Los acuerdos políticos y el ejercicio del poder

Notas al tema

Guillermo E. Zúñiga Chaves

Guillermo E. Zúñiga

Ninguna fracción legislativa tiene el número de diputados suficientes para impulsar, por sí sola, una iniciativa de ley. En los dos últimos comentarios he explicado cómo a raíz de la elección del Directorio legislativo se crearon dos bloques con posiciones bastantes definidas y distintas. El Bloque de Oposición tiene votos suficientes para sacar proyectos por mayoría simple; pero no los necesarios para una vía rápida, como pretenden. Al grupo Frente Amplio-PAC no le alcanza ni siquiera para la mayoría simple.

EN MATERIA HACENDARIA no se puede seguir posponiendo las decisiones. Como lo he planteado en ocasiones anteriores se debe trabajar sobre los ingresos, los gastos, el endeudamiento y sobre el financiamiento de esa deuda. Estas cuatro áreas se deben atender de manera inmediata o podrá venir un ajuste desordenado, que golpeará más a los que menos tienen.

Esto va más allá de la simple suma y resta de cifras. La forma en que se decida financiar al Estado, es decir quiénes y cuánto pagan, así como el uso que se dé a esas platas, es decir quiénes y cuánto reciben, pasa inevitablemente por acordar el reparto de esas cargas y beneficios. En el fondo estamos hablando del reparto del excedente económico socialmente producido. Esto incluye entonces una discusión sobre el modelo de desarrollo y sobre los ajustes necesarios, lo que transforma estos temas en un acuerdo más amplio, de naturaleza político y social.

Se trata de construir un nuevo acuerdo social, que defina las funciones que le daremos al Estado. Ese es el reto que tenemos al frente como sociedad. Reconocer esto es el primer paso para empezar a hablar. Se debe bajar el tono de la confrontación, se debe poner los énfasis en los temas más urgentes, pero en especial en las soluciones, que es donde se define cómo financiar el acuerdo que de ahí salga. Un Poder Ejecutivo más claro y con liderazgo facilitaría la conducción de estas negociaciones. Al no haber liderazgo, entonces, el lugar para llevar adelante esos acuerdos es la Asamblea Legislativa.

El mecanismo para la construcción de las leyes, a pesar de lo que muchos piensen, es un buen procedimiento. Los proyectos llevan un trámite que garantiza su publicación para el conocimiento de los ciudadanos. En la comisión legislativa que lo estudia se define cómo se va a llevar adelante; es decir, se le fijan las reglas del juego al proyecto. El proceso obliga a hacer una consulta amplia a los afectados, lo que permite incorporar por la vía de mociones, las visiones de los grupos. De ahí va al plenario, donde hay muchas formas de mejorarlo. El tema que rescato es que en ese ir y venir del proyecto hay espacio para los acuerdos socio-políticos.

Cuando un proyecto está bien liderado logra acuerdos y hasta se pueden alterar los plazos de las votaciones. Desde luego, si no se logran los acuerdos, hay espacio hasta para el filibusterismo. El acuerdo socio-político es la base del éxito en el trámite de una ley. Negociar es ceder; negociar es convencer; negociar exige tolerancia y liderazgo. Por eso hay que ser cuidadosos con lo que pase en otros ámbitos de la vida política nacional, que pueda afectar el trámite de un proyecto en la Asamblea. Me explico con un ejemplo.

EL USO DEL PODER. No me hace gracia lo que pasó con la Asociación Nacional de Alcaldías e Intendencias. Es claro que buscamos el poder para ejercerlo. Pero el “para eso tenemos la mayoría” ya no funciona en Costa Rica.

Me dirán que en el PLN tenemos la mayoría de las alcaldías y por eso podíamos controlar las agrupaciones de los alcaldes. Creo que es una visión equivocada. Las nuevas representaciones que surgieron en estas últimas elecciones de alcaldes deben reconocerse. Antes teníamos más alcaldes y se respetaba la diversidad política. Ganamos en el corto plazo; pero perdemos en capacidad de convocatoria hacia adelante, cosa que nos va a ser muy necesaria. Ojalá que estas actitudes no pongan cuesta arriba los acuerdos nacionales. Pero, cuidado, ya hubo reacción en la Asamblea por la forma en que se manejó este tema.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.