No al pesimismo…

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

Lo peor que nos puede suceder, como sociedad y como país, es caer en un pesimismo crónico y pensar que todo está mal y que no existen salidas. De ese punto a la radicalización de amplios sectores y la polarización del país, no hay más que un paso. Un paso que debemos evitar entre todos los costarricenses.

En los días de Semana Santa, dos lamentables y negativas noticias nos han puesto al nivel de Honduras y a la cola de América Latina, en cuanto a corrupción y crecimiento económico. En esos dos índices andamos muy mal.

Pero también una asombrosa información, dada por Procomer, señala que somos uno de los grandes exportadores mundiales de equipos médicos y de precisión y que 6 de las 10 más importantes empresas en ese ramo científico producen en nuestro país, así como que ese rubro de exportaciones representa el 36% del total nacional, dándole trabajo a 39.000 costarricenses.

Esa última es la nueva Costa Rica que necesitamos y ese es el país que debemos seguir construyendo, potenciando nuestras capacidades y fortalezas, que son muchísimas, vinculando la producción a las nuevas tecnologías, a los servicios y a la denominada economía verde, sin abandonar la agricultura ni las exportaciones y sirviendo, incluso, de puente entre Asia y Estados Unidos.

¿Quién de nuestros padres, acostumbrados únicamente a la producción de café y la exportación de banano, podría haberse imaginado que, en el presente, somos un gran productor y exportador a nivel mundial de artículos médicos y de precisión? Pero también de cientos de productos agrícolas al mercado de la Florida, como chayote, tomate, yuca y toda clase de hortalizas.

En los días de Semana Santa, recogidos en los misterios de nuestra fe cristiana, todos hemos tenido tiempo libre para descansar, reflexionar y hacer un balance de la actual realidad política, económica y social del país, analizar racionalmente las cosas que están mal y, a la vez, ponerlas en una mejor perspectiva, levantar el ánimo individual y fortalecer así la confianza nacional.

Tenemos que ser positivos. Todavía en pandemia, hay que decirle NO al pesimismo destructor y reafirmar que SÍ tenemos caminos de salida como país.

En lo personal, debo agradecerle a nuestra Seguridad Social y a la Municipalidad de Escazú que, en los días de Semana Santa, me pusieron la segunda vacuna contra el coronavirus. No nos equivoquemos, es cierto que algunos vivillos se han aprovechado de las compras de emergencia y sobre esos funcionarios y oferentes cómplices debe caer todo el peso de la ley penal, pero la CCSS y nuestro Sistema de Seguridad Social es, por mucho, el mejor de América Latina y hasta superior al de los Estados Unidos, en donde no existe un sistema ejemplar de cuotas solidarias y tripartitas como el nuestro.

Antes hemos superado otras crisis. En ese buen espíritu, iniciemos optimistas este nuevo proceso electoral, participemos activamente y preparémonos conscientemente para votar. Ese es el camino costarricense.

0
0

Revise también

Alvaro Campos

Perfil de una campana electoral en nuestro país

El Sereno Álvaro Campos Solís campos.solis.alvaro@gmail.com Para un sector de la ciudadanía con derecho a …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.