La verdad sobre cuánto se pagará con el impuesto de transacciones financieras

La tasa se aplicará durante cuatro años y presenta una tasa baja: 0,3% en los dos primeros años y 0,2% en los siguientes dos años y permitirá reducir las cargas sociales, estimular el empleo y ayudará a disminuir la deuda pública. Steve Buissinne/Pixabay

San José, 18 sep 2020 (CPNews).- El Gobierno propone un impuesto temporal a las transacciones de pagos electrónicos y cheques que le permitirá generar nuevos ingresos para superar las serias consecuencias económicas y fiscales de la emergencia nacional provocada por el COVID-19.

Esta fue una de las medidas anunciadas en el Plan para superar el impacto fiscal de la pandemia, que es la propuesta para negociar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener un financiamiento de $1.750 millones.

Durante cuatro años, se cobrará a las transacciones bancarias y de valores. En los dos primeros años será una tasa del 0,3% sobre el monto de la transacción, y en los siguientes dos años, el cobro bajará a 0,2%. A continuación, algunos ejemplos:

Transacción Pago del 0,3% en los años 1 y 2 Pago del 0,2% en los años 3 y 4
₡1.000 ₡3 ₡2
₡10.000 ₡30 ₡20
₡25.000 ₡75 ₡50
₡50.000 ₡150 ₡100

Esta tasa temporal y progresiva pretende que quienes tienen más ingresos y riqueza y manejan y mueven más recursos, puedan contribuir más en este momento extraordinario. Por ejemplo, en una transacción de ₡1.000.000 se aportarían ₡3.000 o en una de ₡10 millones, ₡30.000.

Permite reducir cargas sociales

Durante los cuatro años de vigencia del impuesto, se plantea destinar un 1% del PIB, correspondiente al 0,1% del tributo, para bajar las cargas sociales. ¿Por qué? La propuesta del Gobierno incluye la reducción del costo de las cargas sociales para las empresas en al menos 5 puntos porcentuales durante cuatro años, con el fin de disminuir los costos de la planilla, estimular la generación de empleo y liberar recursos para la reactivación económica.

Esta medida no afectará las finanzas de la Caja Costarricense de Seguro Social, como se comprometió Carlos Alvarado, presidente de la República. Tampoco impactará otros programas sociales que se financien con las cargas sociales.

Es por esto que durante los dos primeros años, una tercera parte de lo recaudado por esta tasa temporal se usará en cargas sociales, mientras que en los siguientes dos años, será 50% de lo obtenido.

Los nuevos ingresos también se usarán para disminuir la deuda pública, la cual se estima que podría alcanzar el 83% del PIB en el 2024. Para el 2021 se destinarán ₡4,8 billones del presupuesto nacional para el pago de la deuda pública y, de ese monto, ₡2,1 billones corresponden a pagar intereses.

Tasa urgente

Será la primera vez que Costa Rica use este tipo de impuesto, que ya ha sido utilizado en América Latina desde los años 90, en especial en momentos de urgencia en que un país requiere incrementar sus ingresos.

Por ejemplo, en Ecuador es “Impuesto a la circulación de capitales” y tiene una tasa del 1%, mientras que en Colombia se denomina “Gravamen a las transacciones financieras”, es del 0,2% y se aplica desde 1999.


Revise también

Dinero opaco repartido por la derecha cristiana de EEUU en el mundo alcanza 280 millones de dólares

Por Claire Provost y Nandini Archer LONDRES, 27 oct 2020 (IPS) – Organizaciones cristianas ultraconservadoras …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.