebajó levemente en 2011, debido en parte a la política arriesgada del techo de la deuda en Washington. Los economistas temen que el enfrentamiento actual pueda desencadenar otra rebaja.

Es posible que el tipo de acuerdo alcanzado en 2011 ya no sea posible hoy. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo a los periodistas la semana pasada: “No haremos ninguna negociación”.

En una declaración conjunta, el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, y el líder demócrata en la Cámara, Hakeem Jeffries, dijeron: “Una suspensión de pagos forzada por los republicanos extremos de MAGA [alude a la facción seguidora del expresidente Donald Trump] podría hundir al país en una profunda recesión y generar costos aún más altos para las familias trabajadoras de Estados Unidos en todo, desde hipotecas y costos de automóviles hasta préstamos a las tasas de interés de las tarjetas de crédito”.

¿Qué quieren los republicanos del Congreso?

Los republicanos argumentan que aumentar el techo de la deuda es irresponsable desde el punto de vista financiero y que, en cambio, EEUU debería reducir los gastos innecesarios para reducir su deuda.

“Tenemos que poner nuestra casa en orden”, dijo a los periodistas la semana pasada el presidente de la Cámara, Kevin McCarthy. “Republicanos, siempre protegeremos el Medicare y el Seguro Social. Protegeremos eso para la próxima generación en el futuro. Pero vamos a examinar cada dólar gastado. Es el derecho de un contribuyente trabajador”.

En una reunión de conferencia semanal, los líderes republicanos de la Cámara supuestamente dijeron a los miembros que no estarían de acuerdo en elevar el techo de la deuda sin reformas fiscales, incluido un límite de gasto del año fiscal 2024 a los niveles de 2022 y equilibrar el presupuesto de EEUU dentro de los próximos 10 años.

Sin embargo, es necesario un compromiso entre los dos partidos porque cualquier legislación aprobada en la Cámara de Representantes de mayoría republicana también debe aprobarse en el Senado de mayoría demócrata y ser firmada como ley por el presidente Joe Biden.

Estados Unidos elevó el techo de la deuda tres veces mientras el presidente republicano Donald Trump estaba en el cargo. Los republicanos controlaron el Senado durante la totalidad de su administración y la Cámara de Representantes durante sus primeros dos años en el cargo.

Voz de América

Revise también

Micit

Costa Rica culmina proceso de apagón analógico

Costa Rica se convierte en el primer país Latinoamericano en completar transición a la televisión …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.