Perú en su laberinto

Parehara

Oscar B. LLanes Torres

Oscar B. Llanes

En la República del Perú vienen sucediendo sorpresas legislativas, que demuestran las debilidades institucionales de nuestro continente, en este país desde el año 2000 y mucho antes, desean modificar la Constitución con ingredientes claros de circunstancias políticas y partidarias que quieren sobreponerse a la misma, los temas abordados siempre son de carácter político y ellas demuestran claramente la fragilidad, vulnerabilidad y debilidad de las instituciones, se cambiaron escenarios en el país, dictaduras se sucedieron, efímeras democracias existieron, terrorismo salvaje dejó al Estado Peruano en pánico, los Senderos Luminosos, sendero siniestro, brutal, dejando secuelas en la sociedad peruana y en la clase política un estado de terrorismo latente.

En ese ambiente de dudas y contradicciones la disuelta Mesa Directiva del Congreso y otras dependencias rechazaron vía un comunicado la decisión del Presidente Martin Vizcarra de disolver el Parlamento, aun cuando el Decreto Supremo se cubriera de todas las legalidades y publicado en el portal del Diario Oficial El Peruano.

Mediante un documento sin rasgos de legalidad y carencias oficiales, sellos, membretes y otros detalles, el Presidente del Congreso disuelto, Pedro Olaechea, rechazó el Decreto Supremo 156 – 2019 PCM que ordena la disolución del Parlamento, al considerar que “no se ha cumplido con lo dispuesto en el artículo 134 de la Constitución vigente, que exige, que para disolver el Congreso de la República se debe haber negado confianza a dos consejos de ministros”.

En esta situación todas las fuerzas políticas del Estado Peruano declararon que dicho Decreto era inaplicable por contravenir la Carta Magna, que la declara a todas luces la calidad de “Gobierno Usurpador”, de conformidad a que nadie debe obedecer a un gobierno usurpador (artículo 146) que le da el derecho de insurgencia, o quienes asumen bajo la violación de la Constitución y de las leyes. La población civil tiene el derecho de insurgencia en defensa del orden constitucional, por lo tanto son nulos los actos practicados de quienes usurpan funciones públicas.

Por otro lado, los Jefes de las Fuerzas Armadas respaldan la decisión de Martin Vizcarra de disolver el Congreso, todos los Comandantes llegaron al Palacio para apoyar al Presidente en su condición de único Comandante en Jefe, se incluye al General Comandante de la Policía Nacional, un documento presentado al Palacio en mesa de entrada no se aceptó, en donde se informa a los usurpadores, así declaran, que la nueva autoridad estatal esta con la señora Mercedes Araoz como nueva Presidente, todo esto pese a la disolución del Congreso, la nueva Presidente proclamada por un Congreso disuelto no tiene ningún valor jurídico pese a la promesa de nuevas elecciones el 26 de enero de 2020, cuando se elegirá nuevo Parlamento, los actuales miembros del parlamento disuelto no podrán postularse, pero la Junta Electoral decidirá la duda.

Esta lucha de Poderes, que luego que Martin VIZCARRA anunciara la disolución del Congreso y convocatoria a elecciones anticipadas, el Parlamento en sesión permanente declarada ante esta situación procede a realizar designaciones y suspensiones temporales de las autoridades nacionales en ejercicio.

Los constitucionalistas consultados no difieren mucho en sus conceptos, sin embargo sienten lastima por el país y la sociedad por estas deficiencias señaladas en la pobreza institucional en el Perú, que esté o no legalmente establecido, no se discute en el campo del análisis, lo cierto es la lucha de bandos, complejas situaciones, desazón, se cumplieron con todos los requisitos y los miembros del Congreso disuelto ya no pueden hacer nada y mucho menos publicar sus propias Resoluciones en el Diario Oficial, donde se refleja los que ya alguien afirmó “es una salida política , no exactamente constitucional”.

Nuestro continente debe aprender y crecer mucho todavía, la causal es la falta de educación cívica por debajo, siempre prevaleciendo los intereses de grupos, gremios, posturas egoístas de los líderes de ocasión, falta de educación ante todo.

LAMBARE, PARAGUAY

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Diplomático (J) y Profesor Universitario Paraguayo.

Parehara es una palabra en Guaraní, lengua oficial en Paraguay junto al español, que significa mensajero


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.