Presidente: sí hay plata…

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

Si hay plata y suficiente, para pagar una buena parte de la deuda pública, resolver la crisis fiscal e iniciar la reconstrucción de Costa Rica en el 2021.

El presidente Alvarado quiere propuestas alternativas. Aquí tiene una que apoyan la ANEP, los sindicatos, varios economistas y este exministro de la Presidencia en la gravísima crisis de los años 80. Una propuesta viable y realista que solo implica liderazgo, decisión, visión país y el respaldo de la Sala IV:

Veamos: este diciembre la Contraloría General de la República, la institución más seria y confiable técnicamente del país, reveló que el superávit de 269 instituciones públicas (o sea dineros presupuestados no gastados, más las ganancias de algunas de ellas que compiten en el mercado vendiendo servicios) llegan a la suma de 4,3 billones de colones, equivalente a unos US$7.000 millones. Una suma realmente astronómica de dineros públicos.

PROPUESTA: Con esa suma podría pagarse toda la deuda pública e intereses del año 2021 o bien renegociarse, en forma inteligente y en mucho mejores condiciones, el total de la enorme deuda acumulada del Estado costarricense.

A eso súmele el respaldo en divisas de US$7.100 que están en el Banco Central, después de invertir $1.000 millones para mantener el tipo de cambio en el 2020. Una cifra suficiente para sostener las variables macroeconómicas.

Obligadamente estos datos proyectan estabilidad y no caos. Tanto que uno se pregunta: ¿Cuál crisis? La crisis es de ideas y de liderazgo, pero no de dinero.

Lo he dicho mil veces: el problema real es la enorme deuda pública y la crisis está en el Estado costarricense. Si no hay una reforma estructural del sector estatal, no estamos en nada y si no hay una reactivación del sector productivo privado generador de riqueza y exportaciones, estamos en menos que nada.

El Estado, constitucionalmente, es uno solo y no existen 300 “republiquetas” en Costa Rica. La autonomía de las instituciones es funcional y administrativa.

El Consejo de Gobierno puede actuar y adoptar soluciones de emergencia fundamentales, como si fuera una Asamblea de Accionistas, en representación de los costarricenses y de la soberanía popular que eligió al presidente de la República y sus vicepresidentes y, por delegación, a los ministros de Estado, resolviendo este absurdo galimatías estatal y el enorme hueco fiscal actual.

¿Por qué no lo hace? No será la solución más ortodoxa, pero ahí está la plata y es suficiente para renegociar, en forma inteligente y rápida, la enorme deuda pública acumulada y oxigenar así la contabilidad en el Ministerio de Hacienda.

¡Sin cargar de más impuestos y miedo al pueblo!

Someta la Casa Presidencial, con carácter de urgencia, esta tesis a la Sala Constitucional y aclaremos de una vez por todas este galimatías y este descomunal desmadre en que se ha transformado institucional y funcionalmente el sector público e iniciemos, en serio, la Reforma del Estado.

0
0

Revise también

Democracy Now

La investidura de Biden y Harris: cuando el muro se convierte en puerta

Amy Goodman y Denis Moynihan https://traffic.libsyn.com/democracynow/amycolumn2021-0122-es.mp3 El presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.