Mi propia valoración

¿Y usted qué opina?

Fernando Berrocal

Es diciembre y amparado a la libertad de prensa, hago mis propias valoraciones:

1.- El Poder Ejecutivo: El presidente Carlos Alvarado ha demostrado firmeza de carácter y decisión.

Aunque no es ni mucho menos la única, esa es una virtud esencial para gobernar y una virtud que se había perdido en la política.

2.- El mejor Ministro: el Ing. Rodolfo Méndez Mata, en el MOPT se la ha jugado como un campeón de los viejos y los nuevos tiempos, para buscarle pragmática y eficientemente la “comba al palo” y hacer obra, con visión de lo inmediato y concreto, pero igualmente con visión de futuro, lo grande y fundamental.

3.- La peor ministra: La señora Epsy Campbell pasó de ser la abanderada de la ética y la política de principios contra la corrupción y la politiquería, a ser ella mismo el símbolo de lo que antes censuraba. La política internacional del país, esencial en la actualidad, está al garete, sin dirección y sin rumbo.

4.- La gran sorpresa: El proyecto de tren interurbano, expuesto con gran solvencia y capacidad profesional por la primera dama, arquitecta Claudia Dobles, es una idea fuerza y es una propuesta visionaria, necesaria y realista.

5.- Ministra destacada: La Ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, ha enfrentado con conocimientos, determinación y firmeza el tema fiscal.

Ha cometido algunas torpezas de antología, pero ha agarrado el toro por los cuernos y eso es mucho en este país de baja pisos.

6.- Ministro calificado: El Ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, es un experimentado policía OIJ que conoce su materia y hace mucho con insuficientes recursos, apoyado por una excelente cúpula en la Fuerza Pública.

7.- Ministros en la cuerda floja:

a) A Rodolfo Piza le cuesta entender su actual papel político y actuar como el gran facilitador y mediador desde la Casa Presidencial, que es lo propio de cualquier ministro de la Presidencia.

b) El Ministerio de Educación Pública es fundamental y Edgar Mora es un singular intelectual que habla en las mañanas, según él mismo dice, con un colibrí. Demasiado post modernismo, show y triquitraques.

8.- Otros ministros y presidentes ejecutivos: Casi todos desconocidos.

9.- La Asamblea Legislativa: Bastante mejor y más seria que las anteriores. Varios diputados tienen voluntad para hacer lo que se debió hacer desde hace mucho tiempo. Falta más crítica y una oposición política de verdad.

10.- El Poder Judicial: Vivió un gravísimo tsunami. Se impone una reforma administrativa estructural y, sobre todo, de eficiencia y oportunidad en la ejecución de los servicios judiciales. Ese es el gran reto de la Corte Plena.

11.- El país: Golpeado, sorprendido, expectante y peligrosamente muy dividido.

El año 2019 será decisivo y se vienen encima las elecciones municipales.

Si el gobierno quiere salir adelante, deberá abrir espacios de diálogo constructivo y nacional con el sindicalismo y todos los sectores y fuerzas políticas del país.

Ese es el camino costarricense. Todavía estamos en un profundo hueco y falta muchísimo por hacer, antes de celebrar el Bicentenario en el año 2021.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.