PAREHARA: Organismos continentales

Oscar Llanes

Oscar B. Llanes Torres
Diplomático y Profesor Universitario Paraguayo

Nuevamente la sociedad interamericana inaugura un Organismo Continental con perspectivas marcadas en la agenda de necesidades de la región y un fondo político que nos llena de incertidumbre y un cariz de muchas desconfianzas por experiencias pasadas y presentes.

Por la trayectoria profesional que llevo a cuesta me lleno de preguntas a la cual sumo mis cuestionamientos naturales y los lineamientos políticos son claros y precisos, sin embargo, su implementación será una dura batalla en el orden interno de cada Estado miembro, la convocatoria fue impresionante, la presencia de las autoridades fueron masivas, existe lenguaje común y las discrepancias no se notan ni se anuncian, es una fiesta de deseos y anhelos, en los rostros de los pueblos se notan indiferencias y nula credibilidad muchas voces presagian un nuevo mundo, un nuevo ordenamiento jurídico, una figura representativa del continente, sin la injerencia natural de potencias de diferente mentalidad que la nuestra, existen razones económicas muy Importantes que no se pueden marginar, incluyendo la presencia de organismos reconocidos en el orden mundial que necesitan de los subsidios de las potencias señaladas como nocivas al nuevo organismo.

Es hora de sentarnos y pensar en colectivo, dejando de lado nuestras minucias y nuestras deficiencias, dejar egoísmos a un lado, restar soberanía en pro de todos, marcar perfiles definidos con ideas de perennidad y madurez, que los vaivenes políticos estén previstos en el ámbito de una estructura que condicionen democracia y desarrollo, educación y comunicación, que los mezquinos intereses individuales no se impongan sobre los intereses colectivos, fortalecer las instituciones de seguridad y orden público.

Toda organización internacional debe denominarse correctamente jurídica y técnicamente, la palabra COMUNIDAD es muy profunda e intima, reconozcamos que esta expresión está mal ubicada en el nuevo y en antiguos Organismos, debemos utilizar el vocablo SOCIEDAD, pues en esta nueva organización prevalece el sentido de la voluntad de sus miembros, por lo tanto, es la razón y no el placer, el apetito y la memoria, la sociedad depende de la manifiesta intención de ser parte, la voluntad obliga y permite obtener derechos en un marco de anhelos comunes para un continente que ensaya la integración como modelo de conducta civilizada de sus miembros, conscientes de la existencia de responsabilidades en el marco de los compromisos asumidos, que las propuestas se transformen en una realidad que no se puede postergar, el continente del futuro es hoy, donde los pronósticos ya se agotaron, que la retórica llegó a su fin, la piedra fundamental ya se instaló ahora vamos a construir el continente donde reine la democracia, la paz, la seguridad jurídica y social de sus habitantes , donde la política cumpla su papel de velar por el bien público para felicidad general de todos sus miembros.-

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.