Portada / Opinión / Liberación Nacional a pasito lento…

Liberación Nacional a pasito lento…

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

Después de una garroteada como la que el pueblo le dio al Partido Liberación Nacional, en las últimas elecciones, lo lógico era pensar en reacciones inmediatas de los órganos de poder de la estructura partidaria.

No ha sido así. Dos meses después de las elecciones, el pasado viernes 6 de junio, por fin se deberían haber reunido, lo que llamaron una “encerrona” entre el Directorio Político y la Fracción Parlamentaria, con el propósito de hacer un balance de lo sucedido y fijar la fecha y hora de la convocatoria a la Asamblea Nacional y Plenaria del PLN, para que el máximo órgano partidario, a su vez, convocara a un Gran Congreso Nacional en el mes de octubre. Esa reunión no se realizó. Ese es el dato duro y real.

Las razones que uno escucha son muchas y variadas, pero en el fondo todos sabemos la verdad: pareciera que a ese nivel, en la “cúpula formal” del PLN, sea el Directorio Político o la Fracción Parlamentaria, nadie quiere soltar el pedacito de poder formal que tiene y, entonces, la estrategia dominante de unos y otros es la de ganar tiempo, aunque nadie sabe exactamente para qué, porque al final de cuentas el PLN, como partido político, atraviesa por la peor crisis política, de identidad y de liderazgo de su historia, desde su fundación aquél 12 de octubre hace 62 años. Ese es el hecho cierto y realista. En la actual cúpula formal del PLN parece que piensan distinto.

Entonces, en ese contexto, la Fracción Parlamentaria solo quiere refugiarse en su trascendental función, lo que está muy bien, olvidándose de sus obligaciones con la recuperación y renovación del PLN o pensando que por esa vía, la de un buen trabajo en la Asamblea Legislativa, ellos lograrán un cambio de opinión en los costarricenses. Por su parte, el Directorio Político, cuyos nombramientos terminan en febrero del 2015, opina que la solución pasa por integrar unas Comisiones de Trabajo, que sin duda harán bien lo que tienen que hacer, pero que solo reunirán a los de siempre y poco incidirán sobre la realidad política nacional, ni contribuirán a superar la opinión de los costarricenses sobre el PLN, expresada contundentemente en las urnas electorales. Por esa vía, se llegará es a hacer otro Programa de Gobierno, igual o mejor del que apenas venimos saliendo y que coordinó Gonzalo Ramírez y otros compañeros(as). Eso es bueno y entretiene.

Sin embargo, estoy convencido de que el problema de fondo no es de ideas ni de propuestas, que las hay y muy buenas, porque el sector pensante liberacionista es el mejor del país. El problema es de otra naturaleza. Después de participar en todos los últimos Programas de Gobierno e incluso coordinar el de la campaña de Oscar Arias, no creo que el problema del PLN esté ahí. Lo digo sinceramente y con el mayor de los respetos. Esas Comisiones de Trabajo son fundamentales para la vida de un partido político y de eso no hay la menor duda, pero el problema político y electoral del PLN no está ahí. Está en otra parte. Ese es mi punto de vista.

La social democracia costarricense, representada históricamente por el PLN, ha hecho todos los ejercicios de “aggiornamento” que han sido necesarios. En ideas y programas de gobierno el PLN está sobrado. El problema no es ese. El problema de fondo es que el pueblo, los votantes, dejaron de creerle al Partido Liberación Nacional y le retiraron su confianza en las urnas electorales, el 2 de febrero y el 6 de abril. Ese es el punto. ¿Por qué a algunos les costará tanto entenderlo? No se trató de una derrota más, como las anteriores. Se trató de un colapso de confianza y cansancio del pueblo frente al PLN, incluyendo a miles y miles de liberacionistas que prefirieron votar por el Presidente Luis Guillermo Solis y por el PAC, asumiendo que esa opción representaba mejor el imperativo del cambio que todo el país exigía y pedía a gritos. Otro tema es si esas expectativas serán satisfechas.

Por ello, creo que esta salida a pasito lento del Directorio Político, es significativa pero insuficiente. Por ello, me pronuncié contra la bronca pública entre el Directorio Político y la Fracción Parlamentaria, diciendo que tras cuernos los liberacionistas estábamos recibiendo palos. Por ello, no he dejado de solicitar y lo vuelvo a hacer, que se debe convocar a la Asamblea Nacional y Plenaria del PLN y que es a ese nivel superior estatutario, en que el Directorio Político debe presentar su agenda de trabajo y su plan de recuperación política del PLN. Ahí mismo, también, a ese nivel, la Fracción Parlamentaria debería hacer un recuento de sus proyectos de ley, de sus iniciativas de control político sobre el Poder Ejecutivo y, en especial, de cómo van a asumir la función de oposición constructiva que el pueblo decidió que le corresponde al PLN. Ahora dicen que, tal vez, para después del mundial de Brasil, se considerará el tema de la convocatorio. Increíble.

Mi tesis es que la Asamblea Nacional y Plenaria debe fijar la fecha para un Gran Congreso Nacional abierto y participativo a más no dar hacia el 12 de octubre del 2014 y, a la vez, calendarizar las fechas del proceso interno de renovación de las autoridades partidarias, a los efectos de que el PLN, al inicio del 2015, esté preparado para entrarle con tiempo y ganar las elecciones de diciembre de ese año y lograr apuntalar al mayor número de Alcaldes identificados con el Partido Liberación Nacional. La meta debe ser no menos de 50 alcaldes liberacionistas y para eso hay que trabajar muy duro, en los pueblos, recuperando la confianza y la fe de los costarricenses. Esas elecciones son cruciales para la vida y el futuro del PLN.

Pero vamos a pasito lento. Yo me he inscrito en la Comisión de Reforma de los Estatutos y ahí estaré mañana martes 10 de junio, a las 6 p.m. en el Balcón Verde. Conste, sin embargo, mi punto de vista y conste que mi visión de la realidad política nacional y de la realidad interna del PLN es otra. Pero bueno… a lo mejor estoy equivocado y exagero sobre la garroteada que sufrió el PLN y sobre el momento político y las expectativas actuales de nuestra sociedad. A lo mejor no ha pasado nada. A lo mejor este berreo es solo eso, un berreo carente de todo contenido en la realidad.

EVALUE ESTE ARTÍCULO
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna calificación todavía)
Cargando…

Ex Ministro de la Presidencia


Relacionado:

Comentarios Facebook

Revise también

Leonardo Boff

La historia fue escrita por la mano blanca

Leonardo Boff Una de las realidades más perversas de la historia humana ha sido el …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!