PAREHARA: Primer día de clase en la universidad

COMPARTIR:

Oscar Llanes

Oscar B. Llanes Torres
Diplomático y Profesor Universitario Paraguayo

El día pleno de sol, veo a jóvenes que no alcanzan las dos décadas, los rostros tensos, miradas que se entrecruzan, sonrisas amarillas, los cabellos en desaliño, las ropas casi todas iguales, algunos ya con libros, todos preocupados no se con que misterio, algunos padres súper protectores acompañan a sus hijas muy desinhibidas, con los ojos brillantes como bailando a ritmo elevado, desfiles en los corredores, algunos exóticos de atuendos, otros muy formales con el detalle del peinado al estilo Neymar, mi alma en fiesta espera su hora para conocer a sus nuevos alumnos y alumnas.

Se inicia el encuentro, profesor-alumno/a, tenemos. Un cuatrimestre para conocernos, intercambiar experiencias, desarrollar habilidades, nos estudiamos mutuamente, cuales serán las exigencias, cuales las expectativas, los objetivos y sueños de cada uno. Al comenzar la jornada, repleta de cuestionamientos e interrogantes. Que no se pueden ocultar, ellos , los nuevos protagonistas del cambio, contamos con las herramientas adecuadas para ese fin, se analizan los contextos sociales, políticos, económicos y jurídicos, agregando la tecnología como apoyo en las tareas, se estudia el mercado, las dificultades para alcanzar las metas que ven muy distantes en concretar.

Con el decorrer del tiempo de aula siento la motivación ascendiente, la curiosidad es recíproca, individualizo a los alumnos y alumnas que son mayoría, derecho siempre fue reconocido como carrera para hombre, hoy ya no es así, las mujeres están disputando el mercado laboral y ganan, sobresalen, se las ve más transparente en la gestión profesional y ese perfil la deja más cómoda. Y requiere más estudio, capacitación y perfeccionamiento, inclusive. La relación afectiva se ve dañada y proyectos de vida truncado por las nuevas circunstancias y exigencias de la condición de mujer.

Al concluir la clase y nuevamente por los corredores el bullicio y la agitación, semblantes de plenitud y alegría
Por el nuevo estatus jurídico académico de estudiante universitario. Que significa nuevos desafíos, duras y difíciles porfías, la batalla es diaria, muchos tienen vínculos laborales no siempre flexibles para las Tareas universitarias, que hacen más pesada la carga y el fardo académico tiene su peso específico, cuando la variedad de estilo y formas se conjugan para superar los obstáculos de cada asignatura que hacen, eso sí, fascinante la carrera profesional elegida, todo estudiante de derecho ingresa a la carrera por muchas razones, pero lo fundamental es el gusto por la lectura, la investigación, la agilidad de la mente, la rapidez mental, la preocupación por descubrir los misterios del alma humana, poseer sensibilidad social y política, la vida estudiantil como un ensayo y preparación para los grandes proyectos sociales y cambios políticos, allí estaremos gestando el perfil de los futuros gobernantes, los futuros líderes, los responsables directos de la transformación del hombre por un mundo mejor.

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

COMPARTIR:

Revise también

Heriberto Valverde

Desde la pandemia

Casos y Cosas Heriberto Valverde C. Esto de la pandemia y sobre todo el enclaustramiento …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!