PAREHARA: Compromiso

Oscar Llanes

Oscar Llanes Torres
Diplomático Profesor Universitario Paraguayo

En el lenguaje de la convivencia social encontramos un vocablo que genera responsabilidad desde su propia emisión, se hace referencia al COMPROMISO, que el diccionario señala, “acuerdo o promesa por los que alguien está obligado a algo”, tiene como sinónimo pacto, acuerdo, trato, en la vida diaria asumimos esta expresión generalmente con ligereza, sin importarnos las consecuencias éticas de la misma, produciendo con el correr del tiempo desconfianza y la ausencia de credibilidad en la persona.

Tenemos varias formas de COMPROMISO, el familiar, el político, el social, en la relación afectiva y profesional, así como otras variables dignas de analizar y que los estudiosos de las ciencias sociales la caracterizan bajo el ángulo de la educación formal y moralidad religiosa como valor transmisible con criterios generacionales.

El momento oportuno de inducir los primeros lineamientos sobre el COMPROMISO es en el seno familiar, desde temprana edad involucrar al niño ¿a? a respetar la palabra empeñada, con la obligación esencial del ejemplo de los padres a los efectos de permanecer como sistema familiar imperecedero, que permanezca en la memoria indeleble de la enseñanza familiar, que la palabra empeñada tiene no solo valor axiológico sino representa un rasgo de la personalidad del portador haciendo que la persona la exhiba con cierta altivez de ser un sujeto comprometido y que no existe sombra de dudas en sus expresiones y posturas, por lo tanto, la credibilidad lograda es muy tenue y se evapora con mucha facilidad en el concepto social en muchas actividades personales.

El COMPROMISO, es verificable, como rasgo personal, con mucha facilidad en la rutina laboral y relación social, pues, el incumplir una promesa, una cita, ofende los principios de seriedad que la persona debe tener con mucho celo en sus relaciones interpersonales, porque es una marca es, como un sello en la personalidad es un tinte que brilla y adorna una persona y que inspira respeto y confianza en lo que diga y haga.

El COMPROMISO en el área de la política es donde más se observa el incumplimiento de este valor, su ausencia es visible y se hizo lenguaje común al respecto de los que ejercen la actividad política, utilizada con ligereza, con insensatez y hasta con imprudencia en la retórica política. Hacen que la sociedad acepte con mucha vacilación e indecisión dejando en la mente del interlocutor la duda y la confusión, perdiéndose muchas veces figuras notables en la conceptuación sobre esta actividad por la extensiva y nada justa manera de encarar la política.

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 2,50 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.