Ministros de papel

…¿Y usted qué opina?

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

A Renato Alvarado, ministro del MAG, hay que darle un premio a la transparencia y la coherencia política por haber reconocido en la Asamblea Legislativa, al proponer el cierre de Incopesca, que él es un “ministro de papel”. Esa es una verdad como un templo.

Solo hay que agregar que todos sus colegas en el gabinete son también “ministros de papel” y que esa es una de las razones por las que urge entrarle, como la principal prioridad nacional, a la necesaria e impostergable Reforma del Estado y desinflar ese elefante enorme, ineficiente y burocrático, mal amarrado por la Contraloría General, en que se ha convertido el Poder Ejecutivo y las más de 300 instituciones del sector público, entre ministerios e instituciones autónomas y descentralizadas de todo tipo y nivel, sin dejar de lado a las 82 municipalidades .

Cuento otra vez esta historia personal:

1.-En la profunda crisis fiscal y económica de los 80, desde la Casa Presidencial, en el Gobierno de Luis Alberto Monge, desde el Ministerio de la Presidencia y con el apoyo del Banco Central, se le dobló el espinazo a las Juntas Directivas de la banca estatal y se salvaron 120 empresas privadas de la insolvencia y la quiebra. Por acuerdo firme del Consejo de Gobierno y vía Decretos Ejecutivos, se intervino AyA y el Banco Popular y se nombraron fuertes interventores.

2.- Veinte años después, en el segundo Gobierno de Óscar Arias, nada de eso se podía hacer. Es más, como Ministro de Seguridad Pública dedicaba una buena parte de mi tiempo a negociar modificaciones presupuestarias con el Auditor que es un funcionario de hecho de la Contraloría General (Poder Legislativo), aunque pagado por el Poder Ejecutivo, porque de otra forma no se podía mover ni un cinco de una partida hacia otra y cumplir así, aceptablemente, las funciones y obligaciones de la Fuerza Pública que exigen inmediatez y gran sentido de oportunidad para combatir la delincuencia.

Es tal la inflexible y férrea maraña legal existente y los controles fuera de toda lógica que gobernar y accionar de buena fe, democráticamente, con firmeza y determinación, desde el Poder Ejecutivo, es considerado ahora tráfico de influencias, peculado o abuso de poder. Desde hace mucho tiempo tenemos solo “ministros de papel” con menos poder que los Auditores de la Contraloría o los abogados de la Procuraduría General. ¿Cómo se puede gobernar así?

Este es el mayor problema del país y por ahí, en lo legal, funcional, operativo e institucional, es que debería comenzar, cuanto antes, la reforma del Estado Costarricense y, paralelamente, ir desinflando progresivamente ese elefante burocrático e ineficiente que es el sector público. Hay que comenzar por lo legal, institucional y funcional. Lo que no se puede hacer es botar masivamente trabajadores públicos a la calle, como quieren los economistas neoliberales. Eso sería injusto, paralizaría al país y generaría una imparable huelga nacional.

Pero… ¿Adónde están las ideas y las soluciones del Gobierno PAC-PUSC?

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Una respuesta a Ministros de papel

  1. Gustavo Elizondo 26-07-2019 en 2:33 pm

    Total acuerdo don Fernando, estamos en la dictadura de los mandos medios.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.