La viga en el otro ojo

Freddy Miranda Castro

Lula

Desde milenios hemos sabido que es más fácil mirar la viga en el ojo ajeno que en el propio.

El 11 de abril del 2013, nos lanzamos contra la presidenta de la República condenada por la opinión pública, porque los peajes y toda la historia de la ampliación de la ruta de San José a San Ramón, indicaban gato encerrado entre la administración y la empresa OAS. Cancelado el contrato y negociada la indemnización de 35 millones de dólares entre el gobierno y OAS representada por Augusto César Ferreira e Uzêda, nos enteramos que fue acusado en Brasil por supuesto sobreprecio y fraude en la licitación de una obra pública.

Ferreira conoció por primera vez a la Sra. Presidenta en una cena organizada por ella para el Expresidente Lula da Silva, que brindó una conferencia en el país bajo el auspicio de OAS. La cena se realizó el 30 de agosto del 2011 en Casa Presidencial. Pocos meses después Doña Laura y su gobierno otorgaron a OAS la concesión de la carretera San José – San Ramón.

Después de brindar su conferencia en Costa Rica la revista Brasileña Veja denunció que: Lula habría recibido un pago de $200 mil por brindar la conferencia y fungir como mediador para que autoridades de la empresa sostuvieran reuniones con altas autoridades costarricenses.

La técnica de pagar por conferencias a expresidentes es algo que se ha puesto de moda. Los Clinton una vez que dejaron el gobierno se dedicaron a brindar conferencias pagadas por empresas y esa es la explicación que ellos brindan de su fortuna de más de 100 millones de dólares. Lo mismo ha argumentado Lula cuando se le pregunta por el aumento de su patrimonio. Brindó conferencias después de dejar la presidencia de Brasil. A 200 mil dólares por conferencia que fue lo que le pagó OAS por la brindada en Costa Rica, es lógico que se acumule un considerable capital.

Está demostrado que OAS realizó jugosas donaciones para las campañas de relección de Lula en 2006 y la campaña de Dilma en 2010. Luego OAS recibió enormes contratos de obra pública por medio de PETROBRAS de la que Dilma era su Presidenta, cuando Lula era el Presidente de la República. No solo OAS también ODEBRECHT, que realizó sobornos en todo el continente por los que han caído en la cárcel una gran cantidad de encumbrados políticos de derecha, izquierda y centro. La corrupción política no es patrimonio exclusivo de ninguna ideología.

Lo que cualquiera se puede preguntar es: ¿Cómo fue posible qué se robarán de PETROBRAS casi 3000 millones de dólares cuando Lula era Presidente Nacional y Dilma la máxima jefa de esa empresa, sin que ellos se dieran cuenta?

Por lo de PETROBRAS han dado con sus huesos los más encumbrados capitalistas de Brasil y políticos de la derecha, del centro, de la izquierda y se está a la espera de que el actual Presidente Temer; termine su periodo para llevarlo a los tribunales, porque Parlamento de Brasil que es una cueva de ladrones, ha impedido que se le pueda juzgar estando en el cargo. Los fiscales y jueces brasileños han sido extraordinariamente democráticos y han acusado y condenado a políticos de todos los colores. No se les puede acusar de parcialidad todo lo contrario.

Pero como siempre nos gusta ver la viga en los del otro bando; un sector de la izquierda exculpa a Lula de cualquier duda y acusa de parcialidad a la justicia brasileña. ¿Por qué? Pues probablemente por consideran que los de izquierda no nos corrompemos, solo los otros, los de la derecha.

Evalúe este artículo: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.