Los porotos

De José Calvo

José Calvo

José Calvo

De no haber sido por los frijoles nunca podría haber existido una civilización maya, que podía sembrarlos adecuadamente metiendo frijoles entre el maíz madurado después de la dobla. De seguir la recomendación de la la “libertad de comercio” los mayas hubieran importado los frijoles de Nicaragua, donde están subsidiados por la falta de seguridad social, o de Argentina, donde lo están porque pueden producir 60 quintales por hectárea mientras que aquí solo se producen 16. Y solo se producen 16 porque el clima no es adecuado, PERO ESE ES EL NUESTRO, y porque el gobierno ha priorizado la investigación científica en el café, que es el cultivo de cuatro multimillonarios.

Si consideramos que la producción frijolera de Nicaragua, está subsidiada por la falta de seguridad social de los agricultores nicas. Y si consideramos que la de Argentina y Uruguay, están subsidiadas por los suelos planos y el uso de maquinaria agrícola que llaman “externalidades”, que paga el ambiente: es un caso de competencia desleal.

Lo mismo se puede decir del arroz, que nuestros agricultores producen de secano a razón de dos toneladas por hectárea y los uruguayos en condiciones de inundación, a razón de cinco toneladas. La “ventaja comparativa” es el suelo para la inundación, y el agua. Pero la ventaja comparativa” dice que nosotros debemos producir vendajes médicos e importar el arroz. Y el sentido común dice que entonces nos moriríamos de hambre si perdemos el mercado de los vendajes.

O como la leche, que los mercadistas nos dicen se puede traer mas barata de Nueva Zelanda, pero al consumidor neocelandés le sale mas cara que al tico: lo que se llama dumping, y acaba con el productor nacional. Igual que acabará con el abastecimiento, y después no se conseguirá leche ni para remedio.

Mister Trump les dice la verdad a los americanos cuando habla de que la exportación de las manufacturas a México y la China (so pretexto de la “libertad de comercio”), han elevado a China al rango de potencia mundial, al mismo tiempo que han creado una crisis de desempleo en los Estados Unidos; y en el mundo entero, puesto que ese es nuestro mercado.

El mundo es un sistema de “vasos comunicantes”, y cuando hay empleo completo en la China, hay desempleo en lo Estados Unidos. La única manera de evitarlo sería con un gobierno mundial, y entonces todavía queda el problema del límite ambiental. .

Lo que trató de hacer la Corporación Frijolera Nacional, establecida por don Freddy Murillo de Upanacional, era comprar el frijol a un precio rentable para el agricultor nacional. Solo que para eso no podría existir Ollé, que los puede traer al precio mas bajo posible, desde Nicaragua o de Uruguay, ( libre mercado), y subsidiados por la falta de seguro o por la naturaleza, según manda el “libre comercio”. Una sociedad tiene que pagar eventualmente, cuando quiere aprovecharse de una clase que explota.

Los mayas tenían pues una dieta balanceada que les permitió crear una civilización, y que perdieron por un cambio del clima: era semiárido con irrigación, y se volvió lluvioso. Lo que ellos llaman un chipy-chipy es la lluvia fina que azota la región todo el tiempo, y que vuelve incontrolable el problema de las malezas. Pero los hubiera arruinado mas fácilmente el “libre comercio” importando los frijoles sin seguridad social desde Nicaragua. para beneficio del importador

Es mas bien simple: la agricultura no se puede poner en el mercado porque tiene una oferta incontrolable. Una que necesita la vigilancia que solo el Estado le puede dar.

Si uno es un arrocero de Texas, uno tiene la gran “ventaja comparativa” de ser amigo de dos ex presidentes de los Estados Unidos,. Y uno tiene tierras planas para inundación que produce el doble, y el satélite para la administración; así como crédito bancario con bajo interés.. De modo que uno puede exportar mas barato a Costa Rica, que sigue el dictum del mercado libre, porque sus arroceros de secano solo producen la mitad de los de inundación; de Texas, y que nos lo dictan los americanos; y que además no tienen plata ni crédito bancario..ni dependen del satélite para administrar: no pueden pues “competir”, y en consecuencia padeceremos de hambre bajo el Consenso de Washington; cuando los vendajes médicos no se puedan cambiar por frijoles; lo que depende de la disponibilidad de frijoles que tenga el pueblo de Nicaragua, o de Argentina, Cunado el clima no les deje frijoles para exportar, no se conseguirán a ningún precio.

Nosotros no podemos mantener el estandar de vida sin tocar el funcionarizado que explota al pueblo mediante su alianza con el 1% del empresariado Pero en eso ha constituido nuestro desarrollo económico que se hizo todo en la época de la “sustitución de importaciones”. El problema vino cuando los Estados Unidos nos cambió el modelo de desarrollo por el de “exportaciones no tradicionales”. Además, cerró la boca de la bolsa de los préstamos fáciles.

El funcionarado mejoró su estandar de vida, ya que no lo podía mejorar la población, lo que pasa es que, mientras hace unos años, la situación era mejor en el resto de la población que trabajaba en la empresa privada, que la del funcionariado, ahora es mucho peor, pero si se le quitan sus pluses al funcionariado quedamos otra vez en las tablas.

Pero la automatización es imparable, y así es la pérdida de empleos que podrían aumentar la demanda para salir de la crisis, El establecimiento habla de reestrenarse, pero ¿re entrenarse para producir qué? si ya no nos aguanta el límite ambiental. La única alternativa viable es que el gobierno distribuya la “Renta Pública Garantizada”.

Según el profesor de la Universidad de Harvard don Peter Timmer, que el señor Aquino trajo al CATIE a dar una conferencia sobre el tema de seguridad alimentaria cuando el José María Figueres era Ministro de Agricultura, ninguno de los tigres de Asia, reconocidos por su incorporación al mercado, han puesto en el mercado a su agricultura alimentaria. Ellos habrían puesto en el merado todo lo demás, “para proporcionar las entradas que la gente necesita para poder pagan el precio que necesita la agricultura”, Y según dice, esto es porque la agricultura no se puede poner en el mercado.

Tiene la agricultura características que la hacen ineficiente en el mercado: especialmente la oferta tan variable, que no es como la oferta industrial, regulable por las condiciones en el galerón de la fábrica. La oferta agrícola depende mas del clima que de la ideología o del paradigma humano Aunque tal vez debemos citar también la psicología, pues los agricultores dejan de producir algo en que pierden, y entonces para restablecer la producción, se necesita alguien que vaya como Oduber o Johnny Appleseed repartiendo semillas.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.