¡Ni para hacer el amor…!

COMPARTIR:

Don Padre*

José Luis Valverde Morales

José Luis Valverde

Ni para hacer el amor tenemos tiempo, ahí nació el tristemente célebre “rapidín”.

Menos para un café, ni que decir la plácida conversación o simplemente detenernos a mirar el atardecer, acuñamos la frase: ¡Esto urge para ayer!

Nos olvidamos del amigo, entonces un despersonalizado: ¡Me gusta! desde un ordenador nos parece suficiente.

A los padres los abandonamos, muchos se dieron por satisfechos con dejarlos en un asilo para ancianos, hoy se los llevan sin despedida, sin ceremonias, desprovistos de honras fúnebres, sin tiempo al menos para un arrepentido: ¡Perdóname viejo! ¡Discúlpame vieja!

El dios de las presas

El tiempo se lo ofrendamos a las presas, de vez en cuando el inútil sonido al claxon en una interminable fila que no se mueve, llegamos exhaustos a dormir, sin ánimo de palabras, si acaso un desabrido:¿Cómo estás? sin esperar ni siquiera la respuesta.

Autómatas que solo sueñan con las vacaciones, un pedacito arrancado al calendario para volver a la rutina. Vivir para trabajar, no trabajar para vivir.

Debió llegar el microscópico virus en la diminuta partícula de la saliva; nos encerramos obligados, tuvimos tiempo en demasía, muchos se dieron cuenta de la pérdida de sus hogares, de repente no sabíamos qué hacer, en tanto afuera el universo sigue girando.

Los pájaros vuelan, cantan sabiendo que algo desconocido les proveerá la comida, los árboles se desvisten, se cubren de flores, los animales irracionales se lanzan a la vida, en tanto el ser supremo de la creación, no tiene tiempo, cuando se dio cuenta, simplemente le retiraron el respirador, ya no produce, ya no sirve, es un despojo, hay que colocárselo a otro más joven, talvez ese sí tenga tiempo para cambiarlo por dinero que irá a caer en el bolsillo ajeno.

Calificación: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

*Don Padre, a la memoria del Presbítero Armando Alfaro Paniagüa, un verdadero reformador Social.


COMPARTIR:

Revise también

Rosario Murillo

Carta a Rosario Murillo

A Rosario Murillo, con cariño, de Fabian Medina Doña Rosario, me dirijo a usted porque …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!