Paraísos fiscales: elusión y evasión

Notas al tema

Guillermo E. Zúñiga

Guillermo E. Zúñiga Chaves

Me parece oportuno compartir con los lectores esta información sobre los paraísos fiscales. Un estudio del profesor Gabriel Zucman, de la London School of Economics, quien además es investigador en la Universidad de Berkeley, salió a la luz pública como libro bajo el título “La riqueza oculta de las naciones. Investigación sobre los paraísos fiscales”. Esta es la fuente que uso.

El profesor Zucman hace un enorme trabajo cuantitativo y además propone algunas salidas a para enfrentar esta situación de los paraísos fiscales. Voy a concentrarme en algunos de los datos que ahí se mencionan.

El patrimonio financiero de las familias a escala mundial, libre de deudas, para el año 2013 lo estima en 73 billones de euros. De esa masa de recursos, las personas dejan en sus propios países (queda en Estados Unidos, Japón, Francia, etc.) 67,2 billones de euros, es decir, el 92%. O sea que mandan a los paraísos fiscales del mundo entero el 8% restante de su patrimonio, es decir, 5,8 billones de euros.

Solo para que nos formemos una idea de lo que significan esas cifras, “un cálculo grueso” del Producto Interno Bruto de Costa Rica para el año 2013 vendría a ser como 35.000 millones de euros. Las cifras en los paraísos está en billones. Es decir, la riqueza mundial en las off shore es muchas veces el PIB de Costa Rica.

Ahora bien, de esos 5,8 billones de euros que van a los paraísos, el 30% lo mantienen en Suiza, mientras que el 70% restante, es decir, 4 billones de euros, lo mandan a Singapur, Hong Kong, Bahamas, las Islas Caimán, Luxemburgo y otros. Cito estos lugares para ilustrar algunas de las plazas.

Esa plata no es que llega a los paraísos fiscales y se queda ahí “parqueada”. Desde luego que no. Se sabe que ese dinero regresa a las corrientes financieras mundiales para ser invertido en acciones, fondos de inversión y en otros títulos financieros. “El dinero de los paraísos fiscales no duerme. Alimenta los mercados financieros internacionales”. (Página 52)

IMPACTO TRIBUTARIO. ¿Cuánta plata dejan de recibir los países por esos dineros que van a los paraísos fiscales? Para hacer este cálculo el autor estima que el rendimiento de las fortunas en los paraísos rentabiliza el 5% anual, en términos reales, es decir, quitando la inflación. Una parte (el 20%) de esos réditos que dan los 5,8 billones de uros que están fuera es declarada en los países de origen. Pero el 80% restante no se declara y provoca una pérdida anual en recaudación de impuestos de 130.000 millones de euros, pues no pagan impuestos sobre la renta (sea por intereses o dividendos), no pagan el impuesto sobre las sucesiones ni el impuesto sobre el patrimonio. Esta es una estimación del fraude anual a nivel global. Es más o menos el equivalente a 4 veces el Producto Interno Bruto de Costa Rica. ¡Qué clase de negocio son estas operaciones off shore! Y qué impacto tienen sobre las finanzas públicas de los países.

DEUDA PÚBLICA. Estas riquezas ocultas también tienen efectos sobre las deudas públicas de los estados. Zucman hace un cálculo para el caso de Francia. Cito: “A finales del 2013, la deuda (la pública, aclaro) asciende a 94% del PIB. Sin la defraudación de los particulares en los paraísos fiscales, sería solamente del 70%, o sea apenas el nivel de antes de la crisis del 2008”. (Página 70). Al no recibir el pago de los impuestos que se evaden, por la ocultación de las fortunas en los paraísos, el estado francés se ha visto obligado a endeudarse más. Y con razón el autor señala que al haber más endeudamiento hay un encarecimiento adicional por los intereses que se deben cubrir para enfrentar esas deudas.

CONCLUYO. Estas cifras son reveladoras del enorme negocio detrás de los paraísos fiscales. Es muy posible que algunos de los hallazgos de este trabajo sean asimilables a la situación nacional, desde luego a una escala menor. Resulta evidente que el control de la evasión por la vía de los paraísos debe ser una tarea conjunta de todos los países. Pero internamente se deben cerrar todos los portillos para evitar la elusión/evasión por estas vías. Es mucha la plata que está en juego.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna calificación todavía)
Cargando…

Relacionado:

Comentarios Facebook

Revise también

Yacimientos de litio en Bolivia. Flickr

El litio y el golpe de Estado en Bolivia

Víctor Flores Olea* Después de la asonada en Bolivia, pareció calentarse una fuerte discusión que …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!