Más limpio en el lodo: el futuro del 4×4 es eléctrico

Por Thomas Geiger (dpa)

Más limpio en el lodo: el futuro del 4x4 es eléctrico
Mercedes-Benz EQC Edition 1886 SUV eléctrico inicia una nueva era. Cortesía MB

Una densa nube de polvo constata el paso del todoterreno. Cuando el coche supera el socavón de la curva, la grava vuela y el lodo salpica a metros de distancia.

A primera vista todo transcurre como siempre mientras Jürgen Eberle conduce en el parque off-road de la localidad alemana de Geisingen, en la región de Suabia, pero en lugar del habitual rugido de los motores de alta velocidad reina un inusual silencio en esta “pista de juegos” para pilotos que ya no son niños. Tan solo se escucha el crujido de las piedras.

La razón es que el vehículo que conduce el ingeniero de Mercedes-Benz es eléctrico. Que este denominado EQC con sus ejes de pórtico y sus anchos guardabarros parezca surgido de una película apocalíptica y robe protagonismo a los todoterreno de la Clase G tiene una sencilla explicación.

“Queríamos demostrar que la diversión con el coche eléctrico no tiene por qué detenerse donde acaba el asfalto”, comenta Eberle antes de conducir hacia el siguiente socavón y dejar que el vehículo vuelva a rodar por el barro.

Mercedes-Benz no pretende fabricar en serie un vehículo como este, pero sí producirlo, como anunció recientemente Ola Källenius, presidente de la junta directiva. El ingeniero Eberle considera este prototipo el pionero de la versión eléctrica del todoterreno de la Clase G.

También otras marcas apuestan por electrificar sus correspondientes todoterreno. Jeep ya ha anunciado que ofrecerá una versión totalmente eléctrica. Land Rover no oculta sus planes de dar al Defender un hermano propulsado por batería.

Por su parte, General Motors quiere lanzar una versión eléctrica del legendario GMC Hummer a finales de 2021, impulsado por tres motores eléctricos y una potencia estimada de 1.000 CV.

La automotriz estadounidense ha anunciado que las cuatro ruedas del todoterreno de GM serán direccionales, lo que le permitirá avanzar en diagonal en caso necesario, como un cangrejo.

Pero de momento, el que ha ido más lejos ha sido el español Alejandro Agag. El promotor deportivo ya ha lanzado con éxito la Fórmula E y con la serie Extreme E quiere ahora llevar la competición de vehículos eléctricos a terrenos off-road.

Para ello, ha desarrollado como vehículo único para todos los equipos un auto de pequeño tamaño, gran potencia (400kW/500 CV) y ambiciosa suspensión.

La tecnología eléctrica es la primera opción para muchos fabricantes cuando se trata de ofrecer una mejor tracción, especialmente en los populares vehículos utilitarios deportivos (SUV, por sus siglas en inglés).

Ese es el caso del Opel Grandland X con motor de combustión, que ahora solo está disponible con tracción delantera, mientras que su versión híbrida enchufable con motor eléctrico cuenta con tracción a cuatro ruedas.

Jeep incluso ha eliminado completamente las variantes convencionales 4×4 de Renegade y Compass. En su lugar, ofrece la versión híbrida enchufable con tracción a cuatro ruedas.

Los ingenieros de la firma estadounidense han configurado la propulsión de manera que el motor a gasolina siga generando suficiente electricidad incluso con la batería descargada, para que el vehículo no quede atascado en terrenos con lodo o nieve.

Los eléctricos con tracción en las cuatro ruedas no sólo sirven para circular sobre terrenos difíciles sino que ofrecen nuevas posibilidades a la dinámica de conducción, tal y como lo demuestra Audi con su e-Tron S.

El tren motriz del e-Tron consta de un motor eléctrico delantero y dos motores eléctricos montados en el eje trasero, lo que supone pasar de 300 kW a 320 kW (sin boost) y a 370 kW (con boost).

Además, cada uno de los motores traseros puede ser controlado de forma individual.

Mientras la denominada vectorización de par proporciona al diferencial la capacidad de variar el par en cada rueda, el e-Tron S proporciona mayor fuerza a la rueda externa pudiendo tomar las curvas considerablemente más rápido.

Así, la parte delantera frena el subviraje y la parte trasera se adhiere con fuerza a la curva, explica la automotriz alemana.

Puede que conducir con la última tecnología y energía verde se aleje para algunos de su idea de aventuras entre el lodo y el polvo.

“Estrictamente hablando, el motor eléctrico es precisamente ideal para ese tipo de terrenos”, indica Dag Rogge, director de una agencia que opta por los coches eléctricos para organizar desde eventos corporativos hasta expediciones off-road aún en los confines el mundo.

Según Rogge, la inmediata disposición de par y la distribución de potencia en cada rueda, en el mejor de los casos sin sistemas mecánicos como los bloqueos de diferencial, hacen del vehículo eléctrico un compañero de aventuras idóneo.

Si bien los enchufes y tomas de electricidad no existen en las estepas de Namibia, el altiplano boliviano o la selva tailandesa, Rogge considera que no se tardará en encontrar una solución a este tipo de problemas.

“Allí donde los vehículos diésel antes ahuyentaban a los animales salvajes, ahora nos acercaremos de forma tan silenciosa que los leones permanecerán inmutables”, concluye.

dpa


Revise también

Coco de mer: la nuez más erótica del mundo crece en las Seychelles

Coco de mer: la nuez más erótica del mundo crece en las Seychelles

Por Joachim Hauck (dpa) Los botánicos aficionados se extasían al verla, los adolescentes se ríen …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.