¿Por quién votar?

Ágora*

Guido Mora
guidomoracr@gmail.com

Guido Mora

Cuando se inició la tregua política y nos fuimos a disfrutar de las fiestas de fin y principio de año, pensamos que a muchos costarricenses se les iba a “iluminar el entendimiento” e iban a decidir, al fin, por quien votar.

Terminaron las fiestas, estamos en Año Nuevo y persiste la duda en una buena cantidad de votantes.

Esta campaña insípida, adobada por el #cementazo; acompañada de las dudas que pesan sobre los partidos políticos envueltos en algunos casos de corrupción y en el aburrimiento, de quienes no entienden que los tiempos han cambiado, sigue sin estimular el gusto de los costarricenses por la política.

Del lado de la opinión pública, aún no se logra consolidar un triunfador. Al parecer, el manejo de cada una de las actividades y el tratamiento pormenorizado de las acciones de los comandos de campaña, será lo que permita determinar al ganador, en primera o segunda ronda: el manejo de las acciones que se susciten este mes, será definitorio. Como ocurre con un paciente en sala de cuidados intensivos, cualquier acción o decisión es de “vida o muerte”.

Del lado de los partidos, tampoco se perfila la amalgama que vislumbre el triunfo de una agrupación política. Juan Diego Castro sigue con un partido pequeño y una imagen grande, sin una organización partidaria que lo respalde. Los de la Unidad, divididos entre el Dr. Hernández y Rodolfo Piza, por ahora no sabemos que logrará cosechar cada uno de esos grupos, lo cierto del caso es que se están “dando muy duro”, sin pensar en el futuro de esa vertiente política. Los libertarios de Otto, luchando por su supervivencia, casi con “rigor mortis”. Liberación Nacional con un candidato poco carismático, que no despierta pasiones y una estrategia inconsistente, sin objetivos claros y tratando de aparentar unidad, cuando todos vemos una brecha entre el “verde limón” que impulsa la candidatura de Antonio Alvarez y el verde perico que cobija a otras fuerzas internas de la agrupación. A todas luces, la parvada no está volando junta.

La desideologización de la sociedad y de los partidos políticos, como instrumentos de lucha por el poder, según lo establecen las normas electorales que rigen el proceso político en nuestro país, han transportado al votante a una nebulosa que le dificulta identificar, que es lo mejor para él y para el país.

Los partidos políticos, por su parte, convertidos en un fin para sí y para sus militantes, excluyen a miles de personas, que observan indignadas el divorcio de esos militantes, de la dura realidad que golpea inmisericordemente al resto de los costarricenses.

Finalmente, el Gobierno, se ha transfigurado en un fantasma anodino y etéreo que, en su inacción, ausencia e incapacidad de liderazgo, profundiza la desazón que priva entre los electores: al fin y al cabo, la apuesta del cambio se transformó en un fiasco y el presidente no tuvo la visión necesaria del estadista, para leer el signo de los tiempos. Lamentamos la oportunidad y del tiempo perdidos, que al final nos afecta negativamente a nivel individual y colectivo.

A un par de semanas de las elecciones, Costa Rica se debate en la incertidumbre, con partidos y candidatos que siguen ofreciendo lo mismo, haciendo gala de una absoluta ausencia de imaginación. Si esta actitud se traslada al ejercicio del poder, auguramos momentos malos, muy malos para nuestro país.

La realidad política se estrella en nuestros rostros y el tiempo se acaba, esperemos que las señales, los mensajes y los discursos que divulguen los candidatos y los partidos políticos, nos permitan tomar la mejor decisión para Costa Rica, el próximo 4 de febrero.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (8 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando…

* El Ágora era el centro de la actividad política, administrativa, comercial y social de la antigua Atenas.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.