Palestina: La indignación de Abbas

Jack Khouri, Amira Hass

Palestina: La indignación de Abbas

Abbas declara los Acuerdos de Oslo muertos

Jack Khoury

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, declaró el 14 de enero que Israel había matado los Acuerdos de Oslo y denunció el llamado plan de paz para Oriente Próximo del presidente estadounidense Donald Trump como “una bofetada en la cara” durante una dramática reunión en Ramala el domingo, añadiendo que “vamos a devolverle la bofetada”.

Abbas dijo que “hoy es el día en que terminan los Acuerdos de Oslo. Israel los mató. Somos una Autoridad sin ninguna autoridad, y una ocupación sin ningún coste. Trump amenaza con recortar los fondos a la Autoridad porque las negociaciones han fracasado. ¡¿Cuándo diablos comenzaron las negociaciones?!”

Añadió que “las futuras negociaciones se llevarán a cabo sólo dentro del contexto de la comunidad internacional, por un comité internacional creado en el marco de una conferencia internacional. Permítanme ser claro: No vamos a aceptar el liderazgo de EE UU en un proceso político que implique negociaciones.

“El embajador estadounidense en Israel, David Friedman es un colono que se opone utilizar el término “ocupación”. Es un ser humano ofensivo, y no voy a reunirme con él en cualquier lugar. Han solicitado que me encuentro con él y me he negado, ni en Jerusalén, ni en Amman, ni en Washington. La embajadora estadounidense ante la ONU Nikki Haley lo mismo; ha amenaza con golpear a las personas que hagan daño a Israel con el tacón de su zapato, y vamos a responder de la misma manera”.

El Consejo Central Palestino se reunió con el trasfondo de la declaración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump de 6 de diciembre declarando Jerusalén la capital de Israel y la ruptura sin precedentes que esto ha provocado entre la Autoridad Palestina y Washington.

El ministro de asuntos exteriores de la Liga Árabe acusó a los palestinos de no protestar lo suficiente contra la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel”, dijo Abbas.

“Somos un pueblo que se ha manifestado no violentamente tras el reconocimiento de Trump [de Jerusalén como capital de Israel], y el resultado ha sido de 20 muertos, más de 5.000 heridos, y más de 1.000 detenidos, y tienen el descaro de decir que el pueblo palestino no protestó”, agregando que “le pregunto al ministro, si realmente quiere ayudar a la población palestina, apoyarnos y echarnos una mano de verdad. Si no, pueden irse todos al infierno”.

Abbas se refirió asimismo al Reino Unido, diciendo que “seguimos exigiendo una disculpa de los británicos por la Declaración Balfour, y vamos a seguir exigiendo que reconozcan al estado palestino. Denunció que la conocida frase de Herzl “una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra” era una mentira. Llegó a Palestina y vio un pueblo, y por eso, habló de la necesidad de deshacerse de los palestinos.

Abbas habló cerca de dos horas y media sobre cómo los judíos fueron llevados a Israel. Observó que Inglaterra y los Estados Unidos participaron en el proceso de llevar a los judíos a Palestina después del Holocausto, tratando de resolver el problema de qué hacer con los judíos sin sufrir las consecuencias.

Abbas continuó: “En Camp David, intentaron un ejercicio absurdo. Les dijeron a los estadounidenses que estábamos dispuestos a renunciar al derecho de retorno, al 13 por ciento de Cisjordania, y a proporcionar un espacio de oración judío en la mezquita de Al-Aqsa”.

“Nuestra postura es un Estado palestino en las fronteras del 67, con su capital en Jerusalén Este y la aplicación de las decisiones de la comunidad internacional, así como una solución justa para los refugiados”.

“Estamos a favor de la lucha nacional, que es la más eficaz, porque no hay nadie más en quién podamos confiar”.

“Los estadounidenses nos pidieron no unirnos a las 22 organizaciones, entre ellas la Corte Penal Internacional. Les dijimos que no íbamos a participar, siempre y cuando no se cerrasen las oficinas de la OLP en Washington, no se trasladara su embajada a Jerusalén, y se congelase la construcción en los asentamientos. No estuvieron de acuerdo, y por tanto, no estamos obligados por ningún acuerdo. Vamos a pedir el ingreso en esas organizaciones internacionales”.

“Hemos aceptado 86 decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU para los palestinos, pero ninguna de ellas se ha implementado. Otras 46 fueron vetadas por los estadounidenses”.

“Israel ha importado cantidades aterradoras de drogas con el fin de destruir a nuestra generación más joven. Hay que tener cuidado, y por esta razón hemos creado una autoridad para la lucha contra las drogas, y estamos invirtiendo mucho en deporte, sobre todo en el fútbol. Ya hemos superado a Israel en la FIFA”.

“Vamos a publicar una lista negra de 150 empresas que trabajan con los asentamientos, y publicaremos los nombres de docenas de personas sospechosas de soborno y las entregaremos a INTERPOL”.

“Los presos y sus familiares son nuestros hijos, y vamos a seguir ayudándoles”.

“Las familias de los palestinos muertos tienen derecho a recurrir al Tribunal Penal Internacional y exigir justicia a la comunidad internacional”.

“No vamos a aceptar lo que EEUU intenta imponernos, y no vamos a aceptarlos como mediadores”.

“No seremos una Autoridad sin autoridad, y una ocupación sin coste”.

“Vamos a defender nuestros logros en la comunidad internacional y localmente, y vamos a seguir luchando contra el terrorismo, y la lucha no violenta. Vamos a sumarnos a todos los procesos políticos, encabezados por la comunidad internacional, hasta el final de la ocupación”.

El jefe de la Iniciativa Nacional Palestina, el Dr. Mustafá Barghouti, dijo a Haaretz después del discurso de Abbas: “El discurso ha enviado un mensaje. Es evidente que los EEUU han concluido su papel como patrocinador exclusivo del proceso de paz, y los palestinos han hecho hincapié en que ya no aceptarán ninguna imposición externa. El lunes vamos a redactar las conclusiones, y yo personalmente voy a exigir que el borrador incluya la posición de que vamos a trabajar para implementar una solución de un estado, con igualdad de derechos civiles y nacionales para todos.

Hamas atacó a Abbas diciendo que sus declaraciones no representan un consenso entre los palestinos.

La reunión el domingo en la ciudad cisjordana de Ramala – sede del gobierno de la Autoridad Palestina – se celebró con representantes de la mayoría de las facciones palestinas, aunque dos organizaciones importantes, Hamas y la Jihad Islámica, anunciaron que no asistirían, a pesar de que fueron invitadas.

El portavoz de Hamas Fauzi Barhum criticó la decisión de convocar la reunión en Ramala, diciendo que debería haber tenido lugar en un país diferente para asegurar la participación de altos representantes de todas las facciones.

Haaretz ha sabido que en las discusiones que tuvieron lugar durante el fin de semana, tanto en el Comité Central de Fatah y en el Comité Ejecutivo de la OLP, se consideraron una serie de sugerencias; entre ellas se encuentra la idea de establecer un lazo entre los Acuerdos de Oslo y la coordinación de la seguridad en base a que Israel ha violado todos los acuerdos y los palestinos no están comprometidos por ello a seguirlos respetando y aplicando.

Otros sectores de Fatah y de la OLP se están inclinando por la opción de continuar los esfuerzos internacionales, especialmente a través de las Naciones Unidas, la Unión Europea, China y Rusia con el fin de avanzar en el reconocimiento internacional de un Estado palestino en las fronteras de 1967.

Según funcionarios de Fatah, el siguiente movimiento palestino sería la implementación de su exigencia de convertir el conflicto en una cuestión internacional y que la ONU cree un equipo para resolverlo. Los Estados Unidos podrían ser un miembro del equipo, dijeron los funcionarios, pero no el mediador exclusivo del proceso político.

El número dos de Fatah, Mahmoud Al-Aloul dijo que muchos palestinos tienen altas expectativas sobre la decisión del Consejo Central. “Debemos satisfacer estas expectativas, porque actualmente estamos en una encrucijada para la cuestión nacional palestina. Al-Aloul añadió que estas decisiones son difíciles, y no conducirán a abandonar a los amigos de Fatah.

Al-Aloul dijo a Haaretz que el Consejo Central de Fatah toma sus decisiones de manera independiente, y que hay una lista de recomendaciones a tener en cuenta, incluyendo la congelación de su reconocimiento de Israel.

Las decisiones tomadas por el Consejo se transmiten al Comité Ejecutivo de la OLP para su implementación.

Haaretz ha sabido también qué en los últimos días, los países europeos y algunos árabes, como Arabia Saudí, han ejercido presiones sobre la Autoridad Palestina y Abbas, en particular, para que no adoptasen medidas que cambian la actual situación diplomática y que permitan el desarrollo de iniciativas en los frentes internacionales y diplomáticos.

Otra sugerencia sería pedir al Consejo de Seguridad de la ONU que reconozca un estado palestino en las fronteras del 67, así como definir los territorios gestionados por la AP como un país bajo ocupación. También se sugirió recurrir al Tribunal Penal Internacional para iniciar un proceso judicial contra Israel.

El Consejo Central palestino es un órgano consultivo que se reúne cuando no es posible convocar el Consejo Nacional Palestino (el cuerpo legislativo de la OLP) y debe formular recomendaciones para el Comité Ejecutivo de la OLP, que es el órgano ejecutivo palestino de más alto rango.

Un alto miembro del Comité Ejecutivo de la OLP dijo a Haaretz que, a pesar de la atmósfera dramática creada por Abbas, no hay ninguna expectativa de un cambio sustancial de las actuales reglas de juego en las relaciones israelí-palestinas.

https://www.haaretz.com/middle-east-news/palestinians/.premium-1.834895

El beligerante discurso de Abbas no restaura la confianza en la dirección palestina

Amira Hass

A pesar de las declaraciones del presidente Abbas, pocos en Cisjordania creen que las cosas vayan a cambiar realmente. Las rivalidades personales no van a desaparecer y seguirán siendo perjudiciales para la lucha palestina

MT, desde cerca de Jenin, cree que los recientes enfrentamientos con soldados israelíes son principalmente un mensaje a la Autoridad Palestina de que los jóvenes palestinos están hartos. En unos pocos meses, dice, su indignación se dirigirá contra ella.

Su opinión es particularmente interesante porque cuando tenía 20 años se unió a la Brigada de los Mártires de Al-Aqsa, por el que fue condenado a tres años en una prisión israelí. Lamenta haberse unido al brazo armado de Fatah. Sigue siendo miembro de Fatah, pero no tiene fe en su liderazgo, que es también el liderazgo de la AP. Sus rivalidades internas le cansan. Utiliza repetidamente la palabra “corrupto”. Todos los líderes “tienen casas en Amman. Si todo se derrumba aquí, tienen un lugar a donde huir”, dice.

Luego añade algo contradictorio, pero confirma con una sonrisa que reconoce su contradicción. “Me gustaría que la ocupación israelí volviese”. Y unos minutos más tarde, “todos los gobernantes extranjeros de Palestina en última instancia han tenido que abandonarla, también lo hará el régimen sionista. No me refiero a los judíos, que estaban aquí y seguirán aquí”.

El discurso del presidente palestino, Mahmoud Abbas, al Consejo Central de la OLP no ha restaurado la fe de MT en su liderazgo o en su capacidad o voluntad de adoptar nuevas tácticas políticas. Es razonable suponer que lo mismo les ocurre a la mayoría de los palestinos, incluidos los partidarios de Fatah.

El periódico Al-Hayat de Londres informaba de una fuerte discusión, en la reunión del Comité Ejecutivo de la OLP que precedió a la reunión del Consejo, entre Omar Shehadeh (del Frente Popular para la Liberación de Palestina), y Abbas, que estalló en un ataque de ira. Shehadeh preguntó por qué Abbas no convocó al Comité inmediatamente después de que el presidente Donald Trump reconociese a Jerusalén como capital de Israel y dijo que el FPLP hace responsable a Abbas de no haber aplicado las resoluciones de la última reunión del Consejo Central. Shehadeh fue citado por Al-Hayat preguntando: “¿Quién es el responsable, el Comité Ejecutivo o el presidente?”

Shehadeh representa una organización fosilizada que vive principalmente de las glorias del pasado, pero muchos se identifican con su pregunta.

Las alabanzas a Abbas en Radio Palestina el lunes siguiente fueron un recordatorio de que tiene la primera y la última palabra en Fatah y la OLP. Sin embargo, en entrevistas con la agencia de noticias Watan varios delegados prominentes que no son de Fatah hicieron hincapié en que las decisiones del Consejo Central deben ser implementadas.

Incluso aquellos que no lo hicieron de manera explícita se referían a las decisiones adoptadas en su reunión de marzo de 2015, sobre todo la decisión de terminar la coordinación de seguridad con Israel. Abbas se opuso a ello y se negó a ponerlo en práctica. Y hay buenas razones para pensar que las últimas decisiones del Consejo Central, cualesquiera que fuesen, quedarán también en el aire.

Se espera que el Consejo, una vez más, decida suspender la coordinación de seguridad, pida al Tribunal Penal Internacional que investigue a Israel sobre la construcción de asentamientos y pida sanciones internacionales contra Israel. También se espera que inste al Comité Ejecutivo a suspender el reconocimiento de Israel. La recomendación original era suspender el reconocimiento hasta que Israel reconozca al Estado de Palestina, pero esa frase se eliminó por la presión de los estados árabes. Al decir “suspender” se deja la decisión en manos de Abbas.

El discurso de Abbas ha sido analizado como el anuncio de una nueva era llena de difícultades en la lucha nacional. En este momento, la confianza pública en su liderazgo es especialmente importante, de la misma manera que la capacidad de criticar, intercambiar opiniones y superar las rivalidades personales.

El vendaval de las rivalidades personales debilitó la lucha palestina en el pasado y también se cierne sobre esta nueva y fatídica etapa, mientras que la falta de fe en la dirección y sus habilidades es más fuerte que nunca. Ningún discurso, por muy contundente que sea, va a cambiar eso.

https://www.haaretz.com/middle-east-news/palestinians/.premium-abbas-speech-on-trump-israel-doesn-t-restore-confidence-1.5731175

Amira Hass Jack Khouri Son corresponsales del diario israelí Haaretz.

Fuente: Haaretz
Traducción: Enrique García paa sinpermiso.info


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.