Las dos Costa Rica

Desde La Mina 2.0

Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro.salazar@gmail.com

Mauricio Castro

He recorrido el país de sur a norte y de norte a sur y del pacífico al caribe en una semana y lo he contado con alegría, ¿Y?—me dijeron varios amigos de afuera: es un país pequeño, ¿cuál es el mérito? ¿El mérito?—me pregunté. ¡Recorrer el país, lo que hace tiempo no hacía!

Volví a ver que hay al menos dos Costa Rica: la urbana y la rural. Y los problemas que ve la gente son bastante distintos. Por ejemplo: las elecciones municipales. En la zona rural es un tema de conversación. El alcalde o la alcaldesa son figuras importantes. En la zona urbana no lo son.

En la Costa Rica rural la muni es la muni, es la que repara los caminos, apoya en temas de agua, apoya a los salones comunales, a las iglesias, a las escuelas, recoge la basura, ve los temas de deportes, es si se quiere más importante que el Gobierno. El amigo alcalde o la amiga alcaldesa son más importantes que el Señor Presidente. En la Costa Rica urbana la muni juega otro rol, es donde uno va a pagar impuestos y es quien recoge la basura.

La campaña para las elecciones municipales en la zona rural se siente, hay símbolos externos en casas, en la zona urbana hay muchísimo menos, apenas se ven. En la zona rural los temas de importancia son los caminos y el empleo para jóvenes, el pensar que los jóvenes no migren, en criarles condiciones. En la urbana empleo para todo el mundo y seguridad.

Para mi sorpresa las motos en la zona rural no son demasiadas, y son de marcas “tradicionales”: Honda, Yamaha, Suzuki y unas pocas chinas. En la zona urbana hay miles de motos, miles de motos chinas.

Conforme uno se aleja de un centro urbano empieza la Costa Rica limpia, la Costa Rica verde, la Costa Rica amiga del ambiente y de la naturaleza. La Costa Rica preocupada por los ríos limpios y por los árboles. Acercarse a la zona urbana es todo lo contrario: basura, ríos sucios, humo de la combustión de motores.

La apuesta por el turismo en es impresionante: cabinas, hotelitos, lodges…Curiosamente los precios de los restaurantes y sodas son totalmente distintos entre lo urbano y lo rural. La gente de las cajas cobra al ojímetro: 2.500, 2.550, 2.600. En la zona urbana es a lo que diga la compu. La atención en la zona rural es de amigos y confianzuda, en la urbana es por lo general “porque te tengo que servir”, lo que no significa que necesariamente sea mala y descortés.

La proliferación de “iglesias” es impresionante. Las hay por todos lados. Hay salones por todos lados, en un camino de un par de kilómetros conté unas 5, ninguna católica. Y ni hablar de las pulperías y los mini súper, montones, no sé cómo sobreviven.

Cuando sumo todo lo que vi y pienso en la política nacional no tengo ninguna duda que los partidos religiosos llegaron para quedarse. Así que mientras se mantengan las dos Costa Ricas el crecimiento de los partidos religiosos crecerá.

¿Habrá forma de tener una sola Costa Rica?¿Queremos una sola Costa Rica?

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando...

Revise también

FANAL

FANAL: Análisis FODA

Elaboración: Lic. Rafael Barrientos Germé Comentarios: Arq. Oscar Rodríguez Mejías Datos Históricos La Fábrica Fábrica …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!