Liberación Nacional, Figueres y las alianzas

José Retana

José Retana

Se anuncia la posible participación del expresidente José María Figueres como precandidato del PLN, para el próximo proceso electoral.

Se ha señalado también, la aparición de una posible alianza con los precandidatos Johnny Araya y Fernando Berrocal.

Ante esa posibilidad nos limitaremos en este corto articulo a vislumbrar e, incluso, a plantearnos algunas hipótesis en relación con lo que podría ocurrir al interior del PLN.

Según Lipset y Rokkan, los partidos políticos actuales “son conglomerados de grupos que discrepan en amplias gamas de cuestiones, pero, sin embargo están unidos, por su mayor hostilidad hacía sus competidores”, si partimos de este acercamiento conceptual, podremos discernir cómo está constituido actualmente el PLN.

En primer lugar encontramos un pequeño grupo de militantes del PLN histórico, que siguen unidos, no políticamente sino afectivamente a ese partido, persisten en creer que don José Figueres, Daniel Oduber, Francisco Orlich y otros están sentados en el Balcón Verde. Estos ejercen una militancia mítica y dogmática, nadie los mueve, porque además fueron, en muchos casos, beneficiarios de puestos políticos y burocráticos, del estado de bienestar, que conservan hasta la fecha y lo único que esperan es la pensión del Estado. Este sector puede ser perjudicado por decisiones de los gobiernos, pero seguirán visualizando al PLN como al salvador de Costa Rica, guiados por sus intereses personales.

En segundo lugar, existe un grupo mucho más grande, que se puede combinar con el anterior, que responde a las redes clientelares creadas alrededor de la mayoría de los partidos históricos, son “duros”, no tanto por las creencias políticas, sino por el temor a perder privilegios, acumulados durante años y que pueden en algunos casos beneficiar a familias completas. Entre ellos es pertinente señalar a las familias que se benefician del Programa Avancemos.

En tercer lugar nos encontramos, con aquellos electores del PLN, que no son militantes de ese partido, pero que comparten posiciones programáticas e ideológicas de las corrientes liberales actuales, y que no pueden estar con un grupo como el Movimiento Libertario, por ser un grupo personalista y sin ninguna viabilidad política, desde el punto de vista electoral. Este grupo se encuentra muy cercano a las posiciones, sobre todo de un sector del PLN, liderado por los hermanos Arias y su grupo. La principal característica de este sector es tener una alta volatilidad electoral, con una gran desafección por los partidos políticos institucionalizados, votan por personas e ideas concretas, tal como el desmantelamiento del Estado, la privatización de instituciones asistenciales y la eliminación de los pocos residuos que quedan del estado de bienestar. Por esa razón, se pudo observar en campañas anteriores a líderes de ANFE, que portaban signos externos del PLN, cosa poco probable de observar en campañas, en que los candidatos del PLN, eran Luis Alberto Monge, José Figueres, Daniel Oduber, José Miguel Corrales o Rolando Araya.

En cuarto lugar, nos encontramos con un grupo amorfo, que es parte de los indecisos, que votarán a ganar o que serán seducidos y convencidos por las campañas mediáticas, que en algunos casos se dedican a propalar falacias y miedos, ese grupo es muy volátil y generalmente poco escolarizado.

En quinto lugar, se debe considerar a ciertos integrantes del PAC, que debido a su deterioro y confusión ideológica, generada originalmente por su líder histórico Ottón Solís y ahora por sus luchas y contradicciones internas, puede regresar al PLN. De igual manera algunos militantes y líderes de los nuevos movimientos sociales y de pequeñas agrupaciones políticas que podrán acercarse de nuevo al PLN.

Ante este panorama, ¿qué podría ocurrir al interior del PLN?

Podemos trazar la siguiente hipótesis, que el PLN, podría entrar en una seria crisis de definición de su propia identidad política, una alianza entre Figueres, Berrocal y Araya, produciría irremediablemente un PLN mucho más cercano a las posiciones de la social democracia y más lejano de la derecha, necesariamente se estaría moviendo hacía un centro izquierda, posición que hasta la pasada campaña ocupó el PAC, pero que fue abandonada por sus confusiones internas.

Por otro lado, estaría el grupo, hasta hoy mayoritario, del PLN, liderado indiscutiblemente por la fuerza de los hermanos Arias y que se ubicaría claramente hacia la derecha más liberal.

Ante esta situación tan diversa, las posiciones ideológicas y programáticas, claramente contrapuestas y excluyentes, harán muy difícil el logro de consensos, sobre todo en un ambiente electoral donde las alianzas y la negociación de cuotas, es lo clásico y permanente en la dinámica de los partidos políticos.

Si de nuevo citamos a Lipset y Rokkan, que señalan, “las instituciones y los sistemas de partidos, estarán sometidos a una tensión mucho mayor, si las principales líneas de división, se relacionan con lo moral y la naturaleza del destino humano, que si se refiere a cosas negociables y mundanas como los precios, negocios y derechos de deudores y acreedores”, pareciera que la próxima contienda interna del PLN, estará marcada por la discusión sobre la moral, la ética y sobre todo por el “destino humano” de Costa Rica, la pobreza, la polarización social, la seguridad ciudadana, la exclusión social, o como dice el Nobel de Economía Amartya Sen, los “incluidos del sistema, de manera desigual”.

Será entonces ¿que estamos como electores, a las puertas de definiciones políticas importantes, donde se aclaren sobre todo, dentro del partido mayoritario, el PLN, las verdaderas posiciones ideológicas y programáticas?

EVALÚE ESTE ANÁLISIS
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Revise también

Álvaro Campos

Promotores del descontento social

Álvaro Campos Solís campos.solis.alvaro@gmail.com Mientras el presidente Rodrigo Chaves se defiende de sus detractores y …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.