Parque Solón Núñez y Plaza de la Salud

Bazar digital

Carlos Revilla M.

Carlos Revilla

De todos los parques del cantón central de San José, había uno que se me había quedado sin hacerle la crónica. No por no querer, sino más bien, debido a que no habían elementos suficientes para poder hacer una crónica. En general los parques tienen algo, ya sea historia, monumentos, placas, entorno destacable, pero especialmente el parque debe ser un parque. En el caso del que queda enfrente del Ministerio de Salud, a la par del costado sur del Hospital San Juan de Dios, era ya casi un lote baldío más que parque, sin nada destacable y en total abandono. Por eso como se dice popularmente, no le había dado pelota.

Bueno, pues recientemente, hace solo unos días, la municipalidad de San José inauguró el Parque Solón Núñez Frutos, ubicado frente al Ministerio de Salud en ese lugar que era casi un lote baldío. Aprovechando esta buena nueva, desempolvé los fotos de la Plaza de la Salud, que está dentro del edificio del ministerio, para hacer la crónica más completa escribiendo sobre el nuevo parque y la plaza, que podría decirse forman un solo elemento distintivo por el tema de la salud, como ya veremos más adelante.

Pero primero creo importante conocer quien fue el Dr. Solón Núnez, primer ministro de salubridad de Costa Rica, y gestor de las bases de la organización de salud del país, por lo que muy merecidamente el parque lleva su nombre.

De mi sitio web de historia guiascostarica.info, tomé la siguiente biografía que había escrito hace unos años:

Solón Núñez Frutos

1881-1975

Nació en San José, en el año 1881. Cursó los estudios primarios en la Escuela de Desamparados, hasta el cuarto grado que era el máximo de instrucción que dicho Centro de Docencia brindaba. Prosiguió luego estudios en San José, hasta obtener el Diploma. Ingresa luego al Liceo de Costa Rica, donde obtiene el Bachillerato en 1901.

Carente de recursos económicos que le brindaran la oportunidad de estudiar medicina, que era su meta, se gradúa tiempo después de maestro normal, y de esa forma inicia su carrera docente en la Escuela de Naranjo.

En el año de 1915, obtiene con honores, el título de Médico Cirujano en la Universidad de Ginebra, Suiza.

La vida del Dr. Solón Núñez fue fecunda en todos los campos, y con un gran espíritu de servicio que lo dedicó por entero a procurar el bienestar del pueblo de Costa Rica con voluntad férrea y decidida.

Puestos desempeñados por el Dr. Solón Núñez Frutos: Maestro en la Escuela Primaria de Naranjo, Alajuela; maestro de la Escuela de Mata Redonda, San José; maestro en las Escuelas Graduadas (edificio Metálico, San José); profesor de Higiene del Colegio Superior de Señoritas, San José; inspector de Escuelas de la provincia de San José; médico auxiliar del Hospital Saint Louis, de Lyón, Francia; Director del Servicio Sanitario Escolar de Costa Rica; Director Asistente del Departamento Sanitario Escolar; jefe de los Servicios Sanitarios de Costa Rica; presidente de la Junta Directiva de la Cruz Roja Costarricense; presidente de la Facultad de Medicina de Costa Rica; Secretario de Estado en las Carteras de Salubridad Pública y Protección Social de Costa Rica; presidente de la Liga Oficial contra la Tuberculosis; Secretario de Educación Pública de Costa Rica por recargo (1943); y Asistente del Hospital Manuel A. Chapuí.

Fue miembro de varias Asociaciones: Asociación Americana de Salud, Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, entre otras.

Por su iniciativa e intervención se promulgaron más de 70 leyes y decretos referentes a higiene y salud.

Recibió numerosas distinciones y condecoraciones, a las cuales se hizo acreedor tanto por su hombría de bien como en reconocimiento a la capacidad científica del profesional en medicina.

Murió el 3 de agosto de 1975, a los 95 años de edad.

Fue declarado Beneméritos de la Patria por la Asamblea Legislativa por Acuerdo No. 1819 del 27 de abril de 1978.

Hay que anotar que la clínica de Hatillo del CCSS lleva su nombre también.

Hace un par de años en uno de esos inviernos muy fuertes, la quebrada Lantisco, que pasa entubada debajo del parque, no dio abasto y precisamente en se lugar reventó la antigua tubería de ladrillo que encauza las aguas, y quedó expuesta. A raíz de esto, la municipalidad de San José, invirtió cerca de 175 millones de colones en trabajos de reparación y colocación de una nueva tubería de polietileno de alta densidad de 1,5 mt de diámetro, en 45 mt del canal; y entonces aprovecharon la ocasión para remodelar el parque o en otras palabras, dada su condición previa, más bien hacerlo nuevo. Así que se rellenó y se niveló el terreno, además de construir 240 mt2 de aceras internas. Las obras de remodelación fueron iniciadas por la sección de red pluvial y la sección de parques y arboricultura de la municipalidad de San José las concluyó.

Después de la remodelación, ahora la nueva zona verde cuenta con un pequeño anfiteatro, cuatro senderos, tres pérgolas donde se colocaron pequeñas piedras decorativas de colores blancas y rojas, además de rocas naturales de coloración amarilla y gris con alturas de 80 cm en promedio, amplios espacios de zonas verdes y vegetación con floración variada anual para la atracción de mariposas y aves. Es así como se trasladó tierra vegetal para la siembra de las diversas especies de plantas entre los que se destaca: árbol Guayabita del Perú Azaleas, Begonias, Cosmos, Crotón, Enredadera “Raspa Guacal”, Ajillo, Flor de Jamaica, Girgers, Hojas de Sen, Marigol, Palmeras Fénix, Pascuita Gigante, Pasifloras, Pentas, Peperonias, Petunia Mexicana, Pingo de Oro, Rabo de Zorro, Salvia, Roja, Thumbergia, Bijarro, Corteza Amarilla, Cortéz Negro, Guayaba de Mono, Dama, Jacaranda, Guachipelín, y zacate San Agustín. La arborización es muy buena, conté unos doce árboles ya grandes, dejando los que ya estaban, y se plantaron algunos más.

Casi podría decirse que el nuevo parque es un jardín. Es una belleza. Incluso tiene unos arreglos hechos con flores bellísimos, que cuesta verlos a nivel del suelo, pero que con una vista aérea se notan muy bien. Se trata de un SJO ¡Vive!, que se convirtió en la marca de la ciudad de San José, y el logo del Ministerio de Salud, que es un mapa de Costa Rica atravesado por el bastón de Esculapio. Gracias a la municipalidad de San José por compartir las imágenes para que así puedan apreciar, desde arriba, de lo que estoy hablando.

Otros elementos son la ubicación de basureros, bancas colocadas en la periferia del parque, así como en la parte interna (en las orillas de los senderos). Cuenta además con siete postes de aluminio para el alumbrado cuya iluminación es con luz tipo LED. Se conformó y niveló el suelo, además se reconstruyó la acera perimetral, algo que hacía mucha falta. Se colocaron pérgolas, bancas, mesas, así como basureros. Para darle un aspecto más de jardín estilo moderno, se colocaron algunas rocas y se distribuyeron piedras alrededor de las aceras en un diseño más compacto.

No hay poyos en el sentido estricto, más bien son bancas pequeñas sin respaldar, estilo moderno. Con anterioridad el parque era de paso, pero me parece que con la remodelación se pierde este aspecto. Por el momento está cerrado por la pandemia, vamos a ver que sucede cuando se abra al paso de peatones.

El entorno es muy especial contando en los costados norte y oeste con dos edificios patrimoniales, el Hospital San Juan de Dios (la morgue) y el edificio del Ministerio de Salud respectivamente. Hay que apuntar que el parque solo tiene tres costados que dan a calle, pues el lado sur, colinda con un parqueo. El terreno pertenecía, originalmente, a la Junta de Protección Social de San José (JPS), que le cedió el área de parqueo al ministerio de salud e hizo una transferencia del resto del terreno a la municipalidad de San José para el parque.

En el parque hay una placa en honor del Dr. Solón Núñez. Como que estamos en vacas flacas por la pandemia, porque en otras épocas, por lo menos hubieran puesto un busto como el que hay en la clínica de Hatillo o en la Universidad de Costa Rica.

Como ya comenté los edificios del Ministerio de Salud son patrimonio arquitectónico. En sendas placas se destaca al ingeniero civil Jaime Soley Reyes a cargo de la construcción, y a Miguel A. Valverde maestro de obras.

En el complejo del edificios del Ministerio de Salud, en la parte interna, hay un pequeño espacio abierto, que se llama la Plaza de la Salud, que la encontré bastante descuida, parece que se usa con fines deportivos y recreativos. Mantiene unos viejos poyos muy curiosos y sin uso aparente, que llamaron mi atención. Limita al oeste con las instalaciones del Hospital Geriátrico Blanco Cervantes, de lo que la separa una verja, sin paso visible. Los otros costados son paredes y corredores de los edificios del Ministerio de Salud. Tiene una pileta sin agua y eso es todo. Pero en realidad su importancia radica en la gran cantidad de placas que tiene en las paredes (ocho en total), destacando las de la lucha contra la malaria, además otras de la OPS y trabajadores de la Salud (pueden verse en la galería).

La galería tiene imágenes del parque actual, de la plaza de la salud y el edificio del ministerio; además de unas pocas antiguas y de la condición en que se encontraba el parque antes de la remodelación.

 
4
0

Con la ayuda de la municipalidad de San José


Revise también

Un cuento de hadas…

Fernando Berrocal Del diálogo multisectorial del Gobierno no salió un auténtico e inmediato Plan de …

Un comentario

  1. Gustavo Elizondo

    Gracias a don Carlos, por sus crónicas dentro y fuera del país. En este caso, aunque sea en el puro centro de San José, por lo menos no conocía que esta plazoleta, donde estuvo hace muchos años la parada de buses de Los Santos, la hubiesen remodelado; entonces era un sitio muy desagradable, donde los indigentes dormían y allí mismo hacían sus necesidades. Muy buena la iniciativa de la MSJ de rescatar estos sitios y sobre todo, rendir homenaje a ese gran médico que fue Solón Nuñez.

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.